Edición Impresa

Gendarmería les busca alquiler por dos años a unos 290 uniformados

En menos de un mes la fuerza federal se reunió con dos cámaras inmobiliarias para gestionar el hospedaje de los efectivos. Las locaciones arrancarían en 2.200 pesos al mes.

Sábado 03 de Mayo de 2014

Gendarmería Nacional dio un segundo paso para conseguirle vivienda a 290 efectivos de esa fuerza en Rosario y por contratos a dos años. Esta vez, las gestiones se dieron el viernes pasado con la Corporación de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Ceir) —primero fue la Cámara de Empresas Inmobiliarias— en donde ya advierten que encontrarles departamentos a todos “no será algo inmediato, porque el mercado está demandado”. En este marco, las inmobiliarias lanzaron una convocatoria a los dueños de viviendas ociosas para que las incorporen al mercado local.

   La Ceir mantuvo el viernes pasado un encuentro con el comandante general de la II Región de Gendarmería Nacional, Omar Pereyra. Y fue el segundo turno en menos de un mes. A mediados de abril, las autoridades se habían reunido con representantes de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros) con el fin de constituir un padrón de inmuebles disponibles.

   “Nos pusimos a disposición para facilitar y asistir la demanda de alquiler de vivienda que pudieran necesitar parte de los gendarmes que se instalaron en Rosario. junto a 500 integrantes de Prefectura naval”, expresó el titular de las inmobiliarias, Marcelo Gustafsson.

   Por el desembarco de fuerzas federales a partir del megaoperativo de pacificación en zonas conflictivas, desde el 9 de abril pasado llegaron 1.500 gendarmes que están alojados en situación transitoria en diferentes locaciones.

   Un grupo de ellos está en el destacamento Móvil 2 (San Martín 2851), en instalaciones del ex batallón de Comunicaciones Nº 121 (Lamadrid y Las Heras), en el club Náutico (detrás de Canal 5) y en la Casona de la Municipalidad (Francia y las vías del ferrocarril, en cercanías de Puerto Norte).

   Las gestiones de Gendarmería tienen un objetivo concreto: cubrir la necesidad de vivienda para un grupo de 290 gendarmes. De esta cantidad de efectivos, existen dos grupos: un primer grupo que necesita resolver a la brevedad (en general solteros o gendarmes que se instalan sin familiares) y un segundo grupo que se instalarán hacia fin de año, con sus familias.

Con el recibo de sueldo. Uno de los puntos a resolver para el alojamiento está relacionado con la dificultad de los gendarmes para conseguir las garantías propietarias para firmar el contrato de alquiler, ya que muchos de los efectivos llegaron desde otras provincias.

   Desde el Ceir surgió el compromiso de viabilizar los contratos mediante los recibos de sueldo del personal de la fuerza federal como mecanismo para destrabar el requisito. “En el mercado inmobiliario 290 propiedades es mucho. Para los solteros la búsqueda pasa por un monoambiente o un dormitorio o algo más grande para que lo habiten varios, y luego ya pensamos en casas para familias con dos o tres dormitorios”, adelantó Gustafsson.

Departamentos y casas. Según estimaciones del sector, los gendarmes deberían pagar a partir de unos 2.200 pesos al mes por el alquiler de un inmueble. La búsqueda llega a casas de dos o tres dormitorios con un valor de más de 3 mil pesos mensuales.

   El dirigente empresarial aclaró que existe poca oferta disponible para absorber los 290 gendarmes en forma inmediata. El mercado los incorporaría progresivamente, porque según el Ceir hasta los departamentos a estrenar ya fueron ocupados en su gran mayoría con nuevos contratos.

   “Estos 290 gendarmes necesitan vivienda por dos años con la idea de quedarse establecidos acá. De los 1.500, hay varios con residencia propia en la región que tienen solucionado su problema. Los más urgidos son los solteros y luego las familias, que para fin de año deberían conseguir colegios para sus hijos”, comentó Gustafsson tras el primer contacto con el comandante Pereyra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario