Edición Impresa

Firmat: piden reabrir oficinas de Telecom

Firmat.— El Concejo reflotará un viejo reclamo para intentar la reapertura de las oficinas comerciales de Telecom que funcionaban en esta ciudad para atender al público, hasta que fueron cerradas hace más de una década. El deliberativo firmatense recibe firmas para avalar el mismo pedido que formuló sin éxito en varias oportunidades, aunque ahora espera correr otra suerte.

Domingo 18 de Enero de 2009

Firmat.— El Concejo reflotará un viejo reclamo para intentar la reapertura de las oficinas comerciales de Telecom que funcionaban en esta ciudad para atender al público, hasta que fueron cerradas hace más de una década. El deliberativo firmatense recibe firmas para avalar el mismo pedido que formuló sin éxito en varias oportunidades, aunque ahora espera correr otra suerte.

Además prevé solicitar la modificación a la ley de defensa del consumidor para exigir a las empresas de telefonía que presten un servicio comercial de atención personalizada. La iniciativa ya cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación pero aún resta la aprobación en el Senado.

En 1996 la concesionaria del servicio implementó una política de reducción de personal y cerró oficinas en distintos puntos del país con la finalidad de agilizar el trámite de pago del servicio a través de terminales bancarias al tiempo que implementó un sistema de reclamos a través de líneas directas.

"Este sistema impersonal dificulta la gestión del reclamo y constituye en un obstáculo injustificado para los clientes" consideró la presidenta del Concejo, Silvina Casas.

Recordó que "el cierre de sucursales está autorizado por una resolución del gobierno nacional", y agregó que "las empresas estaban obligadas a garantizar igual calidad de atención al cliente, lo cual se cumplió". Casas, remarcó que el Concejo realizó desde 2006 infructuosas "gestiones ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones para que los clientes cuenten con la debida atención ante los reclamos".

En ese sentido destacó que "el bloque de concejales del Frente Progresista presentó varias iniciativas que fueron aprobadas y avaladas por los vecinos de Firmat. Se solicitó al organismo la reapertura de las oficinas comerciales de atención al cliente a fin de que puedan efectuar los reclamos en forma directa con el personal de la empresa".

"También se enviaron copias —añadió— a todos los concejos municipales de la provincia, los que en forma unánime adhirieron a la solicitud, y a las Cámaras de Diputados y Senadores de la Provincia y de la Nación".

La mayoría de los bares del centro venadense hace caso omiso a la ley antipucho y en su momento los empresarios se quejaron de la norma tras argumentar que "los clientes se van cuando no se los deja fumar", aseguró un empresario en estricto off the record.

Sin embargo en algunos lugares como el café Riviera o en los café y locales de comida rápida del shopping venadense, la ley antipucho se cumple estrictamente aunque en rigor es muy escasa la adhesión a la norma establecida y reglamentada hace más de dos años.

Sin adhesión. La Municipalidad de Firmat a diferencia de Casilda o Venado no adhirió a la ley antitabaco por lo que no ejerce controles para velar por su cumplimiento, tarea que sí puede realizar la policía.

"No adherimos a ley porque cuando lo quisimos hacer tuvimos el rechazo del 90 por ciento de los comerciantes", recordó el secretario de Gobierno firmatense, Leonel Maximino.

Si bien en la mayoría de bares y clubes se permite fumar algunos comerciantes asumieron el compromiso de hacer respetar la norma antipucho. En el bar del Hotel Posta de Juárez, uno de los lugares más tradicionales de Firmat, hay un espacio para fumadores.

"En la mayoría de los lugares se fuma como si la ley no existiera", dijo una firmatense que como tantos otros vecinos no fumadores deben soportar el humo del cigarrillo en lugares cerrados donde debiera estar prohibido fumar.

A diferencia de los matices que presenta el cumplimiento de la ley antipucho en ciudades como Venado Tuerto, Casilda o Firmat, en lo pueblos del sur santafesino prácticamente no se cumple en lo más mínimo. "Es como si nunca hubiera existido", confió un vecino de Chovet.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS