Edición Impresa

Gustavo "el Toro" Corvalán, el “latin lover” rosarino

A un año y medio de haber ganado el concurso “La Voz Argentina”, Gustavo “el toro” Corvalán asegura que su vida cambió completamente.

Sábado 28 de Junio de 2014

Humildad y talento son las palabras que mejor lo definen. A un año y medio de haber ganado el concurso “La Voz Argentina”, Gustavo “el Toro” Corvalán asegura que su vida cambió completamente. Y no es para menos, el rosarino dejó atrás su labor de albañil para dedicarse por completo a su gran pasión: el canto. Hoy, ya tiene editado su primer disco solista, “Siempre adelante”, donde muestra su faceta de “latin lover” que hace delirar a sus fans. Antes de la presentación de su flamante material discográfico, que será hoy, a las 21.30, en Plataforma Lavardén (Mendoza y Sarmiento), Corvalán habló a solas con Escenario de su nueva vida.

    “Cuando canto soy la persona que quiero ser”, confiesa el cantante de tan sólo 25 años. Sin embargo, acostumbrarse a la fama no fue tan sencillo para él. “Mi vida cambió totalmente. No estaba acostumbrado para nada a ser tan reconocido. Me tuve que adaptar a que toda la gente me reconociera. Sentí el apoyo de la gente en todo el país. Haber ganado el concurso me hizo crecer artística y profesionalmente. De a poco me fui adaptando a ser famoso”, relata con su humildad característica. Y aunque asegura que el furor pasó, las fans siguen a sus pies adonde sea que vaya. “Antes cuando me veían se volvían locas y ahora me preguntan cómo me está yendo. O sea, la gente antes se me tiraba encima y ahora puedo charlar más. Al no aparecer tanto en tele, me preguntan si estoy trabajando, si el programa fue cierto, si me pagaron, si cumplí mis sueños”, cuenta. Y claro que los cumplió. Como premio, el rosarino recibió 50 mil pesos y un contrato con Universal Music que le permitió grabar su primer material “Siempre adelante”.
  
Bachata, cumbia y balada. Fiel a su estilo, Corvalán decidió que en su primer disco los ritmos latinos sean protagonistas. Por eso “Amame”, “El Que Te Come A Besos”, “Eres Tú” reflejan el espíritu bailable, mientras que “Te Quiero”, “¿Quién Si No Soy Yo?” o “¿Cómo Crees Que Me Puedo Acostumbrar?” muestran su faceta más romántica, dando como resultado un disco ecléctico y entretenido. “La elección de las canciones las hice dentro del género caribeño y romántico que fue lo que más pegó y lo que más me gusta para bailar también. Estoy muy contento porque el disco salió como quería. Tiene muchas canciones alegres. En los shows cuando cantamos las canciones, aunque alguno no las conozca, se enganchan porque son pegadizas”, resalta.

   En cuanto al show de esta noche, Corvalán adelantó que además de cantar va a bailar: “Vamos a hacer un show con toda mi banda. El ballet El Chúcaro se suma a esta propuesta para hacer un show súper completo donde yo voy a cantar y ellos van a interpretar lo que yo canto. Van a haber coreografías para que la gente se anime a bailar. También van a haber invitados rosarinos sorpresa. El show se llama “Vivo en Rosario”, es una propuesta diferente para toda la familia. Se van a vivir alegrías y emociones para que la gente se conecte con lo que hacemos y se olvide al menos por unas horas de las cosas que andan mal”.

   A un año y medio de haberse ganado el título de La Voz Argentina, Corvalán asegura que sigue viviendo en la misma casa que antes de comenzar el concurso, en el Fonavi de Casiano Casas y Baigorria. “Estamos terminando la casa en La Carolina que es muy cerquita de acá, si Dios quiere a fin de año nos vamos a vivir allá”, adelanta el ex albañil.

Con respecto a su paso por el concurso de canto más popular del mundo, el rosarino destacó que lo vivió con mucha alegría y felicidad. “Después de hablar con la producción me dijeron que el día final, ellos ya sabían que yo iba a ganar porque la gente me había votado tanto que no había forma de que otros finalistas me alcanzaran”, cuenta.

   Está el mito de que cuando alguien gana un reality show la fama que obtiene es inmediata y se esfuma rápidamente, pero Corvalán no coincide con esta línea de pensamiento. “Me está yendo muy bien porque después del concurso empecé a trabajar muchísimo y puedo vivir de esto que es lo que más me gusta. Obvio que todo cuesta, no es que estás arriba y te quedás ahí. Hay que mantenerse. Es una lucha constante, que a mí me encanta pelear. Cuando canto soy la persona que quiero ser”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario