Edición Impresa

Gerdau invertirá $1.520 millones para construir una acería en Pérez

Producción. La nueva planta permitirá sustituir importaciones por $1.200 millones. Se trata del postergado plan anunciado en 2008.  

Miércoles 26 de Febrero de 2014

La siderúrgica Sipar Aceros, del grupo Gerdau, anunció ayer que realizará una inversión de 1.520 millones de pesos para construir una acería en la localidad de Pérez — ciudad vecina a Rosario— que le permitirá a la compañía sustituir importaciones de su materia prima por unos 1.200 millones de pesos.

En rigor, el desembolso había sido anunciado por la compañía el 12 de septiembre del año 2008 a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, momento en el cual había planteado un plan progresivo que arrancaba en 2011 y finalizaba en 2016.

La confirmación de la inversión fue realizada ayer por los ejecutivos de la compañía de capitales brasileños al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y al ministro de Economía, Axel Kicillof, con quienes se reunieron en Casa de Gobierno.

La nueva acería "tendrá una capacidad instalada anual de 650 mil toneladas de acero y tiene previsto el inicio de actividades para 2016", precisó Capitanich y valoró al sector siderúrgico como "estratégico para seguir impulsando la industrialización acelerada, por eso queremos más acero argentino", dijo.

El anuncio formal fue realizado por el vicepresidente ejecutivo Gerdau América latina, Ricardo Giuzeppe Mascheroni; el director ejecutivo Gerdau América latina Sur, Luis Daniel Pecora Nova, y el director ejecutivo Gerdau Argentina, Fernando Lombardo.

Empleo y producción. Según precisaron los ejecutivos, generará alrededor de un centenar de puestos de trabajo directos, quinientos indirectos y logrará sustituir importaciones de acero por un monto anual aproximado de 1.200 millones de pesos.

La inversión de Gerdau será financiada por el Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario y aportes de capital propio de la compañía, y permitirá a la empresa producir acero argentino y reemplazar esa materia prima que actualmente importa y además, saldrá a competir fuerte con Siderar (ex Somisa) ubicada en San Nicolás y con Acindar.

Por otra parte, los directivos de Gerdau precisaron que del total de su inversión, la empresa destinará 120 millones de pesos para garantizar la sustentabilidad ambiental del proyecto.

En la actualidad, Gerdau tiene una planta de laminación en Pérez con capacidad instalada de 260 mil toneladas por año, cuyos productos son utilizados en la industria metalmecánica (maquinarias y sector automotriz) y la construcción en obras de infraestructura y viviendas.

Localización. La nueva planta industrial cubrirá una superficie de 34.000 metros cuadrados edificada en un terreno de 145 hectáreas que Gerdau adquirió en las afueras de la ciudad de Pérez, a 20 kilómetros de Rosario.

El plan de expansión de Gerdau, el grupo brasileño que se radicó en el país en 1998 cuando se asoció con Sipar —la compañía de la familia Censabella, a la que adquirió finalmente en 2005— había comenzado en 2008 cuando el presidente y CEO Andre Bier Gerdau Hohannpeter y otros directivos de la firma le anunciaron a la presidenta Cristina Fernández la intención de invertir 524 millones de pesos para realizar una nueva acería en Pérez.

El proyecto inicial contemplaba una primera etapa con ese desembolso que se preveía arrancaría en 2011, y una segunda etapa de la inversión prevista para 2016.

Sin embargo, los planes de la compañía se dilataron y ahora volvieron a ratificar su intención de realizar el desembolso para tener dentro de dos años operativa la nueva acería.

El grupo brasileño. El grupo Gerdau ocupa la posición de 14º mayor productor de acero y es el líder del segmento de aceros largos en América.

Posee 272 unidades industriales y comerciales, además de cinco joint ventures y dos empresas coligadas, que hace con que esté presente en Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Uruguay, México, República Dominicana, Venezuela, Estados Unidos, Canadá, España e India.

Posee capacidad instalada de 22,6 millones de toneladas por año y fornece acero para los sectores de la construcción civil, industria y agropecuaria. Las acciones de sus empresas cotizan en las bolsas de valores de San Pablo, Nueva York, Toronto y Madrid.

Un mercado con desbalances

La producción de acero crudo en la Argentina en enero de 2014 fue de 397.100 toneladas, 8,4% inferior al mes de diciembre de 2013 pero 24,1% por encima del mismo mes del año anterior cuando se produjeron 320 mil toneladas, según datos de la Cámara Argentina del Acero.

Si bien la producción del mes de enero es estacionalmente baja comparada con la del resto del año debido a las paradas programadas habituales de mantenimiento, es la más alta de los últimos seis años para el primer mes del año.

La Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) lanzó en enero su nuevo estudio en la región y concluyó que las “importaciones masivas debilitan la actividad manufacturera de la cadena de valor del acero en América latina”.

Amenazas. Por otra partre, este sector industrial se concentra en pocos países latinoamericanos entre los que se encuentra la Argentina, y considera que “toda la región se encuentra amenazada por las importaciones, llegadas principalmente desde China, muchas de ellas bajo prácticas desleales y subvencionadas”, indicó el relevamiento de Alacero.

En la primera década del siglo XXI, China pasó de explicar el 2% de las importaciones de este tipo de productos a representar el 20% del total recibido en la región.

De hecho, entre 2000 y 2010 las importaciones se multiplicaron por 2,3 mientras las exportaciones fueron menos dinámicas, con un multiplicador de 1,9. En tanto, el estudio precisó que el déficit comercial de 2010 fue el mayor de la década. Además, en el mismo período, las importaciones latinoamericanas de productos manufacturados con acero crecieron a un promedio anual de 7%, alcanzando en 2010 un volumen de contenido de acero de 18,3 millones de toneladas: 49% más que el volumen registrado en 2009.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS