Edición Impresa

Grecia frena las expulsiones ante las masivas peticiones de asilo

La pausa en los traslados de inmigrantes a Turquía se conoce en momentos en que el Vaticano confirmó contactos para una visita del Papa.

Miércoles 06 de Abril de 2016

El gobierno griego decidió ayer detener las devoluciones de refugiados a Turquía que había iniciado el lunes en el marco de un acuerdo entre la Unión Europea (UE) y ese país, y anunció que este proceso recién se reanudará cuando, tras el aluvión de peticiones de asilo, logre redefinir los listados de inmigrantes a deportar. El Santo Sínodo de la Iglesia de Grecia anunció en tanto la posible visita del Papa Francisco a la isla de Lesbos para la fecha tentativa es el 15 de abril, según el sitio especializado griego dogma.gr.

Desde que el lunes comenzó el proceso de deportaciones, las demandas de asilo crecieron exponencialmente, según informó la prensa local, que asegura que sólo en el puerto de la isla de Lesbos, donde hay alrededor de 3.150 refugiados en el centro de recepción de Moria, se registraron 2.800 solicitudes. En la isla de Quíos, que antes de iniciadas las deportaciones no había peticiones de asilo, hubo 540 en un solo día.

El vocero de la coordinadora del gobierno para la gestión de los refugiados, Yorgos Kyritsis, confirmó que la llegada de demandas de asilo de "último minuto" plantea "un problema práctico" ya que gente incluida "en las listas de deportación" pidió asilo, "y antes de devolverlos hay que aclarar su situación". La semana pasada, las autoridades griegas elaboraron un listado con 490 inmigrantes a deportar, de los cuales 202 fueron devueltos el lunes, señaló Kyritsis.

Mientras esta situación con las demandas de asilo no se resuelva, se detendrán las deportaciones, insistió Kyritsis contradiciendo informaciones de la prensa local que aseguran que hoy se llevarán a cabo otras 200 devoluciones.

Primeros deportados. En cumplimiento del polémico acuerdo Ankara-Bruselas, el lunes zarparon 136 personas de Pakistán, Bangladesh y Marruecos desde Lesbos, mientras desde Quíos partió otro grupo de 66 personas. Estas primeras expulsiones constituyen la fase clave de la implementación del pacto firmado el pasado 18 de marzo entre la UE y Turquía. En virtud del acuerdo, todos los llegados ilegalmente a la UE a partir del 20 de marzo, salvo los que requieran protección internacional, serán retornados al país bicontinental, que ahora la UE considera un destino seguro para los refugiados.

En tanto, el Papa Francisco acudirá "unas horas" a la isla de Lesbos y visitará el centro donde están retenidos los inmigrantes en Moria, probablemente el 14 ó 15 de abril. El Papa argentino acudirá junto con el patriarca de Constantinopla y el arzobispo de Grecia, señala la información. Francisco quiere reunirse además con los refugiados.

El Vaticano por el momento no confirmó oficialmente la visita, pero tampoco la desmintió. El portavoz Federico Lombardi reconoció que se están llevando a cabo conversaciones al respecto, señalan medios locales. Lombardi no quiso desmentir los rumores, pero precisó que todavía no había una decisión en firme ni una fecha concreta.

En las últimas semanas, el Pontífice redobló sus gestos de cercanía con los migrantes, y durante el Vía Crucis del viernes Santo criticó que el mar Mediterráneo y el mar Egeo estén "convertidos en un insaciable cementerio, imagen de nuestra conciencia insensible y anestesiada". Un día antes, en una histórica ceremonia para conmemorar la "Ultima Cena del Señor", el Papa lavó en Castelnuovo di Porto los pies de 11 inmigrantes de diversos credos.

Según Grecia con esta visita Francisco y Bartolomé honran los esfuerzos y la eficacia que demostraron los ciudadanos y las organizaciones humanitarias en este país a la hora de gestionar la crisis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario