Edición Impresa

Fórmula Uno: el caucho aguantó esta vez y Hamilton festejó

El inglés de Mercedes ganó su primera carrera con su nueva escudería y Vettel (3º) se alejó más.

Lunes 29 de Julio de 2013

Esta vez Mercedes no falló y Lewis Hamilton se llevó su primera victoria con su nuevo equipo, que lo pone en carrera para un campeonato que sigue liderando con comodidad Sebastian Vettel. Al alemán esta vez le salieron dos enanos, el inglés y el finés Kimi Raikkonen, nuevo escolta del campeonato, pero igual está más que tranquilo al frente y de hecho se distancia más de su inmediato perseguidor, que antes era Fernando Alonso y ahora el hombre de hielo de Lotus. El Gran Premio de Hungría fue peleado, pero en el intrincado circuito de Hungaroring es difícil el sobrepaso y muy pocos lo intentaron con éxito. Y el nuevo ganador de la temporada al menos le dio otro matiz a una temporada que apunta hacia el mismo candidato.

Hamilton no dudó en la largada y después fue el primero en repostar neumáticos en la vuelta 9. Parecía entonces que lo temido se cumplía y que Mercedes iba a penar de nuevo con el flojo balance del caucho en carrera. Pero no fue así. El inglés realizó un largo sprint para el segundo regreso a boxes, donde se equiparó al resto y así fue haciéndose de la punta, sacando más ventaja gracias a la inesperada ayuda que le dio Jenson Button. Es que su compatriota de McLaren, que había salido con el compuesto más duro y por lo tanto aguantó más en pista, se transformó en un gran aliado. Porque después de superarlo quedó como tapón de Vettel, Grosjean y Alonso. Así fue haciendo su diferencia por lo que ya antes de realizar su segundo repostaje encontró la calma para manejar la situación.

Vettel no tuvo el auto intratable de otras veces, perdió mucho tiempo detrás de Button y después, tras su tercera parada, debió lidiar con Raikkonen. El finés largó 6º, por su estrategia de dos paradas quedó 2º y aguantó al alemán muy bien. Inclusive, en el último giro tapó muy bien el último intento del campeón, que casi pierde más y se resignó.

Cuarto fue un resucitado Mark Webber, que tuvo un ritmo infernal y quinto un poco y nada competitivo Alonso, quien con razón dijo: "Es un pequeño milagro que estemos luchando por el campeonato". En 39 días Ferrari deberá mejorar mucho, sino...

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS