Edición Impresa

General Motors invertirá u$s 270 millones en una fábrica de motores

La automotriz ampliará las instalaciones de su complejo de Alvear a partir del último trimestre de 2014. Será la primera en Sudamérica y se enmarca en el Proyecto Fénix que desarrolla la empresa para la fabricación de un auto global.  

Martes 08 de Julio de 2014

La automotriz General Motors anunció ayer una inversión de 270 millones de dólares para instalar en el país una fábrica de motores de aluminio de última generación, en el Complejo Industrial Rosario —ubicado en la localidad de Alvear— que comenzará a construirse a partir del último trimestre de este año para iniciar la producción en 2017.

Así se lo confirmó ayer el presidente mundial de GM, Dan Ammann, quien junto al presidente de GM Sudamérica, Jaime Ardila, se reunieron con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y la ministra de Industria, Débora Giorgi en Casa de Gobierno.

La planta será la primera de fabricación de impulsores de aluminio de última generación de GM en Sudamérica — la empresa tiene otra instalada en México— y será levantada en el marco del "Proyecto Fénix" que la automotriz lleva adelante en la Argentina y para el cual se están invirtiendo 450 millones de dólares y otros 20 millones de dólares adicionales para modernizar el equipamiento de la planta y mantenerla como una plataforma modelo. De ese modo, la inversión total suma unos 740 millones de dólares hasta 2016.

El anuncio se mantuvo en un cerrado hermetismo al punto tal que el gobierno fue el encargado de difundir en primer lugar la información y luego los directivos de la automotriz, a través de un comunicado, aportaron detalles sobre el desembolso.

"La ampliación de nuestra inversión en Argentina es importante para el éxito de nuestro negocio aquí", señaló Ammann para explicar la decisión global. "El mercado argentino es un mercado importante para nosotros y la nueva planta de motores que construiremos en Rosario es otro ejemplo de nuestro compromiso para el futuro crecimiento en la región", agregó el ejecutivo de la automotriz.

El Sindicato de Mécanicos (Smata) delegación Rosario, celebró ayer el anuncio y consideró que de esta forma se "garantiza la estabilidad laboral de los trabajadores de la planta de Alvear", según precisó el secretario adjunto del gremio, Antonio Milici (ver aparte).

La fábrica se construirá a partir del último trimestre del año en el complejo automotriz de Alvear y se prevé el comienzo de la producción a principios de 2017, tras lo cual se iniciarán las exportaciones, según detallaron desde la Jefatura de Gabinete.

El proyecto. La planta destinada a los motores tendrá una capacidad de producción de 140 mil motores al año y será base para una plataforma global industrial. Se producirán unos 90 mil motores al año y exportarán 10 mil, principalmente a la Unión Europea, por un valor aproximado de 23,5 millones de dólares anuales.

Los motores contarán con un incremento progresivo de la integración nacional, partiendo de un piso del 32 por ciento, pieza sobre pieza, cifra que podría incrementarse hasta el 50 por ciento a través del desarrollo de proveedores locales para block, tapas de cilindro y otros componentes de aluminio.

El proyecto generará el desarrollo de proveedores industriales nacionales de alta tecnología, señaló el comunicado oficial.

El nuevo motor, de última generación y alta tecnología, es más liviano y tiene menor consumo de combustible por estar construido en un 100 por ciento de aluminio.

Cuenta con turbo e inyección directa, y por ser un motor de baja rotación no necesita subir las revoluciones para que entregue toda su potencia. Esta preparado para atender Euro 6 y emisión de CO2 de niveles europeos.

En la visita que realizaron Ammann y Ardila a la Casa Rosada, estuvieron acompañados por Chuck Stevens, vicepresidente ejecutivo y CFO de GM Company; Carlos Zarlenga, director ejecutivo de finanzas de América del Sur; Isela Costantini, presidente de GM Argentina y Nicolás Abbate, director de asuntos públicos y comunicaciones de la filial argentina.

Estrategia."La construcción de la planta de motores dentro de nuestro complejo automotor en Alvear, sumado a la expansión de las instalaciones para el Proyecto Fénix, es un reconocimiento al gran trabajo que día a día realiza nuestra gente y contribuirá a que nuestra empresa pueda seguir mejorando su balanza comercial al contar con un nuevo producto que será de exportación a mercados europeos", precisó Isela Costantini.

El "Proyecto Fénix" que General Motors ya inició en la Argentina, prevé el desarrollo de un nuevo modelo global. La producción de los nuevos automóviles comenzará en 2015, y se fabricarán 80 mil al año, de los cuales se exportará el 80 por ciento por un valor de 1.200 millones de dólares anuales.

Respaldo.El diputado nacional santafesino, Omar Perotti consideró que el anuncio de inversión que realizó ayer la automotriz con planta en Alvear "es una buena noticia para Santa Fe y el país".

Por otra parte, el lesgislador destacó que "el avance y crecimiento de General Motors es destacado tanto por el volumen de la inversión planificada como por la creación de nuevas fuentes de trabajo para la región".

"A su vez, se trata de una gran satisfacción para quienes nos tocó participar del proceso de radicación de General Motors en Santa Fe cuando fuimos parte del Ministerio de la Producción", completó Perotti, quien estaba a cargo de la cartera cuando se produjo la radicación en la provincia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS