Edición Impresa

Ganancias: los gremios consideran que las modificaciones fueron insuficientes

La CGT de Moyano y la que conduce Caló, así como la CTA de Yasky, reclaman modificación de la escala del impuesto al trabajo. El mínimo se incrementó en un 20 por ciento.

Miércoles 30 de Enero de 2013

El incremento del 20 por ciento en el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias que anunció ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, una medida que figuraba como prioridad número uno entre las demandas de los sindicatos, no terminó de conformar tanto a los referentes gremiales de la oposición como a los que comulgan con el gobierno. Con sus variantes, los dirigentes coincidieron en que la discusión sobre la regresividad del impuesto no está saldada en la medida que no se modifiquen las escalas del gravamen (la famosa tablita del ex ministro José Luis Machinea) que provocan que cualquier incremento salarial termine licuado por efecto de la presión fiscal.

Ayer el secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, calificó de "completamente insuficiente" la actualización del impuesto a las ganancias, mientras que el representante de la CGT oficialista y referente del gremio de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, planteó que la medida anunciada "no es la solución de fondo" para que una menor cantidad de asalariados paguen el impuesto.

Ante esa situación, Moyano dijo que el aumento debería haber sido del "50 por ciento" porque a los aumentos salariales que se acuerden este año "se los llevará por completo el mínimo no imponible". Además, volvió a pedir que se discutan paritarias dos veces al año, "si la inflación sigue a este ritmo".

Por su parte, el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, dijo que el aumento de ganancias dado a conocer por la presidenta Cristina Kirchner es el "colmo del caradurismo" y habló de convocar a un paro "en los próximos días".

Algo más cautos, los dirigentes del moyanismo admitieron que analizan una "protesta", pero aclararon que aún no se definió qué clase de manifestación se hará ni su eventual fecha y lugar. "Alguna protesta va a haber. Se está analizando. Esto ya fue planteado en el consejo directivo", de la CGT opositora que se reunió la semana última, afirmó el titular del gremio de Panaderos, Abel Frutos.

"(La presidenta Cristina Kirchner) anunció con bombos y platillos una modificación de ganancias que es completamente insuficiente. Quedé defraudado, pensé que con nuestros reclamos y los de los otros sectores sindicales habría otra respuesta por parte del gobierno", lamentó Moyano.

Por su parte, Lescano, consideró que el aumento del mínimo no imponible "no es la solución de fondo" para que menos asalariados paguen el impuesto a las ganancias.

Modificar las tablas. Según el sindicalista, "la solución es modificar las tablas de Machinea, (el ex ministro de Economía de la Alianza) que creó un sistema donde se paga siempre. Yo en marzo discuto un convenio y estoy igual que ayer. La gente va a volver a pagar este impuesto apenas firme el aumento salarial".

Lescano admitió: "No estoy ni lejos ni cerca de Cristina. Yo me identifico como peronista. Voy a aplaudir lo que me parezca bueno y criticaré lo que me parezca malo. Si a la presidenta no le gusta, lo siento mucho".

Por su parte, el secretario adjunto de la CTA oficialista que conduce Hugo Yasky, Pedro Wasiejko, propuso que no sólo se debe subir el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, sino que "hay que llevar la alícuota máxima para los que más ganan del 35 al 50 por ciento" y que alcance a los sectores que hoy no están incluidos, como el de la actividad judicial. "Con esto, se generaría una situación más de equilibrio", dijo.

Consideró que "es una decisión necesaria ya que era evidente que había una situación en la que una mayor cantidad de trabajadores estaban alcanzados por este impuesto y había que corregirlo". Pero enseguida agregó: "Acá se necesita una reforma fiscal y en este tema de los ingresos personales hay que cambiar un poco el eje".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS