Edición Impresa

General Motors suspende el envío de autos de Brasil hacia la Argentina

Por la restricción cambiaria, priorizará el envío de piezas a la planta de Alvear, que sí seguirá exportando al país vecino.

Viernes 12 de Septiembre de 2014

General Motors suspenderá la importación de autos fabricados en Brasil, debido a las dificultades para conseguir los dólares para pagarlos. El presidente de la compañía para América del Sur, Jaime Ardila, dijo que la medida es temporal y fue decidida para dar prioridad al abastecimiento de piezas para la fabricación de los vehículos que se producen en la planta de Alvear.

La suspensión afectará a tres modelos importados desde el país vecino, la pick up S10, el Onix y el Prisma. No impactará en las exportaciones del Corsa desde Argentina al país vecino.

En una entrevista publicada por el diario brasileño especializado en finanzas "Valor", Ardila estimó que los problemas de acceso a las divisas se resolverían cuando el país solucione el conflicto de la deuda externa con los fondos buitre.

Las terminales automotrices argentinas advirtieron que el Banco Central restringió la venta de dólares para pagar sus importaciones, tanto de vehículos como de piezas. Aseguraron que deben 2.700 millones de dólares a sus casas matrices. "Hace un mes que la industria automotriz no consigue obtener moneda americana en el Banco Central de la Argentina", dijo el directivo de GM.

Los dichos de Ardila se conocieron en una semana de tensión entre el gobierno y las automotrices argentinas. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner denunció a las terminales de boicotear el programa Procreauto. El jueves, durante una reunión con los ministros de Economía e Industria, la situación se descomprimió.

Desde hoy, los funcionarios se reunirán por separado con cada una de las empresas para analizar los términos en los que se desarrollará la segunda parte del plan del financiamiento, que termina el 24 de spetiembre. Versiones del mercado indican que la nueva etapa vendría con aumentos de precios.

Es probable que el lunes sea el turno de General Motors, empresa que tiene en carpeta proyectos de inversión por 750 millones de dólares en Alvear. Es probable que la agenda mano a mano vaya más allá del Procreauto. Plan que la titular de General Motors, Isela Constantini, elogió el jueves en Tecnópolis.

La producción automotriz y las ventas de autos en Argentina cayeron fuerte respecto del año pasado, que fue récord. El declive fue tanto por el mercado interno, como por Brasil, hacia donde se destina el grueso de las exportaciones locales. El mercado vecino también está frenado.

Ardila dijo a "Valor" que que se espera una reducción de 10 por ciento y 30 por ciento de las ventas de vehículos en Brasil y la Argentina, respectivamente, en todo 2014.

El Ministerio de Desarrollo de Brasil informó que las importaciones argentinas cayeron en agosto 36 por ciento. Las exportaciones argentinas hacia Brasil bajaron 16 por ciento.

El diario paulista reprodujo además declaraciones del presidente del grupo Fiat/Chrysler en América latina, Cledorvino Belini, quien dijo que la tendencia es disminuir los volúmenes de exportación hacia la Argentina y continuar con la importación de autos fabricados en la Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario