Edición Impresa

Forum se comprometió a no afectar los conductos de agua en Puerto Norte

La polémica la encendieron los concejales Héctor Cavallero y Fernanda Gigliani al advertir que el proyecto de TGLT podría afectar estos ductos dejando comprometida la presión de agua para el centro-sur rosarino.

Miércoles 06 de Febrero de 2013

La polémica por el corrimiento de dos cañerías maestras de gran presión y que abastecen de agua potable al centro-sur rosarino parece haber quedado saldada. En diálogo con LaCapital, el gerente de operaciones de la firma TGLT (urbanizadora de Forum y que adquirió la ex Unidad 1 en Puerto Norte), Alejandro Belio, fue categórico: "En el convenio con la Municipalidad nos obligamos a cumplir lo que Aguas Santafesinas SA (Assa) diga en su momento. Si nos indican que no se pueden mover las cañerías, quedarán como están y modificaremos nuestro proyecto. Si nos autoriza a desplazarlas, lo haremos. No es un problema para nosotros", resumió el directivo.

Los centenarios conductos atraviesan la manzana Nº 2 de la ex Unidad 1 (ex Faca) adquirida por el urbanizador TGLT a fin de concretar otro plan de viviendas lindero al complejo Forum. Para eso, en 2008 el municipio elaboró un masterplan con su reconversión urbanística, pero ahora introdujo en un nuevo mensaje unas modificaciones en función de las afectaciones que Assa tiene sobre el trazado de las cañerías subterráneas que atraviesan en diagonal el predio.

La polémica la encendieron los concejales Héctor Cavallero y Fernanda Gigliani al advertir que el proyecto de TGLT podría afectar estos ductos dejando comprometida la presión de agua para el centro-sur rosarino. En el lugar se planea hacer una torre de 66 metros.

Este anteproyecto necesita el okey del Concejo Municipal. En efecto, en el expediente hay una serie de notas entre Assa y el Ejecutivo dando cuenta de esta situación. Los cuestionamientos de la oposición se fundan en el temor de que se perjudique el suministro de agua a los rosarinos y de un eventual litigio con la desarrolladora.

"Parecería que el municipio ha laudado a favor del urbanizador desatendiendo las advertencias de Aguas y los derechos que la asisten, poniendo en riesgo la prestación del servicio sanitario en la ciudad o llevando a la empresa pública a tener que realizar una inversión millonaria que no estaría dentro de sus obligaciones ni prioridades", expresaron Cavallero y Gigliani en su pedido de informes.

Según pudo conocer LaCapital, el 18 de octubre de 2004 la Dirección de Unidad, Planificación y Gestión del municipio le solicitó a Aguas la posición planimétrica de las instalaciones subterráneas existentes y previstas con motivo de la urbanización del área del parque Scalabrini Ortiz. El requerimiento fue respondido por la firma en el mismo mes y con los planos del lugar.

El 11 de junio del año pasado, la compañía estatal manifestó la imposibilidad de modificación "debido a la antigüedad, diámetros y presión de trabajo de las cañerías". Por allí atraviesan en diagonal dos conductos maestros de 914 y 762 milímetros, estructuras que datan de fines del siglo XIX y principios del XX.

La zona en conflicto es la delimitada por lLuis Carballo, Rawson, el río y pasaje 736 identificada por la manzana Nº 2. Uno de los puntos polémicos lo da la existencia de la ordenanza 8.320 de 2008 donde se fijan parámetros para la renovación urbana del Parque Scalabrini Ortíz, segunda fase. Allí el plan detalle de la ex Faca proyecta una torre de 66 metros de altura.

"Ya en el masterplan de 2008 la Municipalidad respetó el acueducto de gran porte y dijo qué se puede hacer y qué no. En función de ello, se hizo un proyecto (a cargo del prestigioso estudio Forster)", explicó Belio para ampliar: "En julio pasado, por inquietud nuestra, Assa notificó que había otros caños y tanto el Ejecutivo como la compañía de agua nos informaron que no podíamos construir un edificio sobre la traza de este nuevo caño".

Claridad. Para dejarlo más en claro, el gerente explicó en torno a esta porción de las 9 hectáreas que tiene la ex Unidad 1: "Cuando llegue el desarrollo para esta parte del terreno, readecuaremos el proyecto para no perjudicar el caño. Y si se autoriza correrlos, lo haremos. Respetaremos lo que exige Assa, pero lo analizaremos llegado el caso, porque se trata de la cuarta etapa del proyecto (que podría concretarse en 10 años) y se resolverá a años vista. Por lo tanto, se respetará la traza y nos adaptaremos a la realidad existente" .

El convenio firmado entre TGLT y la Municipalidad expresa que el desarrollador presentará los planos particularizados para que Assa los apruebe en su momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS