Edición Impresa

Graduaciones: para beber alcohol, sólo con pulsera

Con el fin de identificar a mayores de edad en las fiestas de graduación, la intendencia apeló a un singular sistema: les exige a los organizadores que coloquen pulseritas de colores obligatorias e intransferibles a los comensales con el fin de...

Martes 16 de Diciembre de 2014

Con el fin de identificar a mayores de edad en las fiestas de graduación, la intendencia apeló a un singular sistema: les exige a los organizadores que coloquen pulseritas de colores obligatorias e intransferibles a los comensales con el fin de evitar el expendio de alcohol a menores de edad.
  Más allá de los controles de alcoholemia callejeros y de los operativos de seguridad en la zona de boliches, en plena temporada de graduaciones el municipio puso el ojo en las fiestas de fin de curso.
  A los horarios de ingreso y salida de boliches y salones de fiestas, y los test en horario de after office, se le sumó una resolución para verificar que en las graduaciones no exista el consumo de alcohol en menores.
  La resolución firmada por el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, establece que se deberá notificar a los establecimientos habilitados bajo los rubros con actividad bailable que, en caso de realizarse fiestas de graduaciones, en sus instalaciones deberá identificarse mediante la colocación de una pulsera de papel, goma o similar, intransferible y colocadas por los organizadores, a aquellas personas mayores de edad a los cuales se les permite el consumo de alcohol en el local.
  Como la resolución ya se encuentra en vigencia, la Dirección de Inspección de Comercios,Industria y Servicios realizó relevamientos en los lugares donde se llevan adelante este tipo de festejos, y en líneas generales se encontró una gran aceptación por parte de los empresarios para acatar la medida.
  “Debemos cuidar a nuestros jóvenes. En las graduaciones, sobre todo en las del secundario, hay mucha interacción de menores y mayores, por lo que debemos ser contundentes a la hora de controlar. Este sistema nos permite identificar fácilmente quién es mayor de edad y quién no, y en caso de que una persona sin pulsera esté consumiendo alcohol, aplicar la sanción”, indicó Seghezzo.
  Justamente, previo al inicio del periodo de graduaciones, se notificó a los salones la existencia de esta norma, la cual continuará hasta los últimos días del corriente mes, cuando finalicen estos eventos. Cada salón de fiestas deberá hacerles colocar con carácter obligatorio la pulsera identificatoria a quienes asistan a la graduación y sean mayores.
  La inédita medida se suma a otro tipo de controles, especialmente los after office, que largan luego del horario de oficina y son motivo de despedida de año para muchos grupos laborales entrada la tarde-noche. La pretensión es que quienes beban en un bar, luego no conduzcan. Para el Ejecutivo las medidas ya son efectivas: existe una marcada reducción de la siniestralidad, y de los traumatizados por accidentes que ingresaron durante el año al Heca.
  En relación a las tareas para este fin de año, Seghezzo remarcó: “Son épocas de mucho festejo, donde tenemos que hacer hincapié en las actitudes responsables. Aquel que decide tomar debe ser consciente que no puede manejar”, puntualizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario