Edición Impresa

Fue asesinado en una disputa por la posesión de un departamento

Jesús Alberto Trigo, de 24 años, recibió un disparo de arma de fuego en la cara cuando llegaba a su casa de Polledo al 4100. Se investiga si la víctima había comprado en forma irregular una vivienda en la Zona Cero. Ayer buscaban a un sospechoso.

Lunes 03 de Marzo de 2014

Con un cuartetazo sonando estridente como música de fondo, dos pibes observan el ingreso a un departamento delimitado por precintos, en un edificio de la denominada Zona Cero, un sector recientemente poblado cercano a Nuevo Alberdi. Los adolescentes parecen sorprendidos y sólo balbucean que allí, unas doce horas antes, mataron de un balazo a un muchacho de 24 años.

Se llamaba Jesús Alberto Trigo y recibió un balazo mortal que le perforó la cara. Al parecer, el joven fue asesinado en el marco de una disputa con quien gatilló por la posesión del departamento. A su vez, las fuentes policiales y judiciales indicaron que el autor material del crimen está identificado, pero al cierre de esta edición todavía no había sido localizado.

Versiones. El crimen de Trigo ocurrió en un complejo de viviendas sociales construidas en los últimos años con aportes oficiales en Polledo al 4100, un sector del extremo norte de la ciudad denominado Zona Cero. Son edificios de tres plantas que albergan un departamento en cada una. Enfrente del complejo, sendero de tierra mediante, se levanta un racimo de casillas de chapa y madera.

Ayer al mediodía la escena se completaba con una ojota, un par de zapatillas, dos bolsas negras con residuos, un desvencijado balde y un cajón de madera tirados en el pavimento frente al departamento donde asesinaron a Trigo.

El mortal episodio se desencadenó cerca de la 1.30 de ayer. Una fuente policial señaló que a esa hora Trigo regresaba con su pareja y dos amigos de una fiesta de cumpleaños y se dirigió a un departamento del complejo ubicado en Polledo 4163, en el primer piso, que había comprado unos meses atrás.

Pero a partir de ese momento el relato oficial se bifurca. Según el vocero policial consultado, al llegar al inmueble Trigo distinguió a dos hombres en su interior. "El muchacho se acercó a la ventana y entonces salieron dos sujetos armados. Ahí se produjo una discusión con la víctima y en medio de la gresca uno de los intrusos le efectuó un disparo", explicó el portavoz consultado.

Sin embargo, una fuente de la Unidad Especial de Homicidios Dolosos del Ministerio Público de la Acusación señaló que no se había determinado si los atacantes estaban en el departamento con la intención de cometer un robo cuando ocurrió el crimen. "No sabemos si estaban adentro o se acercaron cuando vieron a la víctima", explicó el portavoz judicial.

Lo cierto es que Trigo recibió un balazo que le atravesó la comisura del lado derecho de los labios y luego se derrumbó malherido sobre el pavimento. Un rato después, dos policías lo llevaron en un patrullero del Comando Radioeléctrico hasta el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde su vida se apagó a las 2.10 de ayer, cuarenta minutos después.

Irregularidad. En este contexto, una fuente allegada a la investigación del crimen comentó que algunas personas a las que les adjudicaron departamentos en el complejo de Polledo al 4100 desistieron de habitarlos. Al parecer, según esta versión, eso originó que los inmuebles fueran ocupados por gente que comenzó a vender las unidades en forma irregular.

"Al parecer Trigo adquirió la vivienda en forma ilegal a quien detentaba la posesión del departamento. Pero la persona que lo mató también estaba interesado en comprarlo", explicó el portavoz consultado. De esta manera, para los investigadores la motivación del homicidio está vinculada con una disputa por la posesión del inmueble.

Nada. Ayer al mediodía, algunos vecinos consultados por un cronista de LaCapital señalaron que no podían brindar precisiones del violento episodio. "No sabemos nada", coincidieron una mujer sesentona y un hombre cuarentón que arreglaba un auto en el patio de un departamento contiguo al de Polledo 4163. Sólo una mujer de la cuadra comentó que unos días atrás había escuchado unas estampidas frente al inmueble donde mataron a Trigo.

En ese marco, una fuente policial señaló que el muchacho fallecido tenía prontuario abierto. "Lo condenaron en 2008 a cuatro años y tres meses por el delito de robo calificado con la participación de un menor", explicó el vocero respecto de un caso en el cual intervino el juzgado de Instrucción Nº 14.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS