Edición Impresa

General Lagos estalló por la muerte de una joven en un choque

Anteanoche la furia invadió el pueblo. Unas 300 personas atacaron la comisaría, la casa del jefe comunal y la del conductor del auto. Tras la revuelta del domingo anoche familiares de la víctima y los vecinos marcharon pacíficamente para pedir justicia.  

Martes 12 de Febrero de 2013

Hartazgo. Esta palabra bien puede definir el sentimiento de un pequeño pueblo y hasta comprender las muestras de violencia que reveló el domingo por la noche, más no justificarla. La muerte de una chica de 23 años de General Lagos, atropellada por un hombre de 35 años muy conocido y cuestionado precisamente por imprudencias al volante destapó reacciones tal vez inesperadas, impotencia y dolor. Hubo dos manifestaciones invocando justicia: la primera, anteanoche, con visos de vandalismo y la segunda, anoche, totalmente pacífica y acaso con las ideas más claras en un caso que tiene varias aristas.

Belén (23) trabajaba en una estación de servicios de Pueblo Esther, en la intersección de las rutas A-012 y 21. El sábado por la noche salió de trabajar y a bordo de su moto Honda 110 cilindrada volvía a su casa en General Lagos por esta última arteria, cuando a la altura del kilómetro 11,5, en las inmediaciones del cotolengo Don Orione, fue embestida de frente por una Fiat Fiorino que cruzó de carril para sobrepasar un camión. Pese a que llevaba casco, la chica murió al instante y su cuerpo quedó al costado del camino, en un alcantarilla.

Baltazar N. (35), el conductor del utilitario también domiciliado en General Lagos, habría intentado huir del lugar, pero el chofer del camión que también intervino en el accidente no se lo habría permitido hasta tanto llegara la policía. Debido a que sufrió lesiones, en primer lugar fue asistido en el hospital Nº 50 de Arroyo Seco, y luego trasladado a la subcomisaría 13ª de General Lagos, donde prestó declaración y quedó detenido. Por orden de la jueza correccional de la 10ª Nominación, Marcela Canavesio, el hombre quedó en libertad a la mañana siguiente y seguirá en esta condición mientras se realiza el proceso de investigación y recolección de pruebas del caso, en el que está imputado por homicidio culposo en accidente de tránsito.

Manifestaciones. Esta medida judicial generó disgusto en esta población de unos tres mil habitantes que se enlutó con la muerte de Belén, y a su vez la reacción de muchos, que se manifestaron con una particular virulencia el domingo por la noche (ver en página 4), tras conocer que Baltazar N. había sido liberado. El reclamo siguió anoche con una marcha pacífica con velas encendidas y pancartas desde la plaza de juegos de San Martín e Italia hasta la principal Hilario Lagos y viceversa.

Se escuchaban aplausos constantes. Alejandra, la mamá de Belén, se tuvo que sentar en una silla porque se descompuso, y debió ser asistida por un médico. Claudio, el papá, lloraba a su lado, mientras otras no menos de 400 almas eran testigos de la escena y con su silencio confirmaban el apoyo a este matrimonio que perdió lo más preciado. "Mi hija era la más buena del mundo. Este tipo (por Baltazar N.) me sacó lo que más quería. A todos los que tienen hijos que los cuiden mucho", dijo él y agradeció a los presentes, que le gritaban "¡Fuerza!".

Anoche prácticamente no hubo palabras ácidas ni mucho menos actos de vandalismo. Pero los carteles decían todo: tildaban de "asesino" al imputado y exigían para él "prisión perpetua". Otras pancartas aclaraban: "No es una manifestación política, es un pedido de justicia por Belén".

"Esto no termina acá, una y mil veces", gritó un vecino sobre el final de la marcha y todos remataron al grito de "justicia".

Hay que vivir en un pueblo para conocer sus entretelones, por lo que no es difícil deducir que estas reacciones de los pobladores de General Lagos no son casuales y que responden a cierto cansancio generalizado. Por lo bajo se solía hablar de injusticias, encubrimientos, amiguismos políticos, impunidad, abuso de poder. Ahora lo gritan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS