Edición Impresa

Francisco Pesado: "Siempre hice mi propio camino"

El ex baterista de Shocklenders va donde la música lo lleve. cuenta todo sobre su carrera en México con su nueva banda Pulso.

Domingo 29 de Diciembre de 2013

De Rosario a Barcelona y de Barcelona a México DF. Para Francisco Pesado la música no tiene fronteras y la lleva con él a donde sea que vaya. Comenzó su carrera en 1994 como baterista y productor en la mítica banda rosarina Shocklenders, con la que en 1998 emigró a España. Tras la separación del grupo, Pesado se abocó a la producción y trabajó junto a la banda española "Caníbala" y aportó dos canciones al soundtrack de la galardonada película "Tapas" (España, 2005). Desde 2009 el músico está radicado en México, donde mantiene una prolífera carrera en la cual, entre 1994 y la actualidad, produjo más de 40 discos de distintos artistas de Argentina, España, Suiza, Alemania y México.

Actualmente, el rosarino está en México D.F al frente de dos proyectos paralelos junto al músico Charly Rey; por un lado, Pulso, un dúo de rock alternativo donde desempeña su rol de baterista con Rey en guitarra y voz, y Kostura, un proyecto con animaciones en 3D. Pero aunque Pesado esté en México, no deja de estar conectado con la cultura rosarina, produciendo discos para bandas como Argies, Asphix o Sikarios.

En su corta estadía en Argentina, Pesado dialogó con Escenario acerca de las experiencias de un músico y productor que navega por los lares donde la música lo lleve; su pasado con Shocklenders, sus shows tocando la batería para Manu Chao y su presente con Pulso, la banda de rock alternativo que hace furor en México y que lanzará su primer material discográfico en febrero.

—¿Por qué decidiste instalarte en México?

—Fue una necesidad de experimentar cosas que acá no estaba encontrando, como esto que está pasando con Pulso. Allá tenemos una visión de la música más profesional, con más estructura y no tanto remándola como es acá. En Rosario el nivel artístico es bueno pero se va enfriando como si te pusieran en el freezer. Aunque hay muchos artistas increíbles que le ponen muchísimo corazón, el problema está en que la estructura no es accesible para todos.

—¿Qué experimentaste en España?

—Nos fuimos con los Shocklenders a Barcelona, duramos medio año juntos porque después nos separamos y cada cual siguió su camino. Lo que hicimos con la banda en España estuvo muy bueno, tocamos en muchos lugares. Pero la química estaba desgastada, éramos cuatro cabezas muy distintas. En 2009 tocamos en Dixon por última vez.

—¿En un momento formaron parte de la banda de Manu Chao?

—Sí, éramos vecinos y nuestra relación comenzó de manera informal. A él le gustaba mucho lo que hacíamos (con Shocklenders) y venía a nuestro departamento a tocar, traía su guitarra, su grabadora y yo ni siquiera conocía las canciones del disco que acababa de salir, "Clandestino", porque me gustaba más Mano Negra. En realidad, sin darme cuenta estaba tocando las canciones de su disco que ya había salido, pero yo las tocaba a mi manera porque no las había escuchado. Tocamos con él un tiempo pero después tomamos otro camino. Tato Vega fue el único que se quedó tocando con Manu Chao y estuvo de gira con él. Suena raro pero fue nuestra decisión no seguir tocando con él.

—¿Le dijeron que no al mismísimo Manu Chao?

—(risas) Me acuerdo que, mientras yo estaba armando las valijas para irme, Manu estaba en el departamento y nos despedimos. Igual, creo que es una persona que toca con muchísima gente, tiene su guitarrista y su bajista, pero el resto los va renovando permanentemente. Es más una anécdota que otra cosa.

—Y armaste la valija y te fuiste a México...

—Sí, quería expandirme como productor y no quedarme a la sombra de Manu Chao. Siempre hice mi propio camino. A veces no es recomendable agarrar el timón y decidir tu destino, quizás está bueno dejarte llevar, pero en ese momento lo agarré y dije "allá voy". Creo que me fui a México a buscar estructuras. Es el país de habla hispana que más produce música y es uno de los más importantes de mundo.

—¿Cómo se formó tu banda actual, Pulso?

—Cuando llegué al D.F lo conocí a Charly Rey con quien tengo dos proyectos paralelos; Koztura, donde producimos y compusimos pero la imagen son muñecos animados en 3D, y Pulso, una banda de rock alternativo. Y además tengo mi estudio de producción, Godzila. Con respecto a Pulso, empezamos a hacer canciones de a una; las componíamos y las grabábamos. De repente teníamos como 30. Hicimos varias presentaciones en el DF y paralelamente siempre seguí con mi carrera de productor. Me gusta mucho el trabajo de estudio. Ahora estamos presentando el video del primer corte "Hoy estoy aquí", dirigido por el ex bailarín Ricardo Encinas, que forma parte de lo que será nuestro álbum debut "Pulso", que saldrá en febrero.

—¿Cómo definís el género de la banda y cuáles son sus influencias?

—Es rock pop alternativo británico. Está entre Los Beatles, Depeche Mode y Muse, y los argentinos Soda Stereo y Serú Giran, que fueron bandas de avanzada. Con Charly somos productores y compositores e hicimos el disco los dos solos. Nadie nos dijo cómo tenía que sonar. Simplemente lo mostramos y gustó. Creo que fue una búsqueda personal de los dos, queríamos hacer este disco. Charly es argentino y hace quince años vive en México, es un músico muy talentoso que ha tocado como sesionista con Paulina Rubio, Ricky Martin, Belinda y Alejandro Sanz.

—¿Qué diferencias sustanciales percibís entre la escena musical que se vive en Rosario y la de México DF?

—Mirá, por ejemplo, nosotros con Pulso hicimos cinco canciones, las mostramos en nuestra editorial que es Televisa, les encantó y en seguida nos encargaron el disco y pagaron la producción adelantada. En México hay una estructura más grande que acá en cantidad y en proporción; allá es imposible caminar una cuadra sin ver un bar donde esté tocando una banda. Hay muchos lugares para tocar, cada banda tiene su lugar según la cantidad de público que lleve, desde 150 personas hasta 150 mil. Además, allá los músicos viven de la música, cada uno a su manera, teniendo una banda de covers, siendo profesores o sesionistas... Allá se produce mucho y hay una gran cantidad de músicos y productores argentinos. Estamos muy bien representados.

—¿Cuáles son tus proyectos para el 2014?

—En febrero se viene el primer disco de Pulso, va a tener diez canciones y lo esperamos con muchas ansias. Además, vamos a sacar un nuevo videoclip. Tenemos a Televisa de socios y eso nos abre muchas puertas. En Argentina quizás no llegue en formato físico pero sí estará en iTunes. Y en algún momento vendremos a presentarlo a Rosario...

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS