Edición Impresa

Fuerte disputa por la habilitación de un salón de fiestas en Puerto Norte

Los propietarios de departamentos de la zona se niegan a su apertura. Cuestionan la conformación del registro de oposición que abrió la Municipalidad.

Miércoles 22 de Octubre de 2014

Un grupo de propietarios de las torres y edificios de alta gama ubicados en Puerto Norte se presentó ayer en el Concejo Municipal para denunciar su oposición y pedir detalles sobre la posible apertura de un salón de fiestas en un amplio local ubicado a la vera del Paraná. Los vecinos que, mayoritariamente, aún no viven en el lugar, señalaron que el local en cuestión no debería abrir bajo esa figura, según les prometieron los desarrolladores del área. Mientras tanto, la Municipalidad ya abrió el registro de oposición, como requiere la ordenanza, una cuestión que generó dudas en el Palacio Vasallo.

Los futuros vecinos de la zona reclamaron indignados que les resulta llamativa la instancia de negativa a la instalación que se inauguró porque "es muy poca la gente a la que ya le adjudicaron las viviendas". Dijeron que en la zona, donde se encuentran los complejos Ciudad Ribera y Forum, vivirán cientos de familias, por lo que "es un número importante" el que debería oponerse a la instalación del salón de fiestas, es decir la mitad de los linderos, tal como establece la normativa.

Según pudo saber La Capital, en el Concejo entendieron la preocupación de los vecinos, quienes buscan tranquilidad y dicen que algunos festejos, como graduaciones, generarían "ruidos e inconvenientes por la presencia masiva de jóvenes en horas de la noche y la madrugada". Pero también admitieron que los responsables del local donde se pretende abrir el espacio de eventos "tienen su derecho a hacerlo".

Es que, si bien los linderos expresaron que allí se había previsto la apertura de un centro de convenciones, la ordenanza sobre usos en el lugar posibilita instalar "salones de fiestas" e incluso una confitería bailable, algo que los propietarios de departamentos dijeron desconocer. Así se estableció por parte del Concejo. No obstante, los dueños del local se comprometieron con su firma ante los desarrolladores de las construcciones a no instalar boliches. Así lo confirmó Gustavo Curto, referente de Puerto Norte Eventos y Convenciones.

"Vamos a pedir a la Municipalidad las garantías necesarias para que los propietarios de departamentos puedan participar del registro de oposición, que ya ha sido prorrogado", dijeron al unísono los concejales de Unión PRO, Rodrigo López Molina y Carlos Cardozo.

Los ediles pretenden que el municipio "sea cuidadoso" en el envío de las cédulas, para lo cual se consultará a la Intendencia en qué casos se enviaron, "teniendo en cuenta que los futuros habitantes de los departamentos todavía no escrituraron".

De todos modos, Curto detalló que pueden participar del registro quienes vivan hasta 50 metros de donde está el local, que ya se encuentra abierto como salón de convenciones.

Más claridad. "Lo lógico sería que el registro se vuelva a extender hasta que se aclare el panorama", indicó López Molina. En efecto, los futuros habitantes de los departamentos que aún no están ocupados dijeron que "en estas condiciones" se les dificulta reunir el porcentaje de oposición que se requiere.

Curto detalló finalmente que "hace pocos días se inició el pedido de habilitación del salón de fiestas, que se viene pidiendo desde hace mucho tiempo, porque recién ahora lo posibilitó la Municipalidad". E insitió: "Se enviaron las cédulas a quienes son los propietarios de las unidades adquiridas".

Vecina. Carolina, una vecina que vivirá en la torre ubicada arriba del local en cuestión, remató: "Esto es algo tramposo; todos sabíamos que en ese sector iba a funcionar un centro de convenciones; nuestro proyecto a futuro cambia radicalmente".

Finalmente, este diario pudo saber que ya estarían comprometidas algunas graduaciones y hasta un casamiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario