Edición Impresa

Fiscales solicitan la "inmediata" detención del sacerdote Zitelli

Derechos humanos. El ex capellán de la policía santafesina está procesado en varios expedientes por crímenes cometidos durante la última dictadura.

Martes 26 de Abril de 2016

Los fiscales Adolfo Villate y Gonzalo Stara reclamaron "la inmediata detención" del sacerdote Eugenio Zitelli, un ex capellán policial imputado en Rosario en dos causas por delitos de lesa humanidad, cuya excarcelación anuló la Cámara Federal de Casación Penal.

Acusado de participar en privaciones ilegales de la libertad perpetradas en el ex centro clandestino detención que funcionaba en el Servicio de Informaciones de la policía provincial, Zitelli espera en libertad el juicio oral en la causa Feced III y está procesado también en la causa Feced IV.

Los fiscales que intervienen en casos de terrorismo de Estado pidieron la detención de Zitelli al Juzgado Federal Nº4 de Rosario, que instruye el cuarto tramo de la causa que investiga los crímenes cometidos por represores encabezados durante la última dictadura militar por el entonces jefe policial santafesino Agustín Feced.

Villate y Stara, quienes durante todo el proceso se opusieron a la libertad de Zitelli, volvieron a pedir su detención luego de que la Sala II de Casación revirtiera el fallo de la Cámara Federal de Rosario que había convalidado la excarcelación dispuesta por el juez instructor Marcelo Bailaque.

En su petición, los fiscales citaron abundante jurisprudencia y, entre otros aspectos, destacaron "la extrema gravedad de los hechos investigados", que implicarían para quienes fueran condenados penas "de efectivo cumplimiento y, casi con seguridad, la máxima prevista".

Además, Zitelli será juzgado en la causa Feced III por el Tribunal Oral Federal Nº2 de Rosario imputado como partícipe necesario de la privación ilegal de la libertad de cinco prisioneros políticos que pasaron por el centro clandestino de detención que funcionó en el entonces Servicio de Informaciones de la policía provincial.

Al momento de procesarlo en la causa, ya elevada a juicio, Bailaque consideró acreditado que Zitelli "tenía pleno conocimiento del movimiento de personas" privadas de libertad en centros clandestinos y "conocía cabalmente" que en esas dependencias los detenidos "eran sometidos a torturas".

Sobre la base de testimonios de sobrevivientes, el juez señaló también que Zitelli "estuvo presente en sesiones de torturas" y que "estaba compenetrado con la necesidad" de someter a tormentos a las personas detenidas "para así poder obtener información".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario