Edición Impresa

"Guerra Mundial Z": Solo contra los muertos vivos

En "Guerra Mundial Z", una guerra mundial que enfrenta a los humanos contra muertos vivientes, Pitt, en el rol de un funcionario de Naciones Unidas, se enfrenta a un dilema: salvar al mundo o a...

Jueves 20 de Junio de 2013

En "Guerra Mundial Z", una guerra mundial que enfrenta a los humanos contra muertos vivientes, Pitt, en el rol de un funcionario de Naciones Unidas, se enfrenta a un dilema: salvar al mundo o a su familia. Con el filme que se estrena hoy en Rosario Pitt vuelve al cine de acción tras varios años protagonizando películas introspectivas como "El árbol de la vida" o dramáticas como "Bastardos sin gloria" y "El juego de la fortuna".

Ahora el actor se propuso que su apuesta, en la que también intervino como productor a través de su compañía Plan B que adquirió los derechos del libro en el 2006, sea un éxito para lo cual dio un verdadero raíd alrededor del planeta presentando el filme en las grandes capitales mundiales como Nueva York, Londres, Berlín y Sydney, además de estar presente hoy en la apertura del Festival de Cine de Moscú.

El trabajo es un esfuerzo de alto presupuesto que Pitt venía preparando desde hacía tiempo para entrar en el mundo de las franquicias. Es su intento por construir no sólo un filme emocionante como "Infierno en la torre" de 1974, que vio en repetidas ocasiones de niño mientras crecía en Misuri, sino por hacer un filme de acción que haga pensar al público, llena de interrogantes geopolíticas.

Pitt interpreta a Gerry Lane, un empleado de las Naciones Unidas que, contra toda previsión, se embarca en una gira contrarreloj por distintas ciudades para ayudar a detener una pandemia zombie que que se está llevando por delante a los ejércitos y gobiernos del mundo y amenaza con destruir a la humanidad entera. Su personaje es un héroe en tiempo real, sin superpoderes, armas y, como dice el actor, que "ni siquiera puede correr tan rápido", que sólo cuenta con su inteligencia para intentar controlar la situación.

La película iba a ser lanzada a finales del año pasado, pero sufrió reveses en medio de informes de que el presupuesto se incrementó más de 200 millones de dólares y algunas supuestas divergencias entre Pitt y el director Marc Forster sobre esta adaptación de la novela "World War Z: An Oral History of the Zombie War", la novela apocalíptica publicada en 2006 por Max Brooks, hijo del actor, compositor y cineasta Mel Brooks.

Galán. Pitt se mostró exultante durante el estreno en Nueva York, donde fue recibido por una marea de admiradoras que paralizaron Times Square e inundaron la zona con sus gritos, lo que fue un buen síntoma. Comprometido en la difusión esta millonaria producción el actor de 49 años se tomó su tiempo y conversó con reporteros en la alfombra roja, apropiadamente diseñada en forma de Z, e hizo pausas constantemente para firmar autógrafos y posar con sus abnegadas fans.

"Nos gustó la idea de tomar un género y usarlo, supongo, como una metáfora de las pandemias", afirmó el actor al explicar los paralelismo con una hipótesis de conflicto a escala planetaria relacionada con la propagación de alguna enfermedad como los diversos tipos de gripe y sus constante mutaciones que ponen en alerta a ciudadanos y al sistema de salud pública. "¿Qué pasaría si estalla una de estas pandemias? ¿Estaríamos listos? ¿Qué países estarían en mejor forma? ¿Qué países se verían más afectados?", se preguntó Pitt sobre el nudo del filme.

El actor y productor reconoció que el proceso ha sido "una experiencia educativa". Adaptar el libro -una serie de mensajes en primera persona desde distintas partes del mundo- requirió no sólo darle un hilo narrativo a la historia sino capturar la teoría de la novela de cuán egoístas serían las naciones ante una catástrofe mundial. Pero el principio de realizar un filme taquillero tal vez superó la ambición de los cineastas, que debieron cortar partes de la alegoría.

Aunque el intérprete apostó fuerte por esta superproducción que lanzada en plena temporada de verano (boreal) cuando debe competir con algunos tanques de Hollywood, el superastro confesó que se sintió intrigado por el subtexto político.

"Estas películas son mucho más difíciles de lo que imaginé", dijo Pitt en una entrevista reciente, y añadió: "Una película es buena sólo si habla de nuestros tiempos, si es personal de alguna manera, y si afecta la conciencia colectiva para irritar un poco. Creo que aquí lo hacemos", expresó. En ese punto mencionó que las reflexiones que puede disparar el trabajo se limitarían, en principio, al segmento del entretenimiento adulto ya que en cuanto a permitir que sus hijos la vean, Pitt dijo que la película no es apropiada para los más pequeños.

"Les permití a mis dos hijos mayores que la vieran, y les encantó. Con la supervisión de los padres", dijo Pitt en referencia a dos de sus seis hijos con Angelina Jolie: Maddox, de 11 años, y Pax, de 8.

Humor. Jolie fue reconocida por su trabajo humanitario y sirve como embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado para Refugiados de la Naciones Unidasl. Ahora su marido interpreta, justamente, a un funcionario de ese organismo. Pero ¿qué dice Jolie de ver a Pitt representando a las Naciones Unidas en el filme?. Pitt se ríe: "Ella simplemente quería que no los avergonzara".

Pitt, independientemente del desempeño que tendrá en la taquilla, tiene fe en su producto: "Sé que funciona", dijo el actor. "Sé que todos los involucrados estarán contentos. La pregunta es cuán contentos. Nosotros estamos orgullosos. Cuando uno se involucra con una película como ésta a esta escala, a este costo, la responsabilidad de llegar a ese monto de inmediato (en la taquilla) es mayor", dijo con sinceridad.

El director elegido para hacerse cargo del filme estuvo al frente de algunos tanques de la industria. Entre ellos el más notable fue "007 Quantum of Solace", de 2008. Pero su carrera fue cimentada por otros éxitos no tan rutilantes, pero que sí contaron con la aprobación del público como Monster's Ball (2001), con Billy Bob Thornton, Halle Berry y el fallecido Heath Ledger; "Descubriendo el nunca jamás" (2004), con Johnny Depp y Kate Winslet y "Más extraño que la ficción" (2006), con Will Ferrell y Dustin Hoffman, entre otras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS