Edición Impresa

Ghirardi aseguró que "Rosario pierde si no se corre el Súper TC 2000"

La falta de un marco normativo que permita el normal funcionamiento del autódromo municipal Juan Manuel Fangio podría hacer naufragar el desembarco de la competencia en la ciudad.

Sábado 28 de Marzo de 2015

La falta de un marco normativo que permita el normal funcionamiento del autódromo municipal Juan Manuel Fangio podría hacer naufragar el desembarco del Súper TC 2000 en la ciudad. La norma debe ser sancionada por el Concejo, pero en tiempos electorales la actividad en el Palacio Vasallo es prácticamente nula y la competencia de una de las categorías más convocantes del automovilismo nacional está prevista para el próximo 26 de abril. "Si no se hace la carrera, Rosario tiene mucho para perder", sentenció el candidato a concejal por el oficialismo, Horacio Ghirardi.

La ordenanza que debe aprobar el Concejo Municipal es clave para que pueda habilitarse el calendario anual de actividades del Autódromo Municipal. Pero en el legislativo local esta semana no hubo sesión y pasará lo mismo la próxima, y luego se entrará en tiempo de descuento para las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso), por lo que los concejales que son candidatos estarán metidos de lleno en la campaña y es probable que naufraguen las dos sesiones previas al domingo 26, fecha estipulada para la competencia.

"Sería de suma importancia que el Concejo trate el proyecto de ordenanza que envió la Intendencia para regular la actividad del Autódromo de Rosario, porque sin esa normativa la ciudad tiene mucho para perder", estimó Ghirardi.

En tal sentido, remarcó que la categoría "tiene una gran convocatoria en cada uno de los lugares del país que visita". Y estimó que si esa carrera no se hace, Rosario "va a retroceder en su posicionamiento turístico a nivel nacional, por la cantidad de gente que puede llegar a visitarla durante ese fin de semana y los días previos".

"Rosario podría estar cediendo una ocupación hotelera del ciento por ciento entre el miércoles previo a la carrera y el domingo o lunes. Además, la afluencia a bares, restaurantes y los locales de movida nocturna de la ciudad durante esos días", destacó Ghirardi.

A la vez, recordó que el Súper TC 2000 también convoca a "fierreros", que viven distantes a unos 200 kilómetros a la redonda de Rosario, que son quienes vienen el sábado y domingo y que también "se mueven, consumen y disfrutan de la ciudad". También mencionó el resto del calendario automovilístico zonal, que también convoca a mucha gente de Rosario y la región.

Lo que falta. Sobre las obras que restan concretarse en el autódromo y que reclaman algunos concejales, Ghirardi recordó que se trata del emplazamiento de un destacamento policial y un trabajo de refuerzo de la insonorización en la recta principal.

"Me informaron que el destacamento estará finalizado para mediados de abril o para la semana de la carrera, y sobre los trabajos de refuerzo en la recta principal, esa obra se está realizando y no afecta a la pista o a la circulación de los vehículos, sino que brinda la posibilidad de que se escuchen menos los ruidos que provocan los autos", aseguró. Es más, remarcó que esas obras "no condicionan la realización de la carrera por motivos técnicos o de seguridad".

Así las cosas, la definición y la llegada a la ciudad de una de las categorías más convocantes del automovilismo nacional está en manos del Concejo, que en tiempos electorales tiene un ritmo de trabajo bastante aletargado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario