Edición Impresa

Fue mínima la fuga que llevó temor a Salta y Oroño

Una cuadrilla de Litoral Gas volvió ayer al edificio de Salta 2136, donde el sábado a la noche se suspendió el servicio.

Lunes 28 de Abril de 2014

Inspectores de Litoral Gas SA detectaron una "mínima" pérdida de gas durante la revisión que ayer se realizó en el edificio de Salta 2136, justo enfrente al lugar donde se erigían las torres en las que una fuga causó la explosión que se cobró 22 vidas en agosto pasado. El sábado a la noche, una llamada al 103 de Defensa Civil advirtió que se sentía olor a gas en la esquina de Salta y Oroño y hasta el lugar llegaron Bomberos y personal de emergencia.

"Se trató, más que nada, de una respuesta preventiva. Los inspectores sólo detectaron una mínima pérdida en la planta baja del edificio, que ya fue solucionada", sostuvo ayer el titular de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo.

Durante gran parte del domingo, agentes de esa repartición y técnicos de Litoral Gas revisaron las instalaciones del edificio y de todos los departamentos del complejo de Salta 2136. Y sólo después de que se cercioraran de que no existían anomalías volvieron a reconectar el servicio, que habían suspendido el sábado a la noche.

Según apuntó Escajadillo, los inspectores chequearon las instalaciones de cada una de las viviendas, porque algunos vecinos habían referido advertir problemas con los calefones ("como un temblor", sostuvieron). No obstante, dijo el funcionario, no se detectaron anomalías.

Luego recordó que, tras la tragedia de las torres de Salta 2141 y por las consecuencias de la explosión, toda la zona quedó sin servicio. Particularmente, al edificio controlado ayer se le restableció el gas el 29 de diciembre pasado, después de que la provincia y el municipio completaran los trabajos de recuperación de las construcciones afectadas por el siniestro.

Sólo un susto. Lo cierto es que la cercanía de esa tragedia, la más grande en la historia de la ciudad por el número de víctimas, infló el temor entre los vecinos que presenciaron el operativo desplegado el sábado a la noche en la esquina de Oroño y Salta.

Cerca de las 20, hasta el lugar llegó una cuadrilla de Litoral Gas, una autobomba de Zapadores y vehículos de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Tránsito y Defensa Civil. Y se cortó el tránsito por Salta y por una de las manos de Oroño.

Los comercios de la zona quedaron vacíos y, si bien no fue necesario evacuar ninguna vivienda, muchos abandonaron su casa y salieron a la calle.

Funcionarios de Protección Civil fueron los encargados tranquilizar a la gente.

Los técnicos de Litoral Gas inspeccionaron el lugar y decidieron suspender el suministro al edificio del 2136 hasta tanto se revisaran las instalaciones de cada uno de los departamentos. Ese examen se completó ayer sin que se detectaran fallas en las viviendas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS