Edición Impresa

Fórmula Uno: Vettel ganó en Japón y le respira en la nuca a Alonso

El Gran Premio de Japón seguramente no pasará desapercibido en la memoria de muchos. No porque haya sido una gran carrera, pero sí porque tuvo emociones y condimentos que la hicieron distinta.

Lunes 08 de Octubre de 2012

El Gran Premio de Japón seguramente no pasará desapercibido en la memoria de muchos. No porque haya sido una gran carrera, pero sí porque tuvo emociones y condimentos que la hicieron distinta. Porque después del triunfo en Singapur, Sebastian Vettel precisaba volver a ganar para reafirmar, de una vez por todas, que está en condiciones de defender con éxito su bicampeonato y lo hizo. Porque Fernando Alonso esta vez perdió en serio, mucho más que en Spa y ahora sí se preocupa. Pero también porque quedó impreso el récord alcanzado por el alemán, el regreso al primer plano de Felipe Massa, el nuevo podio de un japonés en la Fórmula 1, y todo en el contexto del día posterior al anuncio, ahora sí definitivo, del retiro del más campeón de todos los tiempos: Michael Schumacher.

Además de la victoria, que sumado al tempranero abandono de Alonso le permitió quedar a 4 puntos del español en el campeonato, Vettel logró un récord en su corta trayectoria, el de igualar la cantidad de triunfos de Juan Manuel Fangio: 25.

Pero Vettel, como nunca en el año, se mostró como el año pasado, cuando apabullaba a sus rivales. El sábado lo mostró con una pole position fácil y ayer lo aprovechó partiendo en punta y defendiéndola sin inconvenientes. Caído rápido Alonso cuando el alerón delantero de Raikkonen le pinchó la rueda trasera izquierda, inclusive lo mejor que le pudo pasar fueron los grandes trabajos de Massa y Kobayashi, que impidieron el avance de los otros aspirantes al título. Así, Button quedó a la cola del valiente japonés, Hamilton muy lejos de su compañero y con algún nuevo problema en la parada en boxes, y Webber remando para un 9º puesto insípido, luego de que Romain Grosjean (sí, otra vez él) lo mandara al pasto tras la largada.

Nadie menciona a Raikkonen, que en realidad marcha tercero en el campeonato. Lo que ocurre es que el Lotus no parece un potencial ganador y precisamente el ex campeón todavía no lo hizo, condición sine qua non para aspirar al título. Pero siempre suma y de hecho sólo no lo hizo en China.

Raikkonen sí fue protagonista en arruinarle la clasificación (giró lento delante del español en su vuelta lanzada) y la carrera a Alonso. Y el daño del español se maximiza con el segundo puesto de Massa, que no conseguía un podio desde Corea 2010. Quizás en condiciones normales el español bien pudo aspirar a lo mismo que el paulista, que aprovechó la primera parada para superar a Kobayashi y Button. Schumacher, que largó 23º, peleó hasta el 11º lugar. Su compatriota, también campeón, ganó mucho más que eso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario