Edición Impresa

Gobierno y entidades analizan cómo paliar lo que dejó la sequía

En un escenario de menor tensión, tras las lluvias que comenzaron a desplazarse por toda la región central del país afectada por la sequía, el gobierno nacional presidirá hoy la comisión...

Jueves 12 de Enero de 2012

En un escenario de menor tensión, tras las lluvias que comenzaron a desplazarse por toda la región central del país afectada por la sequía, el gobierno nacional presidirá hoy la comisión de emergencia agropecuaria a la cual están convocados dirigentes de las entidades agropecuarias, funcionarios del Ministerio de Economía, la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), del Servicio Meteorológico y del Banco Nación. El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, aseguró que "el Estado nacional trabajará quirúrgicamente" frente a las consecuencias del fenómeno climático.

Desde el gobierno sigue firme la decisión de descartar cualquier inyección adicional de recursos por fuera de lo previsto en los fondos destinados a la emergencia agropecuaria, mientras que las entidades del campo insisten con medidas más radicales como la segmentación de las retenciones a las exportaciones o ayuda extraordinaria para pequeños y medianos productores.

En el medio, los gobiernos provinciales cuyas jurisdicciones están afectadas por la sequía, fundamentalmente Santa Fe, buscan sacarle al gobierno el compromiso de la declaración de emergencia o desastre agropecuario para los departamentos afectados -lo que daría oxígeno a la crítica situación de los productores- aunque prefieren no tensar la cuerda con la demanda de medidas más profundas.

Prudencia santafesina. En ese contexto, ayer el ministro de la Producción de Santa Fe, Carlos Fascendini, sostuvo que "habría que analizar otras variables" antes que una baja a las retenciones a las exportaciones para paliar las pérdidas de productores agrícolas por la sequía.

En la antesala del encuentro que definirá las líneas de acción a futuro, Fascendini sostuvo que "hay que ser prudentes" en esta materia, porque el sistema impositivo "está basado en las retenciones". Además, explicó que la emergencia "no se da en todas las zonas por igual", en sintonía con lo que viene expresando el gobierno nacional.

Para el ministro, "habría que analizar otras variables" o atender a los productores "con créditos a tasas bajas o directos".

Seguro agropecuario. Por otra parte, el diputado radical formoseño y ex dirigente de CRA, Ricardo Buryaile, planteó ayer que este año "el Congreso debería tratar una ley de seguro agropecuario, ya que la de emergencia agropecuaria es una norma del pasado que no sirve".

El legislador señaló que "el nuevo proyecto debería dar una herramienta a los productores para que frente a situaciones climáticas adversas el seguro propuesto garantice el sustento familiar del pequeño productor y el capital de trabajo para la próxima campaña".

Buryaile dijo que la ley de emergencia agropecuaria prevé un fondo de 500 millones de pesos como ayuda a los productores ante contingencias climáticas.

El encuentro, que comenzará a partir de las 11 en la sede del Ministerio de Agricultura de la Nación será presidido por el secretario de Relaciones Institucionales, Haroldo Lebed. Ayer habían conformado su participación dirigentes como Julio Currás (Federación Agraria), Rubén Ferrero e Ignacio Azcueta (Confederaciones Rurales), Alejandro Delfino y Luis Miguel Etchevehere (Sociedad Rural) y Carlos Garetto y Daniel Aseff (Coninagro)).

La comisión, una vez conformada por iniciativa del Ejecutivo, tendrá una continuidad de carácter permanente y deberá evaluar los mecanismos e iniciativas propuestas por los organismos gubernamentales, entidades bancarias y el sector del ruralismo.

Días atrás, los gobiernos de Santa Fe y Córdoba realizaron una convocatoria similar al convocar a las respectivas comisiones de emergencia provincial con el mismo objetivo.

El presidente del Inta, Carlos Casamiquela, aseguró ayer que "la lluvia trae alivio", y que muchos cultivos se recuperarán. De todos modos, señaló que en "algunos lugares en donde los cultivos estaban perdidos, por más que llueva, van a ser irrecuperables" y que en algunas zonas los productores usan los cultivos perdidos como alimento para el ganado. "Hay una especulación de algunos productores, que es interesante, que es aprovechar esta lluvia para intentar la siembra tardía de soja a cosechar en julio y junio", señaló.

El agua llegó, pero aún falta

Las lluvias registradas ayer las últimas horas en la zona núcleo de la Pampa Húmeda resultaron “mejor de lo que se esperaban” para atenuar la sequía “pero aún resultan insuficientes” para los requerimientos de humedad que presentaban los suelos y los cultivos, especialmente el maíz y la soja.
  Así lo indicó un informe elaborado ayer por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, el cual mencionó que “el área núcleo del país (conformado por el norte bonaerense, sur de Santa Fe y sureste cordobés), recibió entre 20 y 90 milímetros luego de la tormenta registrada ayer (por el martes)”.
  El estudio, un relevamiento pormenorizado de clima y cultivos elaborado por la entidad rosarina en áreas testigo, indicó que “sólo un 40% de la región se vio favorecida con lluvias mayores a los 40 milímetros”.
  El análisis expuesto por la GEA refirió que “no obstante las necesidades de los cultivos para que se frene el deterioro ocasionado por el estrés hídrico , se ubicaban entre los 100 y 150 milímetros”.
  Los especialistas consideraron que “con estos porcentajes estimamos que se lograría frenar la caída de la productividad unitaria de los cultivos” en la zona núcleo del área agrícola nacional.
  El estudio técnico de la bolsa rosarina estimó que “con el transcurrir de los días, se podrá tener un panorama más claro de cómo impactaba las lluvias ocurridas” sobre las distintas producciones en el área mencionada.

El mapa hídrico. Las localidades más beneficiadas con lluvias de entre 60 a 70 milímetros fueron las santafesinas ubicadas en una franja que va desde la localidad cordobesa de San Francisco hasta la santafesina de Cañada de Gómez.
  En la zona del sureste cordobés, en campos cercanos a La Carlota, Alejo Ledesma, Arias, General Viamonte y Laboulaye, y también a Rufino y Venado Tuerto (sureste de Santa Fe) se registró precipitaciones de hasta 50 milímetros.
  Por otra parte, datos del Servicio Meteorológico Nacional, en los departamentos santafesinos para los cuales se reclama la declaración de emergencia, la llegada de precipitaciones fue dispar. Así, mientras en Tostado (capital del departamento 9 de Julio), ayer llovieron 22 milímetros y se esperaba más caída de agua, en Ceres (departamento San Cristóbal) cayeron 72,3 milímetros. En cambio, en Vera apenas hubo chaparrones de 9 milímetros y a media tarde de ayer aún no había llovido ni en Reconquista (departamento General Obligado).
  En tanto, en el norte de la provincia de Buenos Aires, se constataron lluvias de hasta 30 milímetros en Colón, Pergamino, Guerrico, Ramallo y San Nicolás, situación que también se registró en el caso de las localidades santafesinas de Peyrano, Alcorta, Máximo Paz, Pavón, Uranga, Firmat y Chabás.Donde se registró la caída de lluvias menores a los 20 milímetros fue en el caso del área cercana a Las Varillas, en Córdoba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario