Edición Impresa

Fatal discusión entre vecinos por un perro que comió a una gallina

Un hombre de 32 años murió de un escopetazo y un hermano suyo fue gravemente herido. El presunto homicida se entregó minutos después.

Lunes 29 de Septiembre de 2014

Un hombre de 32 años murió y su hermano resultó gravemente herido en el marco de una reyerta que protagonizaron con un vecino en la zona oeste de la ciudad. Al parecer, la pelea se originó en una discusión luego de que las víctimas reclamaran al agresor el hecho de que un perro de éste se había comido una gallina que les pertenecía.

Luego del violento episodio el agresor, de 39 años, se presentó en la comisaría 32ª, donde quedó detenido. En tanto, al cierre de esta edición permanecía internado en grave estado el hermano del hombre asesinado.

Queja. Según relató a este diario una fuente policial, el sábado a la tarde Gabriel A. estaba en la casa del padre en Colombres y 27 de Febrero, una barriada en la que se levantan casas humildes de material y de casillas de chapa. En ese marco aparecieron en escena dos hermanos: Juan Manuel Mansilla, de 32 años, y Ezequiel David, de 27.

Según el vocero policial consultado, los Mansilla le recriminaron a Gabriel porque, al parecer, su perro había matado a una gallina de ellos.

Los decibeles de la disputa fueron escalando hasta que los hermanos volvieron a encontrarse con Gabriel en el cruce del pasaje 1.709 y Colombres, a una cuadra de 27 de Febrero y a unos 200 metros de la Circunvalación.

Al parecer, en plena discusión los hermanos exhibieron un escopeta y un revólver calibre 38 corto con la aparente intención de intimidar a su contrincante. Pero al parecer no lo lograron.

Según el portavoz consultado, en el marco del nuevo encontronazo, Gabriel A. logró quitarle la escopeta a uno de los Mansilla y acto seguido les disparó varios escopetazos. Ambos hermanos se derrumbaron malheridos al suelo.

A Juan Manuel Mansilla lo llevaron en un ambulancia del Sies al policlínico San Martín, pero murió a poco de llegar. Por su parte, Ezequiel fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez con una herida en el cráneo y anoche, al cierre de esta edición, permanecía grave y con pronóstico reservado.

 

Se entregó. Luego del violento suceso, Gabriel A. se subió a su Volkswagen Gol y se dirigió a la comisaría 32ª, donde quedó detenido. También entregó a las autoridades de la seccional las dos armas que, según dijo, portaban sus contrincantes.

La barriada donde ocurrió el violento suceso es una postal de la pobreza. Sobre 27 de Febrero en el cruce con Colombres hay un descampado rodeado por montículos de tierra. A pocos metros de allí, un vecino comentó que no conocía los detalles del episodio, pero se quejó de los "robos de motos" que ocurren "todas las noches en el barrio".

santa fe

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario