Edición Impresa

Franco Cervi: “Toda mi vida trabajé para llegar a esto”

En un extenso diálogo con Ovación, Franco Cervi habló del buen momento que le toca vivir, del presente del equipo y de las sensaciones del triunfo ante San Martín (SJ).

Lunes 13 de Abril de 2015

El presente de Central se basa indudablemente en un rendimiento colectivo, aunque para llegar a eso siempre es necesario que las individualidades funcionen en buen nivel. ¿Quién puede dudar hoy que dentro de ese grupo de elite se encuentra Franco Cervi? Muy pocos. El propio jugador entiende que es así, aunque, por su bajo perfil, le cueste admitirlo. Más allá de eso hay sensaciones que el volante ofensivo le puso a este momento, con el que siempre soñó. “Toda mi vida trabajé para llegar a esto y ahora que tengo la oportunidad trato de aprovecharla”, fue una de las frases para inaugurar el diálogo, ya mucho más tranquilo, en el mano a mano que entabló con Ovación, luego de haber hecho otro gran partido (para este diario fue nuevamente la figura), pero sobre todo después de saborear un triunfo “que necesitábamos mucho”.
  “Siempre lo imaginé. Es lo que quería. Antes de llegar a primera pensaba en rendir de la mejor manera cuando se me presentara la chance. Siempre tuve como meta dar el máximo. Cuando arrancó la pretemporada hubo un cambio muy grande, pero todos le pusimos muchas ganas. Hoy estoy contento de poder ayudar al equipo”, se explayó Cervi, en medio de la calma que le brindaba una tarde entre sus afectos, esos “con los que estuve desde el primer momento”, frase que trajo a cuento sobre la consulta de qué cosas cambiaron en su vida en estos últimos meses, que fueron los que lo pusieron en escena con un protagonismo bien definido. “Lo que cambió es que al ser un poco más conocido cuando salgo a la calle la gente me saluda, me pide fotos o autógrafos”, reconoció. “Pero hay que acostumbrase porque son gajes del oficio”, añadió.
  Chucky reconoció en más de una oportunidad durante la entrevista que “nunca” imaginó que los primeros nueve partidos podía llegar a jugarlos como titular. Sí que podía arrancar como una alternativa. Pero hoy la cosa la analiza desde otro lugar. Desde el lugar de distinto que le toca asumir. “No me queda otra que aprovechar cada chance que se me presenta, que es lo que siempre busqué”.
  Y su momento resalta en parte por los goles. “No soy de hacer muchos goles ni tampoco me vuelvo loco cuando no convierto. En estas últimas dos fechas se me dio, pero lo que más contento me pone es que sirvieron para el equipo. En ese sentido estoy muy tranquilo”.
  —Sos de los jugadores que buscan ir siempre para adelante. ¿Notaste algún cambio en el comportamiento por parte de los rivales al marcarte?
  —Sí, pero es normal. Todas las semanas hablamos y vemos videos sobre la forma de jugar del rival. En lo personal trato de buscar la mejor solución, más allá de que noto que muchos defensores ya tienen estudiados mis movimientos. Igual no es fácil encontrar las soluciones en el momento, pero trato de adaptarme.
  —¿Y el presente del equipo te sorprende o lo esperaban?

    —Cuando arrancó el año armamos un grupo muy bueno, en el que tiramos todos para adelante. Una de las virtudes que tenemos es que somos muy unidos, pero a veces el grupo puede estar muy bien y la pelota pega en el palo y se va, no ganás y terminás a mitad de tabla. Hoy por suerte estamos bien, pero sabemos que este es un camino muy largo.
  —¿Cuál es el análisis a 24 horas de la victoria?
  —Que el triunfo nos sirvió muchísimo, sobre todo en lo anímico porque necesitábamos ganar ya que veníamos de tres empates seguidos. Obviamente victorias como estas te dan fuerza para seguir trabajando.
  —¿Fue más importante por la forma y porque fue de local?
  —Seguro. Después de cinco fechas de triunfos, pasar a una seguidilla de empates no es fácil. La idea es siempre la misma, pero cuando pasan un par de partidos sin ganar es como que lo necesitás. Lo nuestro pasa por querer ganar todo lo que jugamos, más teniendo en cuenta que esto es muy largo. Además, por cómo estaba el estadio lo disfrutamos mucho más.
  —¿Fue la victoria con mayor adrenalina en el torneo?
  —Seguro. Lo ideal hubiese sido ganar con mayor tranquilidad, manejando mejor la pelota y sin sufrir tanto. Obviamente que no es lo que queremos, pero también se disfruta más porque estuvimos a segundos de empatar un partido que merecíamos ganar largamente. Por suerte pudimos encontrar el gol en esa última jugada. Ese tipo de clima siempre es diferente.
  —¿Y por qué creés que sufrieron tanto?
  —Porque no lo pudimos definir antes. Si hubiésemos estado más tranquilos en los últimos metros lo tendríamos que haber resuelto con mayor facilidad, pero son las cosas que hay por mejorar. Igual estamos con muchas ganas y lo más importante es que la idea está.
  —Creés que en este partido hicieron algo diferente a los otros tres que no pudieron ganar?
  —Creo que fueron todos parecidos. Sí puede ser que en este hayamos ido más decididos a buscarlo, pero fue porque el partido se presentó así. Por suerte apareció el Flaco (Donatti) para darnos la victoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario