Edición Impresa

Fein sobre Celiz: “En Rosario no hay privilegios para ningún ciudadano”

La intendenta rosarina Mónica Fein se refirió al juez de Faltas, Adrián Celiz, quien se negó a un control de alcoholemia y fue separado preventivamente de su cargo.

Jueves 29 de Enero de 2015

Tras la separación preventiva del cargo del juez de Faltas de la Municipalidad, Adrián Celiz, por haberse negado a un test de alcoholemia el fin de semana pasado, la intendenta Mónica Fein aseguró que es “inadmisible que un juez incumpla la normativa”, recalcó que en Rosario “no hay privilegios para ningún ciudadano” y sostuvo que “los concursos son el mejor mecanismo” para la designación del personal público. En ese sentido, reconoció que existe una “discusión legal” entre el poder Ejecutivo y el Concejo para determinar quién tiene que realizar esos concursos en el Tribunal de Faltas.
  Debido al curioso incidente que protagonizó el juez Celiz, a las 3 de del sábado en avenida del Huerto y Sarmiento, donde intentó evitar el control de tránsito y luego se mostró muy irritado cuando le retiraron la licencia de conducir y le remitieron el auto al corralón municipal, los concejales de la oposición, liderados por Roberto Sukerman y Norma López, del Frente para la Victoria (FpV), criticaron enfáticamente el método de selección de los integrantes del Tribunal de Faltas.
  A lo que Fein explicó: “Creo que la ciudad de Rosario es ejemplar. Actualmente, están entrando por un registro único de postulantes en el que se anotaron 45 mil personas. Y el ingreso y el ascenso dentro de la administración son por concurso público. En el caso de este Juez de Faltas, y algunos más, estaban transitoriamente hasta que se realice el concurso”.
  Poniendo la lupa sobre el sistema de concursos, la intendenta comentó: “Estamos en una discusión legal con el Concejo sobre quién debe hacer estos concursos. Nosotros creemos que debe ser el Ejecutivo, porque consideramos que un Juez de Faltas no es más que un delegado de la intendenta para aplicar las normativas correspondientes. Y el Concejo entiende que es otro poder, y por lo tanto debe participar el Concejo. Es una discusión de tipo legal”.
  Y agregó: “Pero sí estamos convencidos de que el concurso es el mejor mecanismo para designar no sólo a los jueces de Faltas, también a todos nuestros médicos, enfermeras, trabajadores sociales y demás. Creemos que Rosario es un ejemplo desde el ingreso, hasta el ascenso y con la evaluación de su personal”.
  En relación a la trayectoria del juez Celiz dentro de la estructura municipal, recordó que “esa persona entró como pasante. Hizo una carrera administrativa, por supuesto que es abogado y transitoriamente, como otros más, estaba cumpliendo ese rol en el Tribunal de Faltas hasta que hiciéramos el concurso. Lamentablemente no estuvo a la altura de las circunstancias”.

Normas para todos. Sobre la infracción que cometió Celiz, Fein se manifestó en forma tajante. “Es inadmisible que un juez de faltas incumpla la normativa. En ese camino, la ciudad demostró que no hay privilegios para nadie, ni para funcionarios, ni para jueces de faltas. Las normas están para todos, con más razón para aquellos que cumplimos una función pública”, sentenció la intendenta.
  Asimismo, elogió el comportamiento de los agentes de tránsito que llevaron adelante el operativo esa noche en la zona de la costanera central rosarina. “Estoy muy contenta de la actuación que tuvo el municipio. Hoy más que nunca los ciudadanos deben saber que no hay privilegios. En este caso, para nosotros es un ciudadano más, que incumplió las normas que estamos aplicando. Y, correctamente, la gente de tránsito le retiró el vehículo y el carné”, destacó.
  En tanto, Fein subrayó: “Como corresponde, le iniciamos sumario y tomé la decisión de retirarlo preventivamente de su función mientras dure el sumario y la investigación administrativa. Porque, como todo ciudadano, también merece su legítima
defensa”.

Una acción que “sorprendió” a la directora del Tribunal

La conducta del juez de Faltas, Adrián Celiz, ante la requisitoria de un control de tránsito que incluía prueba de alcoholemia, llamó la atención de toda la estructura municipal. “La verdad es que me sorprendió. Nunca habíamos tenido ningún inconveniente con él, todo lo contrario, siempre se mostró correcto, idóneo en la materia, y por eso nos llamó la atención a todos lo que pasó”, comentó Stella Splendiani, la directora general del Tribunal de Faltas.
  Sobre la foja de servicio de Celiz bajo su órbita, Splendiani relató que conoce al juez “desde agosto de 2014”, cuando se sumó al cuerpo de jueces de Faltas, aunque ya venía desempeñándose en otros cargos en el municipio. “Siempre pareció una persona pacífica, mediadora y conciliadora”, describió.
  “Tuvimos una pequeña charla y la verdad es que no dio muchas explicaciones. Creo que a veces la conducta y la mente humana pueden tener situaciones impredecibles, lo que ocurre es que uno tiene que saber cuál es su responsabilidad, y se tiene que contener, pensar y recapacitar sobre la función que uno tiene”, señaló Splendiani a LT3.
  Sobre los pasos que debe seguir el sumario interno, la funcionaria apuntó que “el municipio adoptó las medidas conducentes para que esto se esclarezca, sin ningún tipo de privilegio. La decisión de si Celiz seguirá o no en el Tribunal de Faltas, la tomará la intendenta (Mónica) Fein, una vez que se conozca el resultado de la investigación”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario