Edición Impresa

Francia teme que el asesino de la escuela judía vuelva a atacar pronto

El agresor mató a sus víctimas con disparos a la cabeza y grabó el tiroteo con una cámara. Las autoridades lo describen como "un individuo organizado en extremo, muy frío y decidido".

Miércoles 21 de Marzo de 2012

París.- La policía francesa intensificó la búsqueda de un hombre que asesinó a tres niños y un rabino en una escuela judía en Toulouse, por temor a que ataque de nuevo. Las autoridades creen que el asesino, quien huyó en una moto, es un pistolero entrenado y que posee puntos de vista "extremistas". Se cree que también puede ser responsable de los tiroteos ocurridos la semana pasada contra tres soldados de origen norafricano.

"Esta persona es alguien que ha matado cada cuatro días, es organizado en extremo, con un arma de alto calibre", dijo el fiscal de París Francois Molins en rueda de prensa. "Nos enfrentamos a un individuo con determinación, que sabe que es buscado y podría atacar de nuevo", añadió.

Las cintas de vigilancia de la escuela mostraron que el atacante registró su tiroteo con una pequeña cámara de video instalada alrededor de su cuello. "Esto muestra un perfil del asesino, alguien que es muy frío, muy decidido, con gestos precisos, y por lo tanto muy cruel", dijo el ministro de Interior, Claude Gueant. El funcionario agregó que el agresor mató a todas sus víctimas con disparos a la cabeza.

Un "monstruo". El sujeto es también el principal sospechoso del asesinato de tres militares en dos tiroteos separados ocurridos la semana pasada en Toulouse y la cercana ciudad de Montauban.

En cada ataque, el asesino llegó en una moto Yamaha robada y utilizó un arma calibre 45. Su rostro estaba oculto por un casco de moto durante los ataques.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que el racismo parece ser la motivación del ataque del lunes contra la escuela, que se produjo apenas cinco semanas antes de la primera ronda de la elecciones presidenciales.

"Vamos a encontrar a este monstruo. Lo llevaremos ante la justicia y será castigado", afirmó ayer el ministro de Relaciones Exteriores francés, Alain Juppé. Unos 200 investigadores están trabajando en el lugar de los hechos.

La policía reforzó la seguridad en los sitios religiosos, levantó la alerta terrorista en Toulouse al más alto nivel posible e interrogó a los encargados de clubes de armas de fuego en un esfuerzo por encontrar al asesino.

Terror en el aula. Francia es el hogar de las mayores comunidades judías y musulmanas de Europa y tiene un historial de agresiones contra ambos grupos, pero el tiroteo del lunes fue el ataque antisemita más mortífero en suelo francés en casi 30 años.

A la entrada de la escuela judía Ozar Hatorah, en Toulouse, los residentes y los padres dejaron ayer ofrendas florales y velas en memoria de las víctimas.

Un niño de 11 años que sobrevivió al ataque habló de sus sentimientos de terror mientras el asesino disparaba en la escuela. "Nos estábamos preparando para la oración cuando el director irrumpió y gritó que había un tiroteo. Me entró el pánico y escuché los disparos, pero no vi nada", relató. "Pensé que iba a venir en cualquier momento a terminar con todos nosotros. Entonces esperé y esperé, y luego mi padre me vino a buscar", dijo.

Las escuelas en toda Francia guardaron ayer un minuto de silencio. "Esto ocurrió en Toulouse, en una escuela religiosa con niños de familias judías, pero podría haber sucedido aquí. El mismo asesino podría haber venido aquí, estos niños son exactamente iguales a ti", dijo Sarkozy al asistir a una vigilia en una escuela de París.

Los cuerpos de las cuatro víctimas, que tienen doble nacionalidad franco-israelí, fueron repatriados a Israel. La embajada israelí identificó a las víctimas como Jonathan Sandler, de 30 años, sus hijos Gabriel y Arieh, de cuatro y cinco años, y Myriam Monsonego, de siete.

Mientras tanto, el Consejo Representativo de Instituciones Judías en Francia dio la bienvenida a la decisión de los principales partidos políticos de hacer un paréntesis en su campaña electoral por respeto a las víctimas.

Bajar el tono. Los inmigrantes y el islam han sido los principales temas de la campaña, con Sarkozy intentando ganarle los votantes de extrema derecha a la líder de ese sector, Marine Le Pen. Los analistas dicen que el tiroteo podría transformar el debate y posiblemente baje el tono de la retórica populista.

"El tono de la campaña no puede volver a lo que era", dijo Dominique Reynie, jefe del instituto político Fondapol. "La campaña estuvo dominada por un tono agresivo y un alto grado de retórica populista. Esta retórica cesará", agregó.

La líder de extrema derecha Marine Le Pen está en el tercer puesto en la carrera por la presidencia, y esto ha ayudado a que ganen notoriedad los temas raciales y la inmigración.

Nueva York

En Nueva York se incrementaron las medidas de seguridad en sinagogas y otros edificios judíos, tras el mortal ataque ocurrido el lunes frente a una escuela hebrea en el sur de Francia. Si bien no se recibieron amenazas específicas, el Departamento de Policía de la ciudad consideró “prudente” que se lleven a cabo patrullas extraordinarias frente a la misión de Israel en Naciones Unidas, entre otros edificios. En Nueva York reside la mayor comunidad judía de Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario