Edición Impresa

Fracasaron las negociaciones nucleares con Irán, pero extendieron el plazo

Diálogo multilateral en Viena. Ante la falta de acuerdos, las seis potencias mundiales y el gobierno de Teherán decidieron continuar negociando hasta junio venidero.

Martes 25 de Noviembre de 2014

Irán y seis potencias mundiales fracasaron por segunda vez en este año en su intento de poner fin a 12 años de tensiones y disputas por las ambiciones nucleares de Teherán, pero se dieron siete meses más para superar el estancamiento que les impidió alcanzar un acuerdo histórico en las negociaciones desarrolladas en Viena. Funcionarios occidentales dijeron que intentan asegurar un consenso sobre un acuerdo final, que podría firmarse en marzo, pero que será necesario más tiempo para pactar "detalles técnicos importantes". La sospecha, que es casi una certeza entre muchos dirigentes occidentales y en Israel, es que detrás de la pantalla de su programa nuclear civil, Irán busca la bomba atómica y que está cerca de obtenerla. Numerosas maniobras de ocultamiento iraníes en más de 10 años de negociaciones e inspecciones de las Naciones Unidas a las intalaciones nucleares de Teherán avalan estas sospechas. El régimen islámico posee un avanzado programa de misiles de largo alcance, que parece destinado a complementar la obtención de la bomba atómica.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, quien busca lograr un alivio a las sanciones económicas impuestas por las Naciones Unidas, dijo que la brecha entre las partes negociantes se había reducido en la ronda de negociaciones en Viena. "Es cierto que no logramos alcanzar un acuerdo, pero podemos decir que se ha avanzado", sostuvo Rouhani a la televisión estatal de su país. Pero el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, hizo una evaluación más sombría de la situación al decir que "se ha logrado un progreso real y sustancial pero se mantienen algunos puntos importantes de desacuerdo. Estas conversaciones no serán más fáciles porque las extendamos. Son duras y seguirán siendo duras", anticipó.

La fecha de ayer fue el segundo límite que se alcanzó sin lograr una solución. El secretario de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, anunció que se alcanzó una nueva extensión del plazo, al 30 de junio del 2015. "Tuvimos que concluir que no es posible lograr un acuerdo antes del plazo que se cumplía hoy, por lo que extenderemos el JPOA (Plan de Acción Conjunto, por su sigla en inglés) hasta el 30 de junio de 2015", dijo Hammond al término de las conversaciones. El JPOA es un acuerdo interino acordado hace un año en Ginebra entre Irán y el grupo formado por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China, según el cual Irán paralizó parcialmente su enriquecimiento de uranio —lo detuvo al mayor nivel— a cambio de un alivio limitado de las sanciones, incluido el acceso a algunos fondos congelados en el exterior. Irán está padeciendo con fuerza el efecto económico de las sanciones de Naciones Unidas, en especial desde la caída brusca del precio del petróleo a mediados de este año.

El costo de un fracaso definitivo en las negociaciones podría ser alto, y enemigos regionales de Irán como Israel y Arabia Saudita observan el proceso con nerviosismo, al tiempo que presionan a sus aliados occidentales. Ambos países de Medio Oriente temen un acuerdo débil que no acabe con las ambiciones nucleares iraníes, mientras que un fracaso de las negociaciones animaría a Irán a convertirse en un Estado con armas nucleares. Israel ya ha dicho que nunca permitirá este avance. En Washington, el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest dijo que imponer nuevas sanciones a la república islámica sería contraproducente. Kerry pidió al Congreso, dominado por los republicanos, que no avancen por ahora en imponer más sanciones a Teherán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario