Edición Impresa

Fein quiere que la Nación financie la erradicación de asentamientos de las vías del tren

La intendenta dijo que los terrenos usurpados son federales, por lo que consideró que es el gobierno nacional el que debe desalojarlos. Es vital para que pueda regresar el tren.

Sábado 18 de Enero de 2014

"Los terrenos usurpados del ferrocarril son tierras fiscales; por lo tanto, si bien municipio y provincia pueden colaborar con soluciones, la inversión (para desalojar los asentamientos) le corresponde a la Nación por varios motivos: están en tierras federales y es el gobierno nacional el que tiene capacidad económica. Esto no significa que no podamos coordinar financiamiento externo para Rosario". Categórica, la intendenta Mónica Fein fijó posición en torno a quién debe afrontar el costo de reubicar unas 2 mil familias que ocupan las vías por donde deberá llegar a esta ciudad el futuro tren de pasajeros procedente de Retiro.

Meses atrás, el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, había descargado esa responsabilidad en el municipio y la provincia. Ayer, instó a los funcionarios locales a trabajar en conjunto para buscar soluciones.

Mientas tanto, se aguarda con expectativa la reunión del próximo martes entre las autoridades locales, santafesinas y el ministro del Interior, Florencio Randazzo. El objetivo del cónclave es acordar una definición sobre el arribo del tren Rosario-Retiro, una llegada que ya enfrenta su primera problemática: las usurpaciones de terrenos ferroviarios.

Sea cual fuere la estación de ascenso y descenso de pasajeros del nuevo servicio, en plena etapa de recambio de rieles y adquisición de formaciones a China, contar con un tren que conecte en tres horas y media la ciudad con Capital Federal implicará desalojar las viviendas que están pegadas a las vías.

El lunes pasado, en la primera reunión de la Intendencia con técnicos del área, se estimó que 2 mil familias viven sobre las vías.

Cuestión de pesos. En diálogo con LaCapital, Fein dejó en claro ayer desde dónde debería llegar el financiamiento para liberar los predios. "Los terrenos del ferrocarril son nacionales y han sido ocupados porque la Argentina atravesó procesos donde en algunos casos el tren dejó de pasar, o bien presentaban muy baja frecuencia. Por lo tanto, entiendo que si bien el municipio y la provincia pueden colaborar con soluciones, la inversión le corresponde a la Nación y por varios motivos: son tierras federales, el proyecto del tren lo financia el Estado nacional y cuenta con mayor capacidad económica en relación al municipio. Esto no significa que no podamos coordinar el financiamiento externo a la ciudad", remarcó.

En septiembre, Ramos había inclinado la balanza en contrario y ayer aclaró que la mesa tripartita "es el ámbito apropiado" para dirimir estas responsabilidades. "El gobierno tiene presupuestado los fondos para la renovación del tendido, pero es la Municipalidad, y sobre todo el gobierno provincial, quien debe hacerse cargo de despejar el trayecto y concretar las urbanizaciones, el trabajo social y las expropiaciones de terrenos que se demande", había dicho.

Para no dejar dudas, el secretario de Transporte fue más allá: "Seguro vamos a colaborar, pero Santa Fe y Rosario deben aportar financiamiento y hacer frente a su obligación de urbanizar las zonas carenciadas en los accesos, porque no es justo que todo el esfuerzo económico quede en manos de los contribuyentes nacionales".

Por lo pronto el tema no es menor si lo que se quiere es el regreso del tren a esta ciudad. El debate está abierto y el martes comenzarán las primeras definiciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS