Edición Impresa

"Fue una operación política disfrazada de noticia"

La agrupación Hijos repudió ayer "la nefasta operación política disfrazada de noticia, en la que se nos acusa de haber intentado banalizar las políticas de memoria" que se realizan en el espacio...

Jueves 05 de Septiembre de 2013

La agrupación Hijos repudió ayer "la nefasta operación política disfrazada de noticia, en la que se nos acusa de haber intentado banalizar las políticas de memoria" que se realizan en el espacio cedido a ese organismo que funciona en el predio de la ex Esma.

"No recuperamos los ex centros clandestinos de detención, tortura y exterminio para hacer un duelo personal. Por eso, estamos convencidos de que los espacios de memoria no nos pertenecen sólo a nosotros: son de todos y todas", señaló Hijos a través de un comunicado.

En ese sentido, aclararon que "no está en discusión" para ninguno de los integrantes que la Esma "fue un centro clandestino de detención, tortura, exterminio y apropiación de niños", y que por eso seguirán militando "hasta que todos los genocidas queden presos".

"No hay una única manera de recordar, sentir y reivindicar a nuestros muertos y su lucha. Las preguntas están abiertas: ¿qué es la memoria? ¿qué es banalizar la memoria? ¿memoria es tener sitios de memoria vacíos, sin actividades y con edificios que se caen?", se preguntaron los integrantes de la agrupación, y sostuvieron que la ex Esma "es un espacio abierto al debate".

"Los organismos de derechos humanos nos reunimos todas las semanas en un directorio que siempre está abierto a escuchar las diferentes opiniones y posiciones. El lugar para debatir la memoria no son los estudios de TN y Canal 13, —del grupo Clarín— ni de aquellos medios que nunca escucharon al pueblo", agregaron.

Construcción colectiva. En ese sentido, entendieron que "la memoria es lo se está construyendo colectivamente con los 700 trabajadores, los organismos de derechos humanos, los más de 150.000 visitantes al año, el Estado nacional, y el pueblo que decide participar".

Destacaron también que el lugar fue visitado por más de 70.000 personas, preservando los lugares en donde se cometieron delitos de lesa humanidad.

"Hubiéramos preferido ver tantas noticias en esos medios masivos sobre los juicios a los genocidas, la búsqueda de nuestros hermanos apropiados y la de los cuerpos de los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos, sobre el ejemplo mundial que es nuestro país por las luchas populares contra la impunidad y por las políticas de Estado de memoria, verdad y justicia", concluyeron desde el organismo de derechos humanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario