Edición Impresa

Gauchos, un soplo de aire fresco para el folclore y el rock

La banda de Formosa que sorprendió a la prensa y al público con su fusión de ritmos como la chacarera, la zamba y la guarania con la potencia del rock. 

Viernes 18 de Julio de 2014

 Raíz folclórica y sonido rockero. La infancia y la adolescencia. Un paisaje de ríos y esteros y las calles de la ciudad. Todos estos elementos conviven en la música de Guauchos, la banda de Formosa que sorprendió a la prensa y al público con su fusión de ritmos como la chacarera, la zamba y la guarania con la potencia del rock. El grupo formado por Federico Baldus (voz, guitarra y secuencias), Lucas Caballero (guitarras y voces), Juan Miguel Castellani (guitarra rítmica), Albano Caballero (bajo) y Juan Manuel Ramírez (batería, percusión y efectos) empezó a construir su propio universo sonoro en 2010, con su primer disco, y hoy llega por primera vez a Rosario para presentar su segundo CD, “Pago”, nominado a los premios Gardel como mejor álbum de artista nuevo de folclore.

   El nombre “guauchos” suena extraño pero es así: es un juego de palabras y al mismo tiempo es un arbusto americano que puede arder aun cuando está verde. Y algo de ese “estado natural” está presente en las canciones y en el espíritu de la banda. “Nosotros crecimos en Formosa, un lugar que está bastante alejado de los centros urbanos de consumo. Nos criamos corriendo en el monte, de una manera bastante salvaje”, recordó el guitarrista Lucas Caballero. “Venimos de familias de tradición folclórica y eso también fue parte de nuestro paisaje de la infancia: las mesas largas de guitarreadas y las sobremesas más largas que las comidas. Y más tarde nos llegó el rock. Federico, Juan Manuel y yo tocamos juntos desde los 10 años, empezamos desde muy chicos junto a nuestros hermanos”, se explayó.

   Los Guauchos reconocen que su particular estilo tiene antecedentes claros. “Nosotros tenemos nuestra propia identidad, pero en el mundo de la fusión entre el rock y el folclore ha habido grandes transgresores que admiramos mucho, como el Chango Farías Gómez, que en los años 80 formó MPA junto a Peteco Carabajal, Jacinto Piedra, Verónica Condomí y el Mono Insaurralde. Ellos empezaron a poner sintetizadores, guitarra eléctrica y bajo”, apuntó Caballero. El guitarrista agregó que “en la actualidad hay muchos artistas que tienen esta identidad de mamar el folclore de sus familias y de haber recibido el rock en la adolescencia, hay muchos artistas que se enmarcan en la fusión. Esto es saludable para el folclore y para el rock. Es un soplo de aire fresco”, aseguró.

   A la hora de hablar de influencias rockeras, la banda nombra a bandas tan disímiles como Faith No More y Daft Punk, pasando por Pink Floyd, Queens Of The Stone Age, Gorillaz y Beck. Entre sus referentes también aparecen Gustavo Cerati y Luis Alberto Spinetta, que, según Caballero, “puede tranquilamente calificar como folclorista o como rockero”. El grupo además se reconoce como “psicodélico”. “En los shows nos gusta mucho jugar con los colores y las imágenes. Y hay psicodelia en la libertad creativa y en las capas de sonido. Es algo que nos sale naturalmente, no es que nos queremos hacer los locos”, aclaró el guitarrista.

   La propuesta de Guauchos puede desorientar a un oyente desprevenido, pero ha encontrado a un público atento y también se ganó muy buenas críticas. “Hay un público que está esperando algo que no tenga que procesar tanto, pero hay otro público que está más en el detalle, en las letras, en los arreglos”, explicó Caballero. “En los últimos años hay un público que se ha formado, que ha adquirido esa flexibilidad de escuchar un poco de todo y que busca recomendaciones. Es un público inquieto y abierto a conocer muchas cosas. Cada vez que tocamos, nosotros sentimos que eso está presente”, afirmó.
  
En los extremos. La banda formoseña está nominada a los premios Gardel, que se entregarán en septiembre, en la terna “mejor álbum de artista nuevo de folclore”. Pero, ¿se sienten cómodos en ese rubro? “Nosotros tocamos tanto en escenarios folclóricos como en escenarios rockeros”, dijo Caballero. De hecho, el grupo participó del Cosquín Rock y también de la Fiesta Nacional del Chamamé en Corrientes. “Un día tocamos en un festival en una provincia, en un escenario gigante, y al otro día tocamos en una taberna rockera en Burzaco. Son los dos extremos”, apuntó entre risas. Con respecto a la nominación en sí, agregó: “Nosotros estamos contentos de formar parte de una entrega de premios que pertenece a una industria tan grande, y de competir ahí como artistas independientes. Nos llena de orgullo y nos da fuerza para seguir trabajando”.

   La semana próxima los Guauchos partirán por primera vez hacia España, donde darán 12 shows en 20 días. “Vamos en formato de trío para hacer un primer desembarco y llevar los discos. Lo importante es generar un encuentro. Estamos muy emocionados con el viaje”, dijo el guitarrista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS