Escenario

Gastón Pauls: "No hubiese vuelto a la televisión para hacer algo que no me represente"

El actor estrenará el 1º de febrero "Seres libres" por Crónica TV, un programa en el que abordará el tema de las adicciones

Domingo 24 de Enero de 2021

“«Seres libres» surge de mi propia experiencia, de haber transitado durante un montón de años la oscuridad”. Así, sin rodeos, Gastón Pauls describe cómo será el programa que impulsó y que conducirá desde el 1º de febrero a las 22 por la pantalla de Crónica TV. Pauls, que paralelamente está rodando la película “John Lennons”, explicó que se trata de un ciclo que abordará las adicciones en primera persona: “Lo quería conducir porque está mi historia ahí, así como está la historia de cada una de las personas que ha consumido y que estuvo al borde de la muerte y que hoy encontró una nueva forma de vivir”, dijo el actor sobre el programa que contará con los testimonios de reconocidos artistas como Fabiana Cantilo, Juanse, Andrea Rincón, Toti Ciliberto y Leo García, entre otros.

¿Cómo surge la idea de hacer “Seres libres”?

“Seres libres” surge de mi propia experiencia, de haber transitado durante un montón de años la oscuridad y ver que el camino hacia una nueva vida es posible. Y así como a mí, otras personas me pasaron ese mensaje, de que la vida se puede vivir y no sufrir, que se podía salir de la oscuridad en la que estaba viviendo o más bien muriendo... Sentí que “Seres libres” es una inmensa posibilidad gracias a la televisión, justamente de poder utilizar los medios de comunicación para contagiar salud y esperanza. Estamos muy acostumbrados a emparentar o interpretar la palabra contagio como algo negativo, pero también se puede contagiar esperanza y salud.

gaston1.jpg

¿Qué te interesó del proyecto? ¿Por qué decidiste ponerte al frente del programa?

El proyecto es un proyecto personal, lo armé yo y estoy haciendo la dirección integral. Sentí que lo quería conducir porque está mi historia ahí, así como está la historia de cada una de las personas que ha consumido y que estuvo al borde de la muerte en muchos casos y que hoy encontró una nueva forma de vivir. Me interesa porque siento que no hubiese vuelto a la televisión para hacer algo que no me represente, y esto me está representando.

¿Cuál es el objetivo del ciclo? ¿Qué puede aportarle al televidente, tanto a los que atraviesan una adicción como a los que no?

Yo creo que el ciclo intenta ser un mensaje de esperanza, que otra vida es posible, y ojalá lo pueda ver mucha gente, pero si este proyecto, este ciclo, le sirve a una persona, habrá cumplido su objetivo: tratar de salvar la mayor cantidad de almas que van cayendo en un agujero negro, en las adicciones y sobre todo de niños y niñas de 6 años que ya están consumiendo por ejemplo pasta base. Si podemos ayudar a que estos niños no entren más en este infierno, seremos felices.

Según se adelanta, “Seres libres” “presentará informes semanales con relatos de personas de todos los estratos sociales”. ¿Creés que existe el prejuicio de que las adicciones están más acentuadas en las clases más desfavorecidas?

Absolutamente de acuerdo, sí, existe un prejuicio que las adicciones las sufren y las padecen los pobres o más que padecerlas eligen ser adictos. Acá vamos a demostrar que no, que esto ocurre en todos los estratos sociales, ocurre en una villa y ocurre en el Congreso de la Nación, ocurre en un barrio muy humilde y ocurre en Recoleta o en Palermo.

¿Cuáles son las consecuencias inmediatas de padecer una adicción? ¿Y cuáles son las consecuencias a largo plazo?

Creo que en las adicciones lo que ocurre en relación a las consecuencias es que lentamente uno va entrando en un círculo vicioso, es muy lento. Hay una frase que escuché y que me ha gustado mucho que es “el infierno va quemando de a poco”. Y es así. El engaño es muy inteligente en ese sentido, la enfermedad de la adicción es muy astuta, no te presenta todas las consecuencias a primera vista, al contrario, te muestra todo como una solución, la solución a todos tus problemas es el consumo. Y lentamente uno va entrando en ese infierno y te das cuenta que las consecuencias son muy graves, con la autoestima, con la salud, con la cordura, con las relaciones... Se destruye todo, no hay nada que quede en pie, ni siquiera vos.

gastonnueve.jpeg
Gastón Pauls y Ricardo Darín en “Nueve Reinas”, la multipremiada película de Fabián Bielinsky.

Gastón Pauls y Ricardo Darín en “Nueve Reinas”, la multipremiada película de Fabián Bielinsky.

¿Pensás que la sociedad argentina está preparada para enfrentar abiertamente estos problemas?

Creo que la sociedad argentina no está preparada, ya está en un momento absolutamente crítico. Si la droga llegó a un chico de 6 años que ya está consumiendo pasta base, y yo lo ví, y si llegó a un niño de 9 ó 10 años que la está vendiendo, estamos en un momento crítico. No somos nada conscientes del dramatismo y la gravedad de la situación. Mientras los medios de comunicación sigan negando esto y sigan desvalorizando los aportes de mucha gente que sí quiere o que intenta trabajar para que esto no ocurra, será tarde. Si los medios no se ponen de verdad a trabajar en el asunto y la sociedad en su conjunto no se pone a trabajar en su conjunto, será tarde. Porque la adicción es una enfermedad, pero no es una enfermedad que la padece exclusivamente aquel que consume, es una enfermedad social con un montón de actores y protagonistas inconscientes. Así que no hay otra forma de salir de esto más que juntos.

También vas a contar parte de tu experiencia. ¿Qué te produce compartir esa parte de tu vida?

Me produce una liberación, por eso se llama “Seres libres”, somos seres libres para poder expresar lo que nos pasa. Dicción es decir y adicción es no decir. Cuando uno empieza a decir se libera. Además, adicto viene de adictus, y los adictus eran los esclavos en Roma, un adictus es un esclavo que no habla, cuando uno empieza a hablar no sólo pasa a ser alguien que está hablando y diciendo, sino que se libera.

Además de Fabiana Cantilo, Juanse, Andrea Rincón, Toti Ciliberto y Leo García, ¿qué otros famosos darán su testimonio?

Es una larguísima lista, va a hablar Cabito sobre la alimentación, la adicción y la compulsión con la comida; Sofía Macaggi, Roly Serrano, Rodrigo Tapari, de Ráfaga; Hernán Montenegro, uno de los mejores basquetbolistas argentinos de la historia que brindó una charla maravillosa profundísima, y sigue porque seguimos grabando.

¿Creés que el control del narcotráfico -tanto en Argentina como en el resto del mundo- y el consumo, esa relación de oferta y demanda, también es parte del problema?

Yo creo que es un problema, paradójicamente, todavía secundario. Creo que el primero de los puntos a trabajar no es el narcotráfico, sino que hay que trabajar en la sensibilidad, en la prevención y en la información sobre todo en los más jóvenes, porque son los que más expuestos están y que van a estar en los próximos años. Hay mucha gente que ya está inmersa en el problema, esto ya es más complejo. Para no seguir sumando gente a una balsa que además se está hundiendo, hay que prevenir. Después se podrá trabajar sobre el narcotráfico. Yo ya estoy medio cansado de gobiernos que prometen narcotráfico cero o basta de narcotráfico, no va por ahí.

Comenzaste a rodar la película “John Lennons”. ¿De qué se trata la película, cuál es tu personaje y cómo te resultó esa experiencia laboral después de la larga cuarentena?

Es el segundo proyecto que yo hago en cuarentena; el primero fue una película que todavía no se estrenó y se filmó vía zoom. Esta película trata sobre un representante de artistas, en realidad de dobles, en los ochenta. Están el doble de Sandro, el doble de los cantantes de ABBA, y un día en una recorrida buscando nuevos talentos se encuentra a Lennon. Es una serie de situaciones vividas a partir de eso cuando encuentra este doble de Lennon en la calle. Para mí es hermoso poder hacer cine en este momento tan difícil de tanta incertidumbre para todo el mundo.

Paralelamente están repitiendo tus entrevistas en “Dos solos”, por la TV Pública. ¿Cómo te sentiste en ese rol?

Es un proyecto que grabé hace ya 6 ó 7 años y está saliendo ahora porque lo tomó la TV Pública para repetir. Para mí fue un proyecto enorme y hermoso, poder entrevistar a gente que yo respeto admiro y quiero. Fue un orgullo, una bendición y agradezco inmensamente la posibilidad de haber hablado con un montón gente que, como dije, ha dejado mucho en este país y en el mundo. Entre ellos Diego, que además de que fue un hermoso reportaje, fue y es mi amigo y lo será siempre.

CON RICARDO DARÍN, POR LA TV PÚBLICA

La TV Pública presenta hoy, a las 19, un nuevo programa de “Dos solos”, con la conducción de Gastón Pauls, con una entrevista a Ricardo Darín, con quien Pauls compartió el rodaje de la película “Nueve Reinas”. Después de poco más de veinte años, Darín recuerda sobre aquella experiencia: “Teníamos entre manos un organismo casi de relojería, un guión sólido y pulido, tan craneado, tan pensado por Fabián Bielinsky, que nosotros teníamos la única responsabilidad de ser esos dos elementos que entraban a jugar en ese tablero”.

El juego -evoca el intérprete sobre el trabajo con Gastón Pauls- era que estos tipos que no se conocen, en veinticuatro horas se sorprendan con las cosas que se van presentando. Ese era el juego, y yo creo que lo que nos pasó a nosotros dos en ese trabajo fue que utilizamos todos los tiempos fuera de cámara para agilizar la fluidez entre nosotros y eso se trasladó económicamente a la pantalla, porque no hicimos de amigos, precisamente hicimos de dos tipos que no eran amigos, y nos funcionó muy bien”.

La charla también se refiere a una característica muy conocida de Darín, el humor: “Yo antes jodía con todo, al punto tal que muchas veces quedé como desubicado, porque a los payasos les pasa un poco eso, de golpe no hay terreno propicio y quedás como estúpido. Ultimamente siento que se restringió un poco ese abanico y tengo menos chances de encarar situaciones con humor. En realidad tampoco es un propósito, no es un plan, yo no tengo planeado hacerme el gracioso, detesto a los tipos que se hacen los graciosos. Detesto la competencia”, bromeó.

Con respecto al reconocimiento que hoy vive gracias a su profesión, Darín cree que ha tenido mucha suerte. “No estoy diciendo que no trabajé y no me he esforzado. Me gusta la movilidad, disfruto de sacar o intentar sacarme motes de encima. No me gusta ser considerado un fenómeno porque no lo soy y eso está lejos de adularme. Entiendo que la intención no es ofenderme, pero las exageraciones, como los fanatismos, tienden a producirme cierto rechazo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS