Edición Impresa

Griesa ordenó a la Argentina y a los fondos buitre seguir las negociaciones

Se realizó una nueva audiencia por la deuda. El juez rechazó el pedido argentino para remover a Pollack. El Ministerio de Economía lo acusó de parcialidad y denunció una posible estafa.  

Sábado 02 de Agosto de 2014

El juez neoyorquino Thomas Griesa instó a la Argentina y a los fondos buitre a continuar con las negociaciones, y ratificó al abogado Daniel Pollack como mediador, luego de que los representantes del gobierno pidieran su remoción. El magistrado no dispuso ningún movimiento sobre los fondos que depositó el gobierno para pagar a los bonistas, con excepción de la autorización que dio "por única vez" a las agencias de clearing europeas para que giren los dólares correspondientes a títulos emitidos bajo esa legislación. Durante la audiencia que se realizó ayer en la sede de la corte distrital de Nueva York, se quejó de las declaraciones de funcionarios argentinos, en su contra. Igual, al caer la tarde, el Ministerio de Economía emitió un comunicado en el que lo acusó de parcialidad y adelantó que pedirá a la Comisión Nacional de Valores si el juicio no es la fachada de una millonaria estafa con los seguros de default.

En la audiencia pública, el abogado de Argentina, Jonathan Blackman, planteó que la República perdió la confianza en Pollack, luego del comunicado "desafortunado" que emitió el miércoles pasado, "sin consultar" con Argentina, y en el que advirtió que el país se encaminaba a un "inminente default".

A pesar de especulaciones previas, que daban por sentado la posibilidad de que el juez finalmente embargue el depósito hecho por Argentina para los bonistas reestructurados, que se encuentra congelado en el Bank of New York, Griesa evitó pronunciarse sobre el tema e insistió en la necesidad de que las partes retomen el diálogo.

"Continúen y trabajen lo que sea necesario", dijo a las partes en el primer tramo de la audiencia, luego de que el miércoles las partes no arribaran a un acuerdo en las negociaciones llevadas adelante con el mediador y Pollack. Ese día venció el plazo para que se efectiivice el depósito que realizó el 26 de junio pasado para el pago a los bonistas que entraron al canje de deuda.

Esos fondos, por decisión del juez Griesa, permanecen congelados en las cuentas del Banco de Nueva York.

Si bien al emitir la orden para el encuentro de ayer, el juez habló del "reciente default" de Argentina, en la audiencia evitó referirse en esos términos a la situación surgida tras su orden de congelar los 539 millones de dólares.

"Más allá de lo que pasó la noche del miércoles, de si fue default o no, lo importante es que las obligaciones permanecen y tienen que ser tratadas", sostuvo.

Además de llamar a las partes a seguir con las negociaciones, Griesa ratificó el rol del mediador, a quien calificó de ser "un abogado competente" e "imparcial".

"Calmemos los ánimos, en lo que se puede confiar es en hechos, propuestas y recomendaciones", agregó.

En la sala estuvieron presentes letrados de las instituciones financieras como el Bank of New York (Bony), que en este encuentro tampoco logró una respuesta por parte del juez respecto a la transferencia realizada por Argentina el 26 de junio. Lo mismo le ocurrió a la representante del JP Morgan, que pidió una aclaración sobre la orden que habilitó pagos a otros agentes y que no comprendió a esa entidad. Griesa le pidió a la aboga que se ponga en contacto con su oficina el próximo lunes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario