Edición Impresa

Frustrado rescate de rehenes de Al Qaeda dejó 13 muertos

Nueve milicianos de Al Qaeda, dos rehenes y una mujer y un niño, en total 13 personas, murieron cuando un comando conjunto de Estados Unidos y Yemen atacó a la célula terrorista para intentar liberar a ambos secuestrados, en una fallida misión de rescate en Yemen.

Lunes 08 de Diciembre de 2014

Nueve milicianos de Al Qaeda, dos rehenes y una mujer y un niño, en total 13 personas, murieron cuando un comando conjunto de Estados Unidos y Yemen atacó a la célula terrorista para intentar liberar a ambos secuestrados, en una fallida misión de rescate en Yemen.

   Fuerzas especiales estadounidenses y yemeníes entraron a la aldea de Dafaar, en la provincia de Shabwa, un bastión del grupo terrorista islámico en el sur de Yemen, poco después de la medianoche del sábado, donde mataron a nueve milicianos de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, por su sigla en inglés), el brazo de esta facción en Yemen. El reportero gráfico estadounidense Luke Somers, de 33 años, y el profesor sudafricano Pierre Korkie, de 56, fueron abatidos por sus captores durante la incursión, según funcionarios estadounidense. Estaban en maos de Al Qaeda desde 2013. AQAP, formada en 2006 por la fusión de las facciones yemení y saudí de la red terrorista islámica, ha sido considerada durante años por Washington como una de las ramas más peligrosas del qaedismo. Al menos un británico y un turco permanecen en manos del grupo. El pasado 4 de diciembre, el jefe de AQAP, Nasser bin Ali Al-Ansi, leyó en video una amenaza de muerte contra el rehén Luke Somers. Aparentemente esta amenaza decidió al alto mando estadounidense a intentar la liberación pese al fuerte riesgo que conllevaba.

   La organización fundada por el eliminado Osama Bin Laden ha denunciado al Estado Islámico, pero fuentes occidentales y del Golfo Pérsico señalan que existen conexiones operacionales entre ambas agrupaciones terroristas. “AQAP y el Daesh (el Estado Islámico por su acrónimo en árabe) son esencialmente la misma organización, pero tienen diferentes métodos de ejecución y tácticas”, afirmó un alto funcionario de inteligencia yemení en una conferencia en Bahréin este fin de semana. “Han matado rehenes antes, como los soldados de las fuerzas especiales yemeníes en Abyan en 2011. Hay algunas células de AQAP que han prometido lealtad al “califato” (por el EI); hay una división sobre la legitimidad del Daesh en su visión, pero no en sus tácticas”, agregó. Además de la mujer y el niño, reportes en informes en redes sociales de extremistas islámicos dijeron que uno de los muertos era un comandante de AQAP. El comandante fue identificado como Jamal Mubarak al-Hard al-Daghari al-Awlaki. Altos funcionarios estadounidenses dijeron que la incursión fue realizada sólo por sus fuerzas, pero tanto el gobierno de Yemen como residentes locales dijeron que fuerzas yemeníes también participaron en la operación, y que se enfrentaron a los terroristas islámicos que tenían capturados a Somers y Korkie.

Testigos. “Antes de que se oyeran disparos, haces de luz muy potentes convirtieron la noche en día y entonces escuchamos fuertes explosiones”, dijo un residente llamado Jamal. “Los soldados estaban llamando a los habitantes de una casa a que se rindieran y el que hablaba era claramente un soldado yemení”, agregó. El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que la operación —que fue el segundo intento por liberar a Somers en 10 días— sólo había sido aprobada debido a que la vida del estadounidense estaba en peligro inminente. El video del 4 de diciembre parece probar este punto. Pero diferente era la situación del otro rehén, el sudafricano Pierre Korkie, miembro de una ONG. Esta asegura que había negociado la liberación de Korkie, algo que esperaba que sucediera ayer mismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario