Edición Impresa

Gobierno y empresarios firmaron un nuevo acuerdo de precios para una canasta de 200 productos

La medida abarcará a todo el país. El régimen entrará en vigencia a partir del 1º de enero de 2014 con productos que incluirá serán de primeras y segundas marcas.

Sábado 21 de Diciembre de 2013

El gobierno nacional firmó un nuevo acuerdo de precios con supermercadistas y grandes proveedores de productos masivos y anunció que el primero de enero se lanzará una nueva canasta de casi 200 artículos en todo país a valores accesibles para todos los sectores de la sociedad.

Según detallaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio, Augusto Costa, la canasta contendrá productos de almacén, lácteos, carne y pollos, verduras y frutas, jugos, gaseosas, cervezas, higiene, perfumería y limpieza. En todos los casos, serán de primeras y segundas marcas.

"No es congelamiento con control de precios. Es un acuerdo voluntario de precios entre el gobierno nacional y los principales participantes del sector", aclaró Kicillof.

"Va a regir en todo el territorio nacional, por eso es federal, aunque por costos de logística puede haber diferencias en el valor de una región a otra", afirmó Costa.

Los funcionarios aclararon que los precios de la canasta tendrán una actualización trimestral y que algunos productos que aumentaron en los últimos días sin justificación se retrotraerán. La lista definitiva será difundida por el gobierno en los medios y publicada en los locales el 1º de enero.

Asimismo, adelantaron que otros sectores de la cadena de producción y comercialización de esos artículos serán incorporados al plan en el corto plazo, como los productores y los consumidores. También se buscará un acuerdo con los supermercados chinos, que se quejaron por no tenerlos en cuenta en la primera etapa.

"Para el gobierno es fundamental garantizar que se respete el precio, la calidad y la provisión de los bienes", puntualizó Capitanich, y destacó que "lo que se pretende es que el productor tenga precios compensatorios y el consumidor bienes y servicios de buena calidad a precios accesibles, para garantizar la preservación y la recuperación gradual y creciente de su poder adquisitivo".

Capitanich aseguró que la meta es proveer "bienes y servicios de buena calidad a precios accesibles" y destacó que se llegó al tercer pacto —el primero tras la salida de Guillermo Moreno— gracias a un "sistema abierto y fructífero de diálogo". Reveló que el "acuerdo de carácter macro luego será circunscripto en acuerdos específicos para garantizar la viabilidad y la concreción" de las políticas.

En este marco, el gobierno nacional advirtió que realizará un "monitoreo permanente" y que en caso de hallar incumplimientos utilizará todas las herramientas que el Estado posee para sancionar o castigar las infracciones, aunque no especificaron qué tipos multas corresponden.

El funcionario agregó que trabajarán "mucho en el control fiscal y popular del acuerdo". Y agregó que el aspecto fiscal, a través de los nuevos controladores de la Afip, "permitirán comprobar el cumplimiento en tiempo real". Y también "el control popular por parte de los vecinos, las asociaciones de consumidores y otras entidades y programas como el «Mirar para cuidar». Tenemos que construir una alianza entre productores y consumidores", resaltó.

El acuerdo fue firmado por los empresarios Alfredo Coto de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Guillermo Saraceno de la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (Capa), Alberto Guida de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayorista (Cadam), Daniel Funes de Rioja de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y Marcelo Armini de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS