Edición Impresa

Fue a vender su auto y apareció en el fondo de un pozo con dos tiros

El cadáver de Walter Alfano, un hombre de 46 años cuyo paradero se ignoraba desde el viernes cuando salió de su vivienda de la localidad de Los Polvorines para ir a venderle su auto a un vecino, fue hallado ayer en el fondo del pozo ciego de una casa.

Martes 09 de Octubre de 2012

Buenos Aires.— El cadáver de Walter Alfano, un hombre de 46 años cuyo paradero se ignoraba desde el viernes cuando salió de su vivienda de la localidad de Los Polvorines para ir a venderle su auto a un vecino, fue hallado ayer en el fondo del pozo ciego de una casa ubicada cerca de la suya. Lo habían asesinado de dos balazos: uno en la cabeza y otro en el abdomen.

Por el asesinato fue detenido un hombre de 51 años, dueño de la casa donde se encontró el cadáver, mientras que anoche se procuraba localizar a su hijo, de 19 años, sindicado como autor material del hecho.

Todo se inició el viernes cuando Alfano llevó a sus hijos a la escuela y le dijo a su mujer que luego iría a una casa del barrio El Ombú, a 300 metros de su vivienda, a vender su Ford Falcon, por el que le habían ofrecido 6.000 pesos. Pero cerca de las 18 de aquel día, la mujer de Alfano fue llamada desde el colegio al que concurren sus hijos para avisarle que los niños no habían sido retirados por su padre como sucedía habitualmente.

"El era un hombre muy dedicado a sus hijos, por lo que era por demás extraño que no los retirara de la escuela. Eso alertó a su mujer, que empezó a pensar que algo le podía haber pasado", contó un jefe policial.

Según relató ayer Shanon, la hija de la mujer de Alfano, su madre fue a la casa de las personas a las que su esposo iba a venderles el auto para averiguar si sabían algo de él. En el lugar fue atendida por el menor de los ocupantes de la casa, Brian, de 19 años, quien le dijo que Alfano había estado allí, habían realizado la transacción y se había retirado. "Le mostró el papel que decía que lo había comprado", pero "dijo que de Walter no sabía nada", recordó Shanon, quien agregó que el auto de Alfano estaba en la puerta de esa casa.

La esposa de Alfano radicó entonces la denuncia en la comisaría 2ª de Los Polvorines, cuyos efectivos iniciaron la pesquisa y secuestraron el auto de Alfano. Tras ello realizaron algunas averiguaciones en el barrio y el domingo llevaron a cabo una inspección en la vivienda a la que Alfano había ido vender el auto. Para entonces los ocupantes de la casa ya no estaban allí.

Tras un relevamiento del terreno realizado con perros adiestrados, los pesquisas llegaron hasta un sector donde había tierra removida y la tapa de un pozo ciego que, al levantarla, dejó al descubierto el cadáver de Alfano: tenía un fuerte golpe en la cabeza y dos disparos, uno en el cráneo y otro en el abdomen.

Por orden del fiscal Fernando Cordas la policía montó un operativo de búsqueda y ayer apresó a Miguel Angel Ortega, de 51 años, cuando se disponía a ingresar a un estudio jurídico en busca de asesoramiento.

Si bien la familia de Alfano cree que el crimen se produjo cuando el hombre fue a vender el auto, a los investigadores les llama la atención que el supuesto comprador haya sido un joven como Brian, de muy bajos recursos y que no sabe manejar. En ese sentido, sospechan que Alfano haya ido a entregar el auto como pago de alguna deuda.

"Ni ladrón ni delincuente saben ser. Se llevan a la persona para robarle y después de robarle la matan y la dejan escondida en su casa, no tienen nada en la cabeza, son tarados", expresó el padre de la víctima, Víctor Alfano, un periodista jubilado. "Lo paradójico es que he hecho tantas notas de estos temas..., yo fui periodista en Noticias Argentinas y en Reuters, estuve 10 años acreditado en Tribunales y sé lo que es la delincuencia, pero ahora me tocó a mí...", añadió. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario