Edición Impresa

Ferrari: "Es bueno para la ciudad"

Paulo Ferrari lo siente de esa manera. El capitán canalla hace referencia a eso y a un montón de sensaciones y cuestiones que tienen que ver con los estrictamente futbolístico.

Domingo 20 de Octubre de 2013

La pasión es la misma de siempre. Del lado de los jugadores, pero sobre todo de quienes los rodean. Hace siete días que Rosario respira fútbol, con cierto grado de arritmia. La normal para estos casos, cuando se transita la previa del clásico. Siempre fue igual, aunque ahora parece especial. Los tres años que hace que no se juega un Central-Newell's, un Newell's-Central hacen a la expectativa. "Para la ciudad es muy bueno". Paulo Ferrari lo siente de esa manera. El capitán canalla hace referencia a eso y a un montón de sensaciones y cuestiones que tienen que ver con los estrictamente futbolístico. Lo hace en medio de un mano a mano que mantuvo con Ovación, en la tranquilidad que entrega el predio de Arroyo Seco. "Todos queremos ganar, pero también es importante que salga todo bien", agregó el Loncho.

Con 11 clásicos sobre el lomo, Ferrari transitó esta previa con más ansiedad que nervios. Lo siente así "por la clase de partido que es", dijo. Y agregó: "Lo siento de esa manera porque nací en este club y porque el clásico lo vengo jugando desde chico. Más allá de eso creo que hay que disfrutarlo porque son cosas que siempre quedan en la memoria. Uno sueña con jugar esta clase de partidos y por más que tengas mucha experiencia se vive de una manera diferente".

—¿Te cambia en algo el hecho de que lo juegues desde las inferiores?

—Es el partido especial que uno viene jugando desde hace muchos años y la rivalidad existe, pero es linda y sólo deportiva, que uno la palpita desde el momento que ingresa a este club. Todos aquellos que somos hinchas del club lo vivimos de una manera diferente y jugarlo en primera es el sueño de cualquiera.

—¿Por toda la experiencia que tenés, hay alguna palabra hacia aquellos que nunca pasaron por esto?

—Me parece que el que no lo jugó nunca ya lo palpitó durante la semana porque va sintiendo lo que la gente le hace sentir. Uno trata de hablarles, pero cada uno lo vivirá en su momento como debe ser. Esto hay que sentirlo dentro de la cancha, no hay otra.

—¿Y es bueno en la previa que la gente se los haga vivir de esa manera?

—No sé si es bueno o malo, pero es así. En esta ciudad el clásico se vive de esta manera y hay que aceptarlo como es.

—¿No te resulta llamativo que se viva con mucha pasión, pero sobre todo tanta presión?

—La gente lo vivió así desde siempre y creo que forma parte del folclore. Todo lo demás a nadie le gusta, ni nadie lo justifica, pero creo que por algo es uno de los clásicos más apasionantes del mundo.

—¿Sos de los que piensa que el clásico es un encuentro aparte y que no importa el presente de uno y otro equipo?

—Sin dudas que es diferente a todos los demás, por eso se vive de esta manera.

—¿Entonces no se analiza que van a enfrentar al último campeón y hoy puntero?

—Nosotros nos preocupamos más que nada por estar bien como equipo, por seguir mejorando y confiamos mucho en nuestro juego. Está claro que miramos todo, que tomamos precauciones, pero lo más importante es cómo estemos nosotros.

—¿Les puede alcanzar enfocarse en su propio juego teniendo en cuenta la jerarquía del rival?

—Creo que es fundamental tener convicción, mentalidad ganadora y confiar en lo que uno hace. Nosotros venimos jugando buenos partidos y es por eso que apostamos a lo nuestro.

—¿Y qué partido tienen que hacer para poder ganar?

—Tendremos que tener ritmo, presión, ni más ni menos que lo que venimos proponiendo, especialmente jugando de local. No pensamos en otra cosa que no sea ser protagonistas y estamos convencidos que lo podemos hacer.

—De local jugaron cinco encuentros y perdieron sólo uno, ¿es un punto que puede pesar?

—Para nosotros jugar de local y con nuestra gente siempre es fundamental. El hincha empuja siempre y en esta ocasión también trataremos de aprovecharlo.

—Tienen un técnico (Russo) que nunca perdió un clásico. ¿Se fijan en esas cosas?

—El dato de su efectividad en los clásicos está, pero para nosotros tener un técnico así es importante porque es un entrenador de experiencia y que dirigió muchos partidos de este tipo, tanto en el torneo como la Copa. Eso nos da mucha tranquilidad y me parece que es lo más importante.

—Hoy juegan con un esquema similar al de Newell's, ¿se puede dar un típico golpe por golpe o los nervios pueden atarlos a la hora de arriesgar?

—Es difícil decir cómo puede salir el partido. Si miramos las características de los jugadores de ambos equipos sin dudas puede darse dinámico, de ida y vuelta, pero es un clásico y nunca se sabe lo que puede suceder. Nosotros vamos a salir a hacer nuestro juego.

—¿En un partido abierto hay alguno que pueda exponerse más, que ponga algo más en juego que el otro?

—Nosotros en lo único que pensamos fue en que el equipo juegue bien y haga un buen partido. Después, todo lo otro es especulación y algo secundario.

—¿Les puede resultar complejo jugar con la paciencia que siempre intentan mantener?

—Puede ser porque hay un poco más de nerviosismo, pero la paciencia es importantísima. De todas formas, más que la paciencia lo más importante va a ser la inteligencia y la concentración.

—¿Se permiten pensar en el posclásico, en el envión anímico que les significaría ganar y el golpe que sería perder?

—En lo personal pienso siempre en positivo, pero la verdad que mi mirada llega hasta el partido del domingo, como lo hago siempre. Hoy queremos ganar el clásico y después pensaremos en lo que viene.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS