Edición Impresa

Gran Bretaña acusó a Argentina de ser "mucho más colonialista"

La insólita aseveración provino del primer ministro David Cameron, molesto por Malvinas. La respuesta fue un fuerte repudio del gobierno nacional y de la totalidad de la dirigencia política.

Jueves 19 de Enero de 2012

El primer ministro británico, David Cameron, denunció que la posición de la Argentina respecto de las islas Malvinas es "mucho más que colonialismo" y afirmó que la situación del archipiélago fue tratada con jefes militares en la última reunión del Consejo de Seguridad del Reino Unido. A las pocas horas, el gobierno nacional a través del ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró que los dichos del premier fueron "absolutamente ofensivos".

"Diría que lo que han dicho recientemente los argentinos es mucho más que colonialismo, ya que esta gente (los kelpers) quiere seguir siendo británica y los argentinos quieren que ellos hagan algo diferente", lanzó Cameron.

En la sesión de preguntas y respuestas ante parlamentarios de su país, según informaron agencias internacionales y diarios británicos, el primer ministro ratificó que el Reino Unido "protegerá a la población de las islas y permitirá que ellos (los habitantes) decidan su futuro".

Al puntualizar que el tema Malvinas fue abordado ayer en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, remarcó: "Estoy decidido a que nos aseguremos de que nuestras defensas y todo lo demás esté en orden".

Cameron formuló estos conceptos al ser consultado por un diputado conservador sobre si "deploraba" la decisión argentina de prohibir el ingreso de barcos con bandera de Malvinas a sus puertos, lo que fue imitado por los países del Mercosur en solidaridad.

"Creo que es muy importante que conmemoremos la guerra de las Malvinas en este año del 30 aniversario y recordemos a todos los que sirvieron y lucharon tan duramente y los que dieron sus vidas y no volvieron a casa", afirmó el premier según la agencia AFP.

"El punto absolutamente vital -reafirmó Cameron- es que tenemos claro que el futuro de las Falkland (Malvinas) es un asunto de la propia población, y mientras quieran seguir siendo parte del Reino Unido y ser británicos, deben poder hacerlo".

Las declaraciones de Cameron se producen después de que la Cancillería argentina sugiriera esta semana que la decisión del gobierno de las Malvinas de prohibir el desembarco en la isla de pasajeros de un crucero que tenían problemas de salud podría ser un nuevo "acto hostil" del Reino Unido.

Tanto el ministro de Interior, Florencio Randazzo, como el canciller Héctor Timerman salieron al cruce del funcionario londinense.

"Llama la atención que Gran Bretaña hable de colonialismo cuando es un país sinónimo de colonialismo" y que "acuse a un país como la Argentina, que es víctima de una situación colonial, como lo han expresado las Naciones Unidas al definir a Malvinas como una cuestión de soberanía y colonialismo", remarcó Timerman.

Respuestas. Desde El Salvador, donde participa de una gira por Centroamérica, el canciller señaló que "en lugar de convocar a su Consejo Nacional de Seguridad, Gran Bretaña debería llamar a (el secretario General de Naciones Unidas) Ban Ki-Moon y responder que acepta las múltiples resoluciones de ese organismo instando al diálogo por la cuestión de la soberanía de las islas Malvinas para alcanzar una solución pacífica", reclamó.

Por su parte, Randazzo consideró "absolutamente ofensivo" que el premier británico haya denunciado que la posición argentina en reclamo de la soberanía sobre Malvinas es "mucho más que colonialismo. Me parece absolutamente ofensivo, sobre todo tratándose del gobierno británico".

Randazzo instó a que el Reino Unido "acepte la resolución de Naciones Unidas y se siente a negociar" la soberanía del archipiélago, y aseguró que "la historia muestra claramente cuál fue su actitud (británica) frente al mundo".

En paralelo, los gobernadores de las provincias patagónicas de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego afirmaron que la "reacción" de Cameron "muestra la eficacia de la política exterior argentina".

Así lo manifestaron el neuquino Jorge Sapag, Alberto Weretilneck (Río Negro), el chubutense Martín Buzzi y el santacruceño Daniel Peralta, junto a Roberto Crocianelli, vicegobernador de Tierra del Fuego, provincia que tiene bajo su jurisdicción a las islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario