Edición Impresa

Fuerte reclamo contra la impunidad por la desaparición de Julio López

Organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales, marcharon ayer en La Plata, al conmemorarse el séptimo aniversario de la desaparición forzada de Jorge Julio López, el testigo clave...

Jueves 19 de Septiembre de 2013

Organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales, marcharon ayer en La Plata, al conmemorarse el séptimo aniversario de la desaparición forzada de Jorge Julio López, el testigo clave del juicio en que se condenó a prisión perpetua al represor Miguel Etchecolatz.

La multitudinaria marcha de reclamo partió desde la plaza Moreno hacia la Plaza San Martín, con el objetivo de recordar el día en que López desapareció cuando salía de su domicilio en la localidad de Los Hornos, para dirigirse a los Tribunales platenses a presenciar la audiencia de alegatos.

Los organismos de derechos humanos que convocaron a la manifestación —Hijos-La Plata y la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos—, más el MST, el Frente de Izquierda de los Trabajadores, el Partido Obrero, Quebracho y el Frente Darío Santillán, pidieron la "aparición con vida de López".

Reclamaron "basta de desaparecidos en democracia, juicio y castigo a los responsables", y cuestionaron lo que consideran "una trama extensa de complicidades" que impiden que avance la causa.

Ayer también fue colocada una baldosa blanca con el nombre de López en puerta de la casa del albañil desaparecido a modo de "marca urbana de la memoria". El homenaje, del que participaron la esposa y el hijo del testigo junto al intendente Pablo Bruera, se realizó en la puerta de la casa de Julio López, ubicada en 69 y 140 de Los Hornos.

Jorge Julio López fue secuestrado y desaparecido por primera vez durante la última dictadura cívico-militar. Años después se presentó como testigo en el juicio oral contra el ex comisario Miguel Etchecolatz que se realizó en La Plata.

El 18 de septiembre de 2006, el día en que se producían los alegatos de su querella pidiendo la condena por genocidio y la perpetua para el represor, como finalmente fallaron los jueces, desapareció nuevamente y desde entonces nada más se supo de él. La causa judicial está a cargo del juez Manuel Blanco y no hay ni imputados ni detenidos.

En tanto, en la ciudad de Buenos Aires también se realizó una marcha desde el Congreso hacia la Plaza de Mayo de la que participaron organismos defensores de los derechos humanos y agrupaciones políticas y estudiantiles.

"Un día más de lucha". Rubén López, hijo de Julio López, dijo que "hoy (por ayer) es un día más de lucha, un día más de seguir pidiendo justicia", tras lo cual resaltó que a su padre lo hicieron desaparecer "muy pocas personas" y destacó que esa fue la forma de "tomar venganza contra él".

Aseguró que "es muy duro" que su padre haya desaparecido en democracia y destacó que "sería muy triste pensar que no se lo quiere buscar", cuando ya pasaron siete años del hecho.

"Lamentablemente, no hay esperanza", definió con tristeza, y afirmó que "me van a preguntar si estoy conforme, y realmente no. No sabemos qué pasó, la Justicia no nos dice. A lo largo de todo este tiempo, hemos comprendido que el de mi viejo debe haber sido un testimonio importante. Hay alguien que se ha sentido asustado por su testimonio, no sólo por lo que dijo sino por las pruebas que pudo aportar".

En tanto, el miembro de la Asociación de Ex Detenidos de La Plata, Carlos Zaidman, expresó que la causa por la que se tramita el expediente de la desaparición de López, "es un monumento a la impunidad". Dijo que "en estos 7 años se investigaron pistas absolutamente inverosímiles y no se siguieron las serias como las cosas que el propio López denunció en el juicio" a Etchecolatz, expresó.

Recordó que la desaparición de López se produjo "en el marco de la lectura de los alegatos" y que en su declaración testimonial López "nombró una serie de represores de los cuales el único que está preso es (el ex policía Julio César) Garachico y por otra causa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS