Edición Impresa

Grandinetti acusó a Fein de tener un "doble discurso"

El precandidato a intendente por el Frente Renovador, Alejandro Grandinetti, salió ayer al cruce de la intendenta Mónica Fein, a quien acusó de adoptar "un doble discurso" frente a la sociedad.

Lunes 30 de Marzo de 2015

El precandidato a intendente por el Frente Renovador, Alejandro Grandinetti, salió ayer al cruce de la intendenta Mónica Fein, a quien acusó de adoptar "un doble discurso" frente a la sociedad. "La intendenta debe elegir entre la obediencia al partido o escuchar el reclamo de los rosarinos", dijo el periodista sobre la candidata del socialismo que va por la reelección a la Intendencia rosarina.

"La intendenta asegura que «la Nación prioriza la seguridad de buenos aires sobre el interior» e inmediatamente habla de «la seriedad de ser intendente». Es la misma funcionaria que decide bailar un chamamé con el funcionario responsable del área de seguridad nacional o correr a sacarse fotos cuando viene otro funcionario para la promoción del ansiado tren a Buenos Aires. Lo que sorprende es que no le dedique ni una sola línea al gobierno provincial, que es el que tiene la responsabilidad constitucional de asegurar la paz de los rosarinos, ya que es la policía la que debe combatir el delito y su gobernador y ministro de Gobierno, sus primeros responsables", puntualizó Grandinetti.

El candidato del Frente Renovador subrayó: "Por eso decimos que cuatro años mas de Fein es tener una delegada de un poder que está en Santa Fe, o en otro lado, pero no en el Palacio de los Leones. La intendenta no puede denunciar el fracaso del gobierno provincial en seguridad por que prima la obediencia debida".

En ese contexto, Grandinetti apuntó: "Las soluciones que reclama la sociedad rosarina exigen un jefe de Gobierno que priorice los intereses de los vecinos ante cualquier estructura política, sea cual fuere el color partidario. Fue precisamente ese reclamo el que llevo al socialismo al poder hace 24 años. Y era justo. Eso es lo que queríamos y queremos los rosarinos. Ese era también el espíritu del reclamo de la autonomía que el propio socialismo pedía para nuestra ciudad".

"No comparto la decisión de Binner y el socialismo de haber bajado esa pretensión justa de autonomía por intereses coyunturales de la estructura política del socialismo. Bajaron la bandera de una ciudad autónoma por conveniencia política y para acumular poder. La política solo sirve para mejorar la vida de los ciudadanos, cuando se convierte en un aparato electoral para conseguir más poder, es hora de cambiar", reclamó el periodista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario