Edición Impresa

Guardaba el auto en su cochera y lo asaltaron

Un ladrón se metió antes de que se cerrara el portón y luego entraron otros tres. Se llevaron dinero, el vehículo, una computadora, una cámara digital, una guitarra eléctrica y teléfonos celulares.

Lunes 28 de Enero de 2013

"¿Qué banda te gusta?", preguntó el ladrón. "Los Redondos", respondió el sorprendido dueño de casa mientras estaba siendo asaltado. "Yo escucho cumbia", replicó el maleante, apuntándole con un arma, mientras se apoderaba de la guitarra eléctrica de su interlocutor. Era sábado, pasada la medianoche, y minutos antes Fernando Coca había llegado a su domicilio del barrio Tiro Suizo en su flamante auto cuando cuatro hombres armados aprovecharon para meterse mientras guardaba el vehículo en el garaje de su casa. Además del instrumento musical, los delincuentes se llevaron 4 mil pesos, una computadora, una cámara digital y teléfonos celulares. Con ese botín se marcharon en el vehículo de la víctima, que al cierre de esta edición no había aparecido.

A las 12 de la noche del sábado, Coca arribó en un Volkswagen Gol Trend a su casa de Benito Juárez al 1300 (entre Corrientes y Entre Ríos) con su mujer y su hijo de dos años. El hombre introdujo el vehículo en el garaje y en ese momento sonó el teléfono fijo. Fernando acudió a atender el llamado y la esposa comenzó a cerrar el portón, pero no pudo terminar la tarea.

"Siempre queda medio abierto porque es levadizo. Entonces ella me pidió que terminara de cerrarlo. Con el portón entreabierto, apareció una persona que se tiró y se deslizó por abajo. Atiné a pegarle una patada en la cara, pero vi que tenía un arma. Salí corriendo para la pieza, el tipo me siguió y le tuve que dar los cuatro mil pesos que tenía en el ropero", explicó Coca.

Otros tres. Enseguida el dueño de casa se topó con otros tres maleantes armados que aparecieron en escena. Lo primero que hicieron los recién llegados fue controlar a la esposa y al nene en el living mientras Fernando en la habitación sufría el embate del delincuente que lo apuntaba con un arma de fuego.

"Dame todo lo que tengas", le ordenaba el ladrón. "Es lo único que tengo", respondía con temor el dueño de casa mientras el ladrón lo amenazaba: "No me mientas porque te vamos a matar".

Los asaltantes no se conformaron con el efectivo que habían recogido y entonces comenzaron a revolver la casa en búsqueda de objetos valiosos. Dieron vuelta todos los cajones de los placares de la habitación y toda la ropa terminó tirada en el suelo.

En la desenfrenada recorrida por la propiedad recogieron una computadora, una cámara digital de fotos, una guitarra eléctrica valuada en unos 10 mil pesos, teléfonos celulares y tarjetas de crédito.

Sin respuesta. Cuando había transcurrido media hora los delincuentes decidieron marcharse. "Al parecer se convencieron de que no tenía más dinero", comentó el dueño de casa. Entonces se subieron al auto de Fernando y se fueron.

Desde su lugar de encierro en la habitación, el hombre y su familia escucharon el sonido del motor del vehículo y sólo atinaron a preguntarles si se habían ido. Como no obtuvieron respuesta presumieron que se habían marchado y salieron a la calle.

Coca señaló que los ladrones se comunicaban a través de handies y que algunos vecinos alcanzaron a ver un auto gris que merodeaba cerca de la casa de Coca antes del atraco. "Una vecina llamó al 911, pero no respondía nadie", explicó. Un rato después llegaron dos policías del Comando Radioeléctrico.

Pasado el mediodía de ayer, Fernando no sólo estaba compungido porque los intrusos se llevaron el valioso instrumento con el que tocaba canciones de rock. También se lamentaba porque el flamante Volkswagen Gol Trend se lo habían entregado dos semanas atrás y todavía no lo había patentado. "Por suerte no nos golpearon", murmuró, como buscando un consuelo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS