Edición Impresa

Flor de la V: "Los gobiernos pasan y las leyes quedan"

Se reinventó. Luchó contra viento y marea para hallar su esencia. Y la encontró. Hoy, y desde hace dos años, su DNI la representa tal cual es: Florencia Trinidad. Lejos quedó Roberto Carlos...

Viernes 21 de Junio de 2013

Se reinventó. Luchó contra viento y marea para hallar su esencia. Y la encontró. Hoy, y desde hace dos años, su DNI la representa tal cual es: Florencia Trinidad. Lejos quedó Roberto Carlos, el nombre que nunca coincidió con su mente y su corazón. Por supuesto que todos la conocen como Flor de la V. De vedette, de victoria, de vida. Incursionó en las tablas, en la televisión y ahora conduce su propio programa, "La Pelu", por Telefe. Compró un teatro en Carlos Paz, produce y dirige sus propias obras y cosecha el éxito de todo lo que sembró durante tantos años. Flor de la V ha sabido ganarse el cariño de la gente con su trabajo y triunfó no sólo a nivel profesional, también en el aspecto personal, ya que construyó una hermosa familia junto a su marido Pablo Goycochea y sus dos hijos. "¡Cuidado!", le advierte Flor a sus hijos y luego explica que quieren dibujar un mueble. "A esta hora es cuando más encendidos están", cuenta Flor de la V desde su casa mientras se escuchan las voces de los pequeños de 1 año y 9 meses; Isabella y Paul Alexander.

La actriz, vedette y conductora llega a Rosario para presentar "Cirugía para 2", el espectáculo con el que hizo temporada en Carlos Paz, que protagoniza junto a un elenco compuesto por Aníbal Pachano, Gladys Florimonte, Matías Alé, Silvina Luna, Alejandro Müller y Paola Miranda. Antes de las dos funciones que dará esta obra que conjuga la comedia y la música, hoy y mañana, a las 21, en el Centro de Convenciones de City Center, Flor de la V dialogó en exclusiva con Escenario y aseguró que la maternidad le cambió la vida, celebró la aprobación de las leyes de identidad de género, matrimonio igualitario y fertilización asistida y dijo que todo es posible con lucha y sacrificio.

—¿Qué podés adelantar de "Cirugía para 2"?

—Estoy muy contenta de volver a Rosario, hace dos años que no voy y es una plaza que me encanta. Allí recibí las ovaciones más impresionantes de toda mi vida. Para mí es súper gratificante volver a una ciudad que me trata tan bien. "Cirugía para 2" es una obra súper divertida, con las actuaciones de Aníbal Pachano, Gladys Florimonte, Silvina Luna, Matias Alé, Paola Miranda y Alejandro Muller. La verdad que es un elenco de comedia impresionante que lleva este espectáculo de la mejor manera. El público no para de reírse desde el momento en que se sienta en la butaca. Mi personaje es Ivonne Lancaster, una diva loca y maltratadora que tiene una hermana que aparece después de muchos años (Gladys Florimonte) y empiezan a pasar situaciones divertidas y particulares que el público disfruta muchísimo. ¡Y nosotros también! Porque te juro que la química que tenemos en el elenco es muy fuerte y el público la capta.

—Estás a full en la tele y el teatro, y ahora sos mamá. ¿Cómo te organizás para hacer todo al mismo tiempo?

—Es medio complicado, simplemente es cuestión de organización. Tiene que ver con orden más que nada. Soy una mamá que trabaja y lamentablemente tengo muchos compromisos. Pero bueno, es el momento de la vida que me toca y lo hago por ellos.

—Cumpliste el sueño de ser mamá. ¿En qué te cambiaron Isabella y Paul Alexander?

—Me cambiaron en todos los aspectos de la vida. Me hicieron ver la vida de otra manera, desde otra perspectiva. Me conectó con algo que yo quería ser: madre. Ahora es todo completamente distinto. No puedo ni comparar cómo era mi vida antes de mis hijos. Antes estaba sola por el mundo; salía, viajaba, no tenía ningún tipo de compromiso. Y esto cambió rotundamente para convertirme en la madre de Paul e Isabella, que ocupan el cien por ciento de mi vida. Es hiper placentero.

—¿Cómo hacían las madres de antes sin pañales descartables y las comodidades que existen ahora?

—Ahora existe de todo, pero igual es un trabajo exhaustivo. Entonces pienso ¡cómo habrá sido antes! Porque ahora, con todas las comodidades que tienen las madres modernas, sigue siendo un trabajo arduo que te ocupa las 24 horas.

—Igualmente, años atrás la mujer no trabajaba y se dedicaba cien por ciento al hogar.

—Pero aunque hayan estado todo el día cuidando a sus hijos es complicado igual. Ser madre es un trabajo que no tiene la valoración que debería tener. En un trabajo normal, cumplís 5 o 9 horas, lo que fuere, pero vas y volvés a tu casa. En cambio la maternidad es un trabajo constante. No tenés feriados, días libres, ni absolutamente nada. Pero lo disfruto muchísimo porque lo que te dan los hijos es increíble, todo el amor es maravilloso.

—¿Cómo sos como ama de casa? ¿Te gusta cocinar, limpiar, lavar los platos?

—Tengo gente que me ayuda pero yo manejo mi casa. Estoy todo el tiempo pendiente de mis hijos. Ahora tengo preparada la ropita que van a usar mañana para ir al jardín. Dejo organizada la comida y todo.

—¿Qué les gusta en esta época en la que son tan chicos?

—Les encanta mirar Baby TV. También "Jake y los piratas", la "Doctora Juguetes", "La Casa de Mickey Mouse". Y aman cantar y bailar. Y como a mí también, cantamos y bailamos juntos.

—¿Cuál es tu opinión acerca de la aprobación de las leyes de fertilización asistida, matrimonio igualitario e identidad de género?

—Creo que la ley de fertilización está buenísima. Me parece que va a ayudar a muchas parejas. Cuando pasan este tipo de cosas siempre pienso que cada vez nos acercamos a un país más justo e igualitario para todos. Es genial que se contemplen estas realidades y se imponga la ley. Se logró muchísimo. La gente no tiene conciencia por lo que pasan las parejas. Es para celebrar.

—Viviste en primera persona el cambio de tu DNI donde ahora figura Florencia Trinidad. Ahora todos tienen esa posibilidad con la ley de identidad de género.

—Sí, porque son leyes que tienden a la unión y la igualdad, para que todos podamos tener los mismos derechos. En mi DNI ahora figura Florencia Trinidad; podés cambiar tu nombre, pero no podés ponerte uno de fantasía y tu apellido sigue siendo el mismo. Con el tema del matrimonio igualitario hubo muchísima gente en contra y salieron a decir barbaridades, sin embargo, siguieron adelante y lo apoyaron. En Estados Unidos por ejemplo, hablan mucho de la libertad pero muchos estados todavía no tienen este tipo de leyes. Así que a la Argentina, ¡chapó! Uno podrá criticar a este gobierno en muchos aspectos, hay gente que puede estar de acuerdo y gente que no. Pero los gobiernos pasan y las leyes quedan. Hubo muchos gobiernos democráticos y ninguno ha contemplado estos temas. No hablemos ahora, hablemos dentro de 50 años, no sabemos qué gobierno va a estar pero las leyes van a quedar.

—¿Tu país te apoyó para que hoy seas una estrella con tu propia familia?

—No sé si el país me apoyó o no. Soy una persona que trabajó, soy una persona de bien que siempre la luchó de la mejor manera. Desde mi humilde lugar he aportado mi granito de arena para que la gente pueda darse cuenta que tenga la sexualidad que tenga, puede encarar cualquier tipo de trabajo, profesión o actividad sin que eso afecte absolutamente a nadie. Porque a nadie le importa lo que uno hace en la cama, lo que tiene que importar es cómo sos como persona.

—¿Te sentís una referente para todas las personas que están luchando por cambiar su nombre, encontrar su identidad sexual y formar una familia?

—No sé si me siento una referente, lo que sí sé es que la gente puede ver a través de mi vida que todo se puede conseguir con lucha y sacrificio.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario