Edición Impresa

“Garantizar la vida, la seguridad y los bienes”, dijo Chaumont al asumir

Es la prioridad que fijó el flamante secretario de Seguridad de la provincia, Gerardo Chaumont, en un comunicado oficial que hizo público y llegó a todas las Jefaturas.

Miércoles 22 de Octubre de 2014

El nuevo secretario de Seguridad de la provincia, Gerardo Chaumont, manifestó su “orgullo personal” por haberse integrado “a las tareas de una institución centenaria” como la policía santafesina y postuló como “primera responsabilidad” tras asumir el estratégico cargo en el que lo puso en funciones el gobernador Antonio Bonfatti, “garantizar la vida, seguridad y bienes de la población, dentro del estricto marco de respeto a la ley, los derechos humanos e instituciones democráticas”. Sin haber formulado declaraciones públicas, el ex comandante de Gendarmería Nacional dejó trascender a grandes trazos los postulados de su gestión mediante una comunicación escrita cursada a los altos mandos de la policía santafesina.
  Por su parte el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, aseveró que la determinación del gobernador de designar a Chaumont en reemplazo de Matías Drivet para secundar al ministro Raúl Lamberto responde a “una decisión de seguir trabajando para profundizar la política de seguridad en procura de resultados. En esta etapa apuntamos sobre todo a una mayor operatividad de las fuerzas policiales y a hacer más eficiente el despliegue en el territorio”.
  “Esto no quiere decir que no se hayan tomado medidas o no se hayan dado pasos importantes en lo que hace a la política de seguridad”, dejó en claro el ministro político. “Como funcionarios de gobierno atentos a lo que pasa, adoptamos decisiones en procura de mejorar los resultados. Por eso se pensó en Chaumont, que es un hombre de una vasta experiencia en el país y en el mundo para ver sí, sumado a un equipo de trabajo, podemos tener otros resultados con la policía en la calle”, aseveró Galassi.
  El flamante secretario de Seguridad dijo que en esta primera comunicación hace llegar al personal de seguridad que “podrán contar con todo mi apoyo para seguir concretando nuestra difícil misión. Una misión que deberá seguir teniendo como primera responsabilidad poder garantizar la vida, seguridad y bienes de la población, dentro del estricto marco de respeto a la ley, los derechos humanos e instituciones democráticas”.

Relación transparente. Chaumont apeló a la “transparencia del accionar” policial mediante “la comunicación con la ciudadanía, la política de puertas abiertas a la prensa y el estricto cumplimiento de las órdenes recibidas”. Y puntualizó que dichas directivas “deberán ser impartidas en forma exclusiva a través de las cadenas de mandos policiales sin interferencias externas de ningún tipo. En todos los casos se ajustarán indefectiblemente a dos principios: legalidad y legitimidad. Sin estos requisitos, se verán afectadas de inmediata nulidad y sujetos sus mandantes y ejecutantes a eventuales prosecuciones judiciales y/o administrativas”, avisó el número dos de la cartera de Seguridad.
  Además, el flamante funcionario dejó constancia que su gestión contará con “la expresa y manifiesta voluntad política del gobernador y su gabinete”, y el “inestimable apoyo de la Nación, que a través de su Secretario de Seguridad, Sergio Berni, ha implementado el concurso de las fuerzas federales” en la provincia. Reconoció no obstante que la presencia de esas fuerzas “no podrá lógicamente extenderse indefinidamente en el tiempo, razón por la cual se exhorta a realizar todos los esfuerzos pertinentes para estar en condiciones de reemplazar a las mismas cuando éstas se retiren”.
  Además de prometer recorridas en “cada dependencia policial” para estar “atento tanto a las experiencias personales como a los requerimientos funcionales” subrayó que “la educación y formación profesional serán un desafío de fortalecimiento para lo cual promoverá vincularnos estrechamente con el sistema de seguridad nacional y capacitación en el exterior”.
  Finalmente el ex jefe de Gendarmería manifestó estar “sinceramente convencido de que el policía debe ser el ciudadano que viste un uniforme para proteger a las personas y honrar el cumplimento de la ley, basándose en estrictos valores éticos y morales.  sa es la imagen que deberemos vivir y practicar, basándonos para ello en la disciplina y el respeto mutuo”. Es un “orgullo personal poder integrarme a las tareas de una institución centenaria (en alusión a la policía de Santa Fe), que considero dará respuesta al legítimo reclamo que con toda razón efectúa la población en general”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario