Edición Impresa

Fidel, el gran ausente en los festejos por el medio siglo de la revolución cubana

Cuba festejó ayer el 50º aniversario de la revolución que llevó a Fidel Castro al poder y edificó un sistema socialista a las puertas de Estados Unidos. Castro, de 82 años, envió un breve mensaje por escrito desde el lugar donde convalece desde que una enfermedad intestinal lo apartó del poder hace dos años y medio. El presidente Raúl Castro encabezó austeros actos en Santiago y defendió el socialismo de la isla.

Viernes 02 de Enero de 2009

Santiago de Cuba. — Cuba festejó ayer el 50º aniversario de la revolución que llevó a Fidel Castro al poder y edificó un sistema socialista a las puertas de Estados Unidos. Castro, de 82 años, envió un breve mensaje por escrito desde el lugar donde convalece desde que una enfermedad intestinal lo apartó del poder hace dos años y medio. "Al cumplirse dentro de pocas horas el 50º aniversario del triunfo, felicito a nuestro pueblo heroico", dijo Castro, en una breve nota fechada el miércoles y publicada en la portada de Granma, el diario del gobernante Partido Comunista.

Castro fue el gran protagonista ausente de un mitin programado en Santiago de Cuba, en el extremo oriental de la isla, donde proclamó el 1º de enero de 1959 anunció el derrocamiento del dictador Fulgencio Batista. El discurso corrió por cuenta de su hermano Raúl Castro, que lo reemplazó a inicios de 2008 en la presidencia con la promesa de preservar el socialismo y mejorar la deteriorada calidad de vida de los cubanos.

"No fracasó". En una entrevista a la televisión cubana, Raúl enfatizó que "el socialismo no ha sido ningún fracaso" y, aunque advirtió problemas que hay que enfrentar, se declaró "optimista" sobre el futuro de la isla. "No hemos tenido paz, no hemos tenido tranquilidad, el enemigo dice que el socialismo ha sido un fracaso. Pero no ha sido ningún fracaso, ni siquiera en estas condiciones", afirmó.

El aniversario de la revolución cubana fue celebrado también en Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez, el principal aliado político y económico de Cuba, le dedicó una ceremonia oficial. "Cuba es parte de esta patria. Por Cuba estamos dispuestos a morir peleando, si hubiera que morir peleando por Cuba revolucionaria", clamó el mandatario, vestido con traje, corbata roja y la banda presidencial.

Asimismo este aniversario llega tres semanas antes de la asunción del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, que dijo estar dispuesto a suavizar las sanciones contra la isla y dialogar con las autoridades comunistas de Cuba.

Cuba, crónicamente dependiente de las importaciones, tiene escasez de efectivo y está bajo presión debido a la crisis financiera global y el azote de recientes huracanes.

Quienes defienden la revolución dicen que la sociedad que edificaron los hermanos Castro defendió la independencia de Cuba en las narices de Estados Unidos, universalizó la salud y la educación y logró indicadores sociales escandinavos. Sus críticos dicen que el sistema unipartidista que crearon sacrificó libertades y no tolera el disentimiento.

Saludos de los amigos. El 50º aniversario fue saludado desde varios rincones del planeta. Chávez conmemoró, por ejemplo, haciendo ondear la bandera de Cuba en el panteón nacional de Caracas donde reposan los restos del héroe independentista venezolano Simón Bolívar. "Dile a Fidel que a partir de hoy la bandera cubana será izada aquí", dijo dirigiéndose a Ramiro Valdés, uno de los ex guerrilleros que peleó junto a Castro en todas las batallas y es hoy, a los 76 años, ministro de Comunicaciones. Chávez, que considera a Fidel Castro su padre político, es el principal aliado estratégico de Cuba, a la que vende unos 92.000 barriles diarios de petróleo en condiciones preferenciales de financiamiento.

El respaldo chino. El presidente chino, Hu Jintao, dijo en un mensaje que la revolución cubana fue uno de los "grandes acontecimientos históricos" del siglo XX y prometió seguir apoyándola. China es hoy el segundo socio comercial de Cuba. El mandatario ruso, Dmitry Medvedev, otro aliado de Cuba, la describió como "un legendario ejemplo de la lucha por los altos ideales de la justicia social". También el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aprovechó la fecha para elogiar a la revolución cubana.

En Bolivia, el presidente Evo Morales expresó su "admiración" por Fidel Castro y afirmó que Cuba es símbolo de los pueblos del mundo". "Mi respeto, mi admiración a Fidel, él enseña una lucha en la defensa de la igualdad de los derechos de los pueblos y sus líderes revolucionarios; ya es una historia del pasado, del presente y del futuro, sin embargo, mi deseo es que se levante el bloqueo económico por los Estados Unidos ", dijo el líder boliviano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario