Edición Impresa

Ganancias: Smata se suma a la disputa

El secretario general del sindicato de mecánicos (Smata), Ricardo Pignanelli, advirtió ayer que el impuesto a las ganancias afecta al 25% de los trabajadores de su sector.

Lunes 06 de Abril de 2015

El secretario general del sindicato de mecánicos (Smata), Ricardo Pignanelli, advirtió ayer que el impuesto a las ganancias afecta al 25% de los trabajadores de su sector y pidió una nueva ley que regule el tributo.
  “El reclamo (en contra) del impuesto a las ganancias es justo”, dijo el sindicalista y resaltó que “no son sólo uno o dos gremios a los que está tocando sino que en distintos porcentajes todos los gremios tenemos problemas con el gravamen”.
  Pignanelli, sindicalista cercano al gobierno, dijo el 25% de los mecánicos afiliados a su gremio debe pagar Ganancias, aunque reconoció que eso “también eso es producto de que pudimos discutir paritarias durante 10 años”.
  “Creo que hay que hacer una nueva ley tributaria. Mucho desde el Ejecutivo no podes tocar. Hay que hacer una ley y mandarla al Congreso”, expresó el sindicalista que si bien no fue al paro el pasado 31 de marzo, admite que el reclamo de los gremios del transporte es “justo”.
  “El impuesto a las ganancias es la segunda o tercera recaudación masiva del Estado, más allá que sean 1.200.000 personas. Es una recaudación genuina del Estado. Hay que lograr un equilibrio sin que se haga distorsivo”, dijo.
  En ese sentido y en línea con el discurso de la administración de Cristina Kirchner, aclaró que “si no se paga el impuesto, no hay progresos sociales como los que hubo ni hay un equilibrio en el Estado”.

El impacto en el ingreso. No obstante, indicó que el reclamo de los trabajadores pasa por que el tributo vuelva a tener un “justo valor” para no afectar los salarios de quienes cobran cómo para sostener a sus familias y llegan justos a fin de mes.
  En ese sentido, Pignanelli consideró que si bien Ganancias sigue afectando a los salarios medios, al menos la suba generalizada de precios en la economía se desaceleró, lo que le quita presión a los bolsillos.
  “La inflación del año pasado a este año va a bajar. Hay una economía que se está enfriando, el gobierno está haciendo todo lo necesario para que la economía no se enfríe porque la base de este modelo es el consumo interno”, analizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario