Edición Impresa

Garré discrepa con Boudou: "Tengo mucho respeto por Rafecas"

La ministra lo consideró un juez "impecable". Boudou lo había acusado de atacar a la democracia. Resquemores en el oficialismo por la complicación judicial del número dos del gobierno.

Sábado 07 de Abril de 2012

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, afirmó ayer que siente "mucho respeto" por el juez federal Daniel Rafecas, con quien le tocó trabajar en causas cuyo desempeño fue "impecable", pese a las duras acusaciones que expuso el vicepresidente Amado Boudou contra el magistrado, que lleva la investigación por el caso Ciccone.

Boudou denunció anteayer un "brutal ataque" mediático judicial a las instituciones democráticas, embistió duramente contra los diarios Clarín, La Nación y Perfil y contra el juez federal Daniel Rafecas, que investiga el caso Ciccone, y negó haber realizado acciones a favor de esa imprenta.

Boudou, quien realizó una exposición en el Congreso en la que no aceptó preguntas de los periodistas, también involucró en sus denuncias al gobernador Daniel Scioli, al jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, y al titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi.

Desde la oposición, los diputados Manuel Garrido y Graciela Ocaña tienen previsto el lunes denunciar a Boudou por incumplimiento de los deberes de funcionario público, no haber llevado ante la Justicia las fuertes acusaciones de coimas y tráfico de influencias que realizó en su defensa.

"Yo la verdad por el doctor Rafecas tengo mucho respeto. Me tocó trabajar en algunas causas; la primera en mi gestión como ministra de Seguridad, que fue la de (la toma) del club Alvariño, que la verdad tuvo un desempeño impecable", remarcó Garré.

Respecto a las duras acusaciones realizadas por Boudou, la ministra manifestó: "Creo que evidentemente el vicepresidente está denunciando algunas cosas que existen, que son mediatizadas exageradamente".

"Nosotros lo pudimos ver en el mismo allanamiento, ya cuando se llegó al lugar, que se había hecho aparentemente con el máximo secreto en relación a la Gendarmería Nacional, sin embargo ya había fotógrafos en el lugar", comentó.

"Había fotógrafos esperando el allanamiento. Es evidente que hubo filtraciones dirigidas a ámbitos mediáticos", puntualizó.

"No puedo hacer acusaciones sin saber las medidas impulsadas por la fiscalía (a cargo de Carlos Rívolo). No quiero cometer imprudencias de ninguna manera en hacer acusaciones, pero lo que sí es llamativo es que había un fotógrafo en la zona y parece que el día anterior ya estaban. La prensa lo sabía bastante antes que las fuerzas de seguridad que hicieron el apoyo judicial", aclaró Garré.

La funcionaria del Gobierno nacional analizó que el caso Ciccone en el que se involucra a Boudou se "maneja con mucho impulso mediático, y esto le quita la necesaria objetividad y seriedad que tienen que tener estas investigaciones".

Decano. Por su parte, el ex decano de la Facultad de Derecho de la UBA, Atilio Alterini, calificó ayer de "sorprendentes" y "lamentables" las acusaciones de Boudou contra Rafecas y otros sectores.

"Las declaraciones públicas de diversos funcionarios formuladas en los últimos días con relación a causas en las cuales se investigan hechos de corrupción son tan sorprendentes como lamentables", dijo Alterini.

El letrado, ex presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y candidato nuevamente a ese cargo, advirtió que "no se tiene recuerdo de este tipo de insultos a la Justicia por parte de miembros del Poder Ejecutivo".

A dos puntas

Daniel Rafecas podría terminar afrontando un juicio político, acusado por Boudou pero también por el CEO de Clarín Héctor Magnetto. El juez ya tiene dos pedidos de Jury presentados por Clarín en el marco de la causa Papel Prensa, un expediente impulsado por el gobierno nacional y que para Rafecas constituía un delito de lesa humanidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario