Edición Impresa

Grietas en el FAU: Sanz advierte que hay provincias que se abren al PRO

Tras la chispa que encendió Carrió, el líder radical insiste con la conveniencia de agrandar el frente. Negativa socialista.

Viernes 15 de Agosto de 2014

Las diferencias dentro del Frente Amplio Unen (FAU) volvieron a aflorar ayer luego de que el titular de la UCR, Ernesto Sanz, pidiera contemplar que "al menos 10 gobernadores" radicales quieren "abrir las puertas de sus distritos" al PRO o al Frente Renovador, al tiempo que el socialista Hermes Binner volvió a descartar de plano una eventual alianza con la fuerza de Mauricio Macri.

A diferencia de Sanz, Binner juzgó que su par Elisa Carrió "se equivocó" al hacerle un desplante al otro socio del espacio Fernando Pino Solanas durante el acto del lunes, cuando la chaqueña abandonó el lugar por los dichos del cineasta contrarios a un acercamiento con el PRO.

Este cimbronazo también replicó en Libres del Sur (integrante del FAU) luego de que su titular, Humberto Tumini, apuntó en duros términos contra Carrió y afirmó que le "recuerda a Cristina Kirchner".

"En lugar de victimizarse debería reconocer que el individualismo y las actitudes intolerantes hacia el pensamiento de los demás no aportan a una construcción colectiva. Mucho menos descalificar la opinión de la mayoría, si es que decimos defender la democracia", lanzó Tumini.

Justificación.Antenoche, Carrió justificó su desplante a Solanas al comentar que se sintió "muy usada" por "alguien" que la fue "a buscar para ser senador" y luego le "pegó como un macho cruel".

En tanto, el cineasta aseguró ayer que un eventual acuerdo con el macrismo "seguirá siendo tema de debate" pero estimó que la cuestión "se va a superar porque la mayoría de las fuerzas que están en Unen (se refirió al FAU) ya se han expedido y lo van a ratificar".

Si bien aclaró que él no dice "que tiene que irse nadie", ratificó que "el espacio fija su línea, que tiene que ver con su carta fundante, y funciona de acuerdo a lo que va resolviendo".

Más allá de su aclaración, Pino fue duro en su réplica a las acusaciones que le lanzó Carrió. "Lo que dijo es un disparate", sentenció Solanas; agregó que "los votos no son de nadie" y cuestionó: "Creer que la conducción de los partidos tiene atados a los ciudadanos como a una vaquita en el fondo de la casa, es un disparate".

"Mi mayor molestia es cómo se recortó mi discurso. Es secundaria esa pelea (por el PRO) y sin embargo todos le dieron la mayor importancia", indicó, aunque vaticinó que el desacuerdo con Carrió "tiene vuelta atrás", dijo que la diputada "está muy mal, muy angustiada, parece que estuvo pidiendo que la ayuden y que hay que rezar por ella".

Ni un paso atrás.En sintonía, Binner juzgó que la diputada nacional Elisa Carrió (CC-ARI) "se equivocó" al hacer el desplante pero aseguró que ese gesto "ya es pasado", aunque volvió a descartar de plano una eventual alianza con la fuerza que lidera Macri.

"Nosotros pensamos diferente, no dejaríamos abandonados los hospitales o las escuelas como están hoy" en la ciudad de Buenos Aires, advirtió tras enfatizar que "no va" ningún hipotético entendimiento electoral con el partido de Macri, como lo auspicia Carrió.

El ex gobernador santafesino dijo que en realidad el FAU no le está cerrando la puerta al macrismo: "No se puede cerrar lo que nunca se abrió", argumentó, y admitió que en frente opositor "hay algunas dificultades" porque "es difícil construir una coalición" conformada por ocho fuerzas.

Justamente, el radical Sanz, también aspirante presidencial por el FAU, advirtió que "al menos 10 candidatos a gobernadores del radicalismo quieren abrir las puertas en sus distritos a alianzas lo más amplias posibles", incluido con partidos como el PRO o el Frente Renovador, y señaló que "eso hay que contemplarlo".

En declaraciones radiales, afirmó que el Fau "es un espacio de diversidad, y quien no entienda esto de arranque probablemente erre el vizcachazo a la interpretación", y agregó que a nivel interno "siempre va a haber debate, a veces más fuerte, a veces menos fuerte".

Condimento. Con relación a la posibilidad de acordar electoralmente con Macri, Sanz manifestó que son versiones que "tiene mucho condimento de la ciudad de Buenos Aires", aunque puntualizó que el diputado nacional Oscar Aguad, "en Córdoba, un hombre muy ligado a (Julio) Cobos, habla permanentemente de este tema de Macri".

Por su parte, Cobos insistió en la necesidad de que el FAU exprese "credibilidad y confianza" en su política de alianzas para darle "organicidad" e "institucionalidad" al espacio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario