Edición Impresa

Fuerte condena de la presidenta al cacerolazo que sufrió Moreno

Cristina dijo que sintió espanto cuando vio la foto trucada del titular de la Secretaría de Comercio Interior en un féretro. La jefa del Estado aseveró que ante la agresión hay que contestar con la gestión de gobierno.

Martes 02 de Octubre de 2012

La presidenta Cristina Kirchner pidió ayer que la Justicia actúe frente a la denuncia por amenazas contra el secretario de Comercio interior, Guillermo Moreno, y replicó que "ante la agresión hay que responder con la gestión".

Luego del cacerolazo en la puerta de la casa de Moreno y la foto trucada que lo mostraba con un tiro en la cabeza, la jefa del Estado defendió al funcionario y consideró que la "agresión" fue "espantosa".

"Miren que yo muchas veces lo peleo a Moreno, pero lo que vi el otro día, ese féretro, eso fue terrible", resaltó la presidenta durante el acto en el que puso en funciones al diputado Martín Sabbatella como nuevo titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) (ver página 9).

Fue un acto en el que pidió a los "caceroleros" que encuentren una expresión en la oposición que los represente y en el que terminó cantando con los militantes de La Cámpora.

En ese contexto, pidió que los funcionarios ante un acto "que constituya una violación de algún derecho, que constituya algún delito o una amenaza de muerte, pongan a un abogado, vayan al primer juzgado y hagan la denuncia".

De este modo, la jefa de Estado defendió a Moreno, quien la escuchaba sentado en la primera fila del auditorio.

"Se puede hacer cualquier cosa con los caníbales, menos comérselos", señaló la presidenta.

La mandataria cuestionó a los actos "violentos, agresivos, que violan derechos, que violan el Código Penal".

"Vivimos en una sociedad democrática donde esperemos que los jueces sepan garantizar la integridad física de todos los funcionarios y todos los ciudadanos", destacó Cristina, luego de que el gobierno presentara la semana pasada una denuncia penal por la imagen de Moreno en un féretro.

"A la agresión, a la confrontación, vamos a responder con gestión", indicó la presidenta, tras afirmar: "Nos votaron no para confrontar ni mucho menos para hacer actos de violencia".

En otro pasaje de su discurso, sin mencionar directamente los recientes cacerolazos, la primera mandataria afirmó: "Propongo a quienes nos quieren y no nos quieren que cada uno expreses sus ideas y encuentre los dirigentes que puedan expresárselas".

Tras finalizar la ceremonia de asunción de Sabbatella, la presidenta cantó, saltó y arengó como una militante más de La Cámpora, para saludar a las distintas agrupaciones que participaron del acto. "Cristina, Cristina, Cristina corazón", le dedicaron los jóvenes a la primera mandataria, acompañada por el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario