Edición Impresa

Funcionario de Macri propone una DEA local

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, advirtió ayer que la Argentina dejó ser un país de tránsito o de consumo de drogas para convertirse en "parte de una cadena del narcotráfico", y abogó por la creación de una agencia nacional...

Miércoles 30 de Abril de 2014

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, advirtió ayer que la Argentina dejó ser un país de tránsito o de consumo de drogas para convertirse en "parte de una cadena del narcotráfico", y abogó por la creación de una agencia nacional de lucha contra el crimen organizado.

Montenegro consideró que "la situación va a empeorar" en el país si no se impulsan "cambios estructurales" en materia de seguridad interior, y afirmó que el gobierno nacional está "yendo detrás del problema". Además, enfatizó que en Argentina puede ocurrir lo mismo que sucedió en Colombia o en México en los últimos años con el avance de grupos de narcos.

"Pasamos de ser un país de tránsito primero y de consumo después a esta nueva realidad, en la que somos parte de una cadena del narcotráfico internacional", sostuvo el funcionario porteño.

"Si yo tengo como fin darle dinero (por planes sociales) a la gente, no como medio sino como fin, en lugar de incentivar la cultura del trabajo, esto tiene un rebote en la seguridad, sumada la crisis y sumada la droga", remarcó.

"Si no llevamos adelante un cambio estructural en materia de seguridad no se va a generar ningún cambio; no alcanza con enviar más patrulleros y policías a las calles e instalar más cámaras de seguridad", sostuvo.

Montenegro aseguró que "el sistema de seguridad argentino es muy malo", consideró que ésta es "la deuda que tienen los 30 años de democracia".

En ese marco, abogó por la creación de una agencia nacional de lucha contra el crimen organizado, "una especie de DEA (la Administración para el Control de Drogas estadounidense) local" que combata a narcos y a organizaciones delictivas.

"Hoy nuestro país tiene las condiciones dadas para ser un país receptor de personas dedicadas al narcotráfico", dijo, y mencionó una falta de controles fronterizos adecuados y de radares que funcionen de manera permanente en el norte argentino.

"Si no contemplamos que el narcotráfico se puede convertir en un problema más serio, la situación va a empeorar en el país", alertó, y agregó que "puede pasar aquí lo que sucedió en Colombia y México, con la droga infiltrada en la política, la Justicia, la policía e incluso en el periodismo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario