Edición Impresa

Fuerte incremento de consultas médicas e internaciones en Venado

Aclaran que el panorama no es crítico gracias a un acuerdo que les permite derivar pacientes a efectores privados. La intensa ola de frío agravó más la situación que se viene manifestando en la ciudad. Aumentaron cuadros respiratorios.

Lunes 22 de Julio de 2013

La atención médica en los efectores públicos del Nodo V, con asiento en Venado Tuerto, se incrementó en las últimas semanas como consecuencia de la ola de frío, principalmente por cuadro respiratorios. No obstante la situación no es crítica "merced a un acuerdo con los efectores privados que nos permite derivar pacientes", graficó el coordinador del Nodo V de Salud de la provincia, Armando Alianak.

Sólo dos efectores públicos poseen terapia intensiva. Uno está ubicado en Venado Tuerto y el otro en Firmat. Tienen seis camas de terapia intensiva cada uno que permiten articular la demanda en la región. A esto se suma la posibilidad de derivar pacientes a efectores privados. En Venado Tuerto existen tres: el sanatorio San Martín, el Castelli y el Abel Beroiz, que al abrir sus puertas en 2008 permitió mitigar la demanda de camas que se había originado con el cierre de un efector que funcionaba dónde ahora se encuentra el Beroiz.

"Cama caliente". Uno de los responsables del sanatorio San Martín, el médico Emilio Venturelli, explicó que "actualmente se da el fenómeno de la «cama caliente». Es decir que la cama del paciente dado de alta se ocupa inmediatamente, pero está se da principalmente para ésta época en que la demanda por cuadros respiratorios se incrementa notoriamente cómo ahora. No podemos decir que estamos colapsados en cuanto a la prestación del servicio".

Venturelli explicó que se manejan "con los estándares anuales y no vemos que haya aumentado la demanda de camas. Sí, en cambio, se incrementó por el tema de la gripe, pero no es que hayan quedado gente sin atender. Los sanatorios en Venado trabajan, como le dicen en la jerga, a «cama caliente». Se mantiene la ocupación plena, pero nunca estuvo colapsado". El sanatorio Castelli fue "inaugurado en 1939 y es un sanatorio privado de alta complejidad diseñado de acuerdo con los más modernos conceptos de arquitectura e ingeniería sanatorial, líder en nuestra región por su alta tecnología, hotelería de primer nivel y profesionales de reconocida trayectoria. Tiene 28 áreas asistenciales y es atendido por 74 médicos de distintas especialidades".

El San Martín cuenta con una capacidad de internación de 58 camas, con provisión de gases (oxígeno, aire comprimido y aspiración) central en todas ellas, y 18 camas descentralizadas en las localidades de Santa Isabel y Elortondo, totalizando 76 camas. Recientemente inauguró una sala de pediatría con 11 incubadoras y ocho camas para pacientes pediátricos.

El actual hospital Gutiérrez posee alrededor de 70 camas entre las que se encuentran las de sala común y las de terapia intensiva. Funciona desde hace más de cien años y será reemplazado por el nuevo centro de salud pública Gutiérrez. Alianak dijo que "probablemente sea inaugurado antes de que culmine la gestión del gobernador Antonio Bonfatti, es decir en 2015".

Dicho nosocomio tendrá 112 camas por todo concepto y se va a ampliar la sala de terapia intensiva. Es un hospital modelo que contará con todas las prestaciones sanitarias de los mejores efectores de la provincia de Santa Fe.

Consultas. En el hospital provincial Alejandro Gutiérrez las consultas mensuales, clínica pediátricas y especialidades asciende a 7.000. El número de cirugías es de 200 cada 30 días y se realizan 90 partos mensuales.

"Si nosotros tuviéramos una situación crítica, derivamos a los pacientes que vienen al efector público hacia cualquiera de los tres sanatorios privados y los gastos corren por cuenta de la provincia", detalló Alianak.

Demanda de camas.Otro problema que se advierte es la gran demanda de camas críticas como consecuencia del notorio incremento de accidentes de tránsito. Ya sea por accidentes dentro las distintas localidades, principalmente Venado Tuerto, cómo por los reiterados accidentes que se producen en las transitadas rutas 8 y 33, respectivamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS