Edición Impresa

Freno al nombramiento de un nuevo juez de la Corte

El radical Morales dijo que la oposición acordó trabar la designación del reemplazante de Zaffaroni en máximo tribunal de Justicia

Domingo 02 de Noviembre de 2014

El senador radical y aspirante a la Gobernación de Jujuy, Gerardo Morales, aseguró ayer que "no hay forma" para que el kirchnerismo avance en la designación de un nuevo juez de la Corte Suprema tras la renuncia de Raúl Zaffaroni porque —explicó— "hay consenso" en la oposición para "trabajar ese tema con el próximo gobierno".

"Con este gobierno no queremos trabajar ningún consenso en cuanto a la integración de la Corte. La posición nuestra es trabajar el tema con el próximo gobierno", detalló, y afirmó que "los otros bloques (de la oposición) tienen la misma posición".

La discusión sobre el número de integrantes que tiene la Corte Suprema se reavivó tras la carta que le envió Zaffaroni a la presidenta Cristina Fernández para formalizar su salida del máximo tribunal a partir de diciembre, que quedará con cuatro miembros: el decano Carlos Fayt, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

"Nosotros ya anticipamos nuestra decisión. No creemos que sea la oportunidad para buscar consensos. Creemos que los consensos para buscar los miembros que faltan para integrar la Corte se tienen que dar con el nuevo gobierno. Esta es una posición que hemos tomado orgánicamente desde el radicalismo y que hemos anunciado. Diría que en esto hay consenso en el Senado en todas las fuerzas de la oposición", remarcó Morales.

El senador indicó que esa postura se resolvió porque en la UCR consideran que "el gobierno no garantiza los consensos" e "impide cualquier posibilidad de diálogo y acuerdo en temas centrales".

"Están atropellando con todo", acusó el dirigente de Jujuy, y agregó que "el gobierno avanza, ha avanzado con el Presupuesto (2015) sin que podamos siquiera proponer reducir una coma".

Morales indicó que desde el radicalismo hablaron "con los otros bloques" y aseguró que los otros espacios de la oposición "tienen la misma posición".Por eso, afirmó que "no hay forma" para que el gobierno pueda designar al reemplazante de Zaffaroni porque, aclaró, "no contaría con votos propios para aprobar la nominación de un miembro de la Corte".

Arslanian quiere nueve. Por su parte, el ex ministro de Justicia León Arslanian consideró que se "podría ampliar a nueve" los miembros de la Corte Suprema y afirmó que "nadie" le "ofreció integrar" el máximo tribunal tras la renuncia Zaffaroni.

El ex ministro justificó su postura de plantear el número de jueces de la Corte al argumentar que "si quiere ganar en eficacia, tiene que achicar la circulación y trabajar por salas: una sala penal, una de derecho público y una civil y comercial". "Creo que la mayor cantidad de votos enriquece el debate y mejora las ideas", agregó el ex funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario