Edición Impresa

Florencia Kirchner fue dada de alta tras sorpresiva internación

La hija de la presidenta ingresó el domingo a la clínica Favaloro con fuertes dolores abdominales por un problema ginecológico aunque no hubo parte oficial que lo detallara.

Martes 09 de Diciembre de 2014

Florencia Kirchner, la hija de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue dada de alta ayer de la clínica Favaloro, adonde había ingresado el domingo de urgencia en medio de un estricto operativo de seguridad y sin que se indicara oficialmente el motivo de su internación.
  Minutos después de las 9, la custodia oficial abandonó el sanatorio privado, ubicado en el barrio porteño de Balvanera, y testigos señalaron que la hija de la presidenta estuvo acompañada por su madre.
  Según trascendió, Florencia Kirchner debió ser internada como consecuencia de dolores abdominales provocados por un “problema ginecológico menor”.
  El domingo a las 20, la joven, de 24 años, había sido ingresada en ambulancia al centro asistencial y estuvo acompañada por el equipo médico presidencial, según precisaron fuentes consultadas.

Filtros. Según se pudo saber, el personal médico y de maestranza debió deshacerse de sus celulares, a fin de evitar filtraciones de la información y ninguna persona pudo acceder al octavo piso, donde fue alojada la hija de la presidenta desde su ingreso a la clínica.
  Luego de pasar la noche en la Favaloro, la menor de los Kirchner recibió el alta médica y pudo regresar a la Quinta de Olivos.
  Pero para burlar a la guardia periodística que se encontraba apostada frente al sanatorio, primero salieron los autos oficiales, donde se creía que viajaban Cristina y su hija, pero ellas se retiraron minutos más tarde sin la presencia de la prensa en la puerta.
  El pasado 1º de agosto, Florencia Kirchner había sido internada en el sanatorio Otamendi a raíz de un “fuerte dolor abdominal”.
  En aquel momento, tampoco hubo un parte médico oficial y ni Presidencia ni fuentes del sanatorio precisaron el diagnóstico de la hija de la jefa del Estado.
  En abril pasado, otro traslado de Florencia Kirchner al Sanatorio Mater Dei había generado todo tipo de versiones, aunque luego se informó que se había sometido a un “chequeo ginecológico de rutina”.
  En tanto, en 2007, la hija de la mandataria nacional había sido operada de las amígdalas en el hospital público Cosme Argerich, del barrio porteño de La Boca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario